las cuitas de una atleta de élite

Peleteiro se ve sin pista, pero Guadalajara se salta su fiesta para que se entrene

La medallista europea de triple salto, que competirá en el mitin de final de temporada de Zúrich, no logró que le abriesen las pistas de la Residencia Blume para ejercitarse

Foto: Ana Peleteiro, en los campeonatos de Europa. (EFE)
Ana Peleteiro, en los campeonatos de Europa. (EFE)

El atletismo español, aunque en proceso de mejora, no anda sobrado de referentes. Para la mayor parte de los deportistas su temporada terminó con los europeos, pero algunos otros buscan un poco más de tiempo y de rendimiento. Una buena delegación española ha acudido a los Campeonatos Iberoamericanos en Perú, aunque otros, quizá los de mayor nivel, se han mantenido en España con otros objetivos.

Es el caso de Bruno Hortelano, que ha conseguido que le monten una tarde ilusionante de atletismo en Getafe para que ataque sus récords de 100 y 200 metros, pero sobre todo los de Orlando Ortega y Ana Peleteiro, que serán los representantes españoles en los mítines de final de temporada de la Diamond League, la suma de las reuniones anuales más importantes. También acudirá un relevo femenino del 4X100.

La extensión del año atlético es una buena noticia para el atletismo español, que hasta hace no mucho veía las reuniones de Zúrich y Bruselas como un evento lejano, campeonatos solo para los muy aficionados, siempre como espectadores, no como protagonistas. Ese cambio reciente, sin embargo, parece no haber llegado todavía a las estructuras del deporte nacional, con frecuencia un paso por detrás de las necesidades del deportista.

Y eso lleva a que Ana Peleteiro, bronce mundial y europeo esta temporada en triple salto, se encuentre una mañana de sábado sin capacidad para poder entrenarse. Esta vez, y gracias a su exposición pública, tuvo final feliz. Ella se ejercita normalmente en Yebes, Guadalajara, en el grupo de Iván Pedroso, uno de los más prestigiosos en el mundo de los saltos. Están en fiestas y, con ello, las pistas del Valdeluz cerradas, según explica en su twitter la atleta. Eso impedía, en principio, su labor, aunque finalmente sería el ayuntamiento alcarreño el que mostraría flexibilidad con Peleteiro.

La solución obvia, la Blume de Madrid, no ha tenido tampoco respuesta. La llamada de la medallista, que no fue reconocida cuando dijo su nombre, solo sirvió para que le dijesen que las instalaciones solo estaban abiertas para gente en 'stage' de concentración, que no es el caso. Las pistas, que son propiedad del Consejo Superior de Deportes, no tuvieron hueco para Peleteiro, que se lamentaba de la situación.

"Mi temporada no ha acabado y me tocará entrenar en una cuesta de tierra llena de piedras para poder hacer las carreras de impulso que me tocaban hoy. Recemos para que no me tuerza un pie o algo similar. Muchas gracias", expresaba en la red social la gallega, evidentemente enfadada ante la situación.

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios