el madridista querido en barcelona

El cariño a Raúl en la media maratón de Barcelona: el triunfo en casa del 'enemigo'

Un madridista querido en Barcelona. Es lo que sintió Raúl González Blanco en su participación en la media maratón por las calles de la Ciudad Condal

Foto: Raúl junto a dos participantes en la media maratón de Barcelona
Raúl junto a dos participantes en la media maratón de Barcelona

Cuando le reconocieron, le paraban para hacerse fotos y saludarle con cariño. No se ocultó y corrió con una camiseta de color blanco. No era una provocación. Ni mucho menos. La sudó como uno más de los 19.000 participantes que tomaron la salida en la media maratón de Barcelona. Pero uno de ellos era un rostro conocido. Popular y durante muchos años un futbolista en tierra hostil cuando pisaba Barcelona y jugaba contra el equipo blaugrana en el Camp Nou. A nadie se le puede olvidar el día que mandó callar, con un gesto llevándose el dedo a la boca, al estadio culé. Raúl González Blanco fue la estrella del medio maratón de Barcelona.

A pesar de ser uno de los emblemas del madridismo, se confirma que Raúl se ganó el respeto por su deportividad dentro del campo. Entre los muchos amigos que dejó cuando colgó las botas está una leyanda del barcelonismo: Carles Puyol. Mantienen una excelente relación. Este fin de semana participó en una de las pruebas que tenía marcadas en su calendario y que tanta ilusión le hacían. Corrió la media maratón de Barcelona, con el dorsal 18690, y completó los 21,097 kilómetros con un tiempo de 1 hora, 24 minutos y 17 segundos. Corrió a una media de 4 minutos el kilómetro y su puesto en la clasificación fue el 1.207.

Cuando entró por la línea de meta no podía ocultar su satisfación y alegría. Sonreía, disfrutaba y lo celebraba. Un reto más para este deportista que dedica parte de su entrenamiento a participar en diferentes carreras populares. Hace unos días estuvo en otra de la Fundación del Real Madrid. Corrió junto a otro ex jugador y empleado del club: Álvaro Arbeloa. "Me ha gustado mucho. El circuito es muy bueno y he podido correr bien. Es mi primera media maratón en Barcelona y la terminé contento", comentó al finalizar la prueba.

Estrella por las calles de Barcelona

Raúl quería correr en Barcelona. Un deportista que ya sabe lo que es participar en otras grandes pruebas como la maratón de Nueva York. Pero en Barcelona se sintió como en casa. Buen recibimiento, con cariño y admiración. Algo que si se lo llegan a decir cuando era jugador del Real Madrid y su máximo rival era el Barça no se podría creer. El ambiente que se respiró en la carerra y su cercanía con el resto de participantes hizo que la mañana tuviera algo diferente por las calles de la Ciudad Condal.

Raúl celebró su participación y haber conseguido un buen tiempo. Un buen fin de semana, como él mismo reconoce, porque primero celebró el triunfo del Real Madrid en el derbi liguero disputado en el Wanda Metropolitano y después su carrera en la media maratón de Barcelona. Raúl es el entrenador del cadete B del Real Madrid. Precisamente ganó su primer título con el equipo filial blanco al Barcelona en la final del torneo de San Gabriel, la 'Challenge Cup'. Una de las leyendas del madridismo –con un palmáres de 16 títulos entre los que se encuentran 3 Champions y 6 Ligas– se prepara desde abajo para llegar a lo más alto de los banquillo. Y lo que no descuida es su forma física. Un atleta que disfrutó en Barcelona.

Atletismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios