en un mítin celebrado en getafe

Bruno Hortelano no logra batir sus récords pero hace un 'show' inédito en España

Bruno Hortelano no batió este miércoles sus récords de velocidad, pero logró un interés inusitado para un deporte que necesita hacer muchas más cosas así para reivindicarse

Foto: Bruno Hortelano, momentos después de correr el 200 este miércoles en Getafe. (EFE)
Bruno Hortelano, momentos después de correr el 200 este miércoles en Getafe. (EFE)

Bruno Hortelano no batió este miércoles el récord de España de 100 metros. Hizo 10.31, lejos del 10.06 que tenía previamente. En realidad, era algo previsible. Se ha pasado 25 meses sin mostrarse en la recta. Tampoco el de 200. 20.56 fue la marca, muy lejos del 20.04 que logró hace unas semanas en este mismo recinto. Verle correr es una maravilla estética, nunca descompone la figura y parece un avión sobre el tartán. La imagen, en este caso, no se conjugó con la marca. Llegaba para hacer algo histórico y en tiempo no lo consiguió, pero en eventos quizá sí.

Se calzó sus zapatillas azules y, por la calle cuatro, voló. Luego, en el doble hectómetro, lo mismo pero en la seis. Fue muy rápido, él es muy rápido, pero no a la velocidad máxima que ha alcanzado otras veces. Cuando terminó saludó a la grada, siempre con una sonrisa. En todo caso, logró algo que nunca antes se había visto en España.

Lo hizo en Getafe, ante un público entregado al atletismo. En las gradas de piedra del Polideportivo Juan de la Cierva se hablaba de marcas, de entrenamientos y también de las vacaciones del verano y el hecho de volver a rodar ahora que el calendario laboral se va olvidando del estío. Todo el mundo parece conocerse, porque el mundo del atletismo es pequeño en España. Uno de los méritos del atleta, de hecho, es haber logrado que este deporte se acerque más a aquellos que no suelen estar pendiente de lo que pasa en el tartán. Pero aquí están muchos incondicionales, los que saben de los ritos y se callan antes del disparo. Los que sacan el móvil para tratar de hacer un cronometraje manual. Los que se van sin récord pero contentos porque hoy el atletismo tiene algo más de nombre, un poso que antes no se dio.

Bruno Hortelano no logra batir sus récords pero hace un 'show' inédito en España

La personalidad del atleta

Bruno Hortelano es un 'rara avis' en el atletismo español. Es el único que puede montar un evento así, casi en soledad, como si más que una carrera se celebrase una velada de boxeo. En este caso es importante el deporte, por supuesto, pero también la personalidad del atleta, que ha conseguido enganchar a gente que antes era ajena a su deporte. Tiene el aura de los velocistas, con su guante negro en la mano izquierda y una mirada de extrema concentración que se le vislumbra desde el calentamiento.

Fue el propio atleta el que solicitó a la Federación Madrileña de Atletismo (FMA) que montara la prueba. "La idea no es el récord en sí, sino aprovechar el estado de forma de Bruno y sobre todo prolongar la temporada", explicó a 'Efe' su agente Alberto Armas. Tras los Campeonatos de Europa de Berlín, donde ganó un bronce con el relevo 4x400 y fue cuarto en el 200, la mayoría de atletas pusieron punto final a la temporada, pero Hortelano quiso estirarla un poco más e intentar atacar sus marcas.

El montaje final es excelente, con muy poco se ha conseguido mucho. La grada se ha llenado y hasta los poderes públicos se han presentado en la pista pensando que lo que iba a pasar era algo grande. Con o sin récord iba a serlo, lo que ocurre en Getafe es un hito para el atletismo nacional que no podía imaginarse hace unos años que iba a tener un artista de este relieve.

Bruno Hortelano no logra batir sus récords pero hace un 'show' inédito en España

"Me siento muy satisfecho, le agradezco a toda la gente que hay aquí. Espero que podáis seguir disfrutando", dijo, con la respiración entrecortada, segundos después de haber intentado su plusmarca del 100. Seven Nation Army, de los White Stripes, siguió sus palabras. Es otro clásico un poco manido del deporte español. Un par de horas después, tras el 200, volvió a dar las gracias: "Gracias por apoyar al atletismo español, os necesitamos, estar aquí es sentir ilusión por el atletismo y lo agradezco muchísimo". "No he logrado los récords, pero la intención era disfrutar de lo que yo amo, ha sido un año especial para mí, he tenido dos años complicados". Y, la frase definitiva, quizá la que mejor define a Hortelano: "He querido salir y disfrutar".

El mítin contó con tres series de 100 metros y tendrá otras tres de 200. En medio se celebrará también una competición de salto de longitud, indispensable para cumplir con el reglamento y que las marcas puedan ser homologadas. "Habrá cinco jueces, que cobrarán 31 euros cada uno, más los gastos de secretaría y vídeo de llegada. En total no llegan a los 250 euros. Si Bruno bate alguno de sus récords, será el récord más barato del mundo", declaró el presidente de la FAM, Isidro Arranz.

La pista es casi perfecta, de hecho es la misma en la que consiguió su récord de 200 en el último campeonato de España. El viento suele soplar en la decisión oportuna, pero no es lo suficientemente fuerte como para anular las marcas. El tartán, como se demostró en estos meses, es rapidísimo y Getafe, en el corazón de la meseta, tiene las ventajas que da la altura de 600 metros, un pequeño empujón más en un entorno en el que cada milésima cuenta. La forma no es la de hace un mes, y los cronos, consecuentemente, tampoco. Pero, en un día sin récord, lo que sí se logró es encontrar una velada de atletismo con aroma de algo más grande. Y eso, hoy en día, solo es Bruno Hortelano.

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios