Maratón de Londres: Martín Fiz y la fórmula del superhombre que ha batido récords: Hay vida con más de 50
ganador de los seis grandes maratones

Martín Fiz y la fórmula del superhombre que ha batido récords: "Hay vida con más de 50"

La edad no es obstáculo para superarse y conseguir los retos. Lo acaba de demostrar Martín Fiz, que a sus 55 años, ha ganado la maratón de Londres y ya tiene los 6 Majors

Foto: Martín Fiz, a sus 55 años, es la primera persona que gana las seis grandes maratones. (Efe)
Martín Fiz, a sus 55 años, es la primera persona que gana las seis grandes maratones. (Efe)

El deporte español tiene un superhombre, un atleta de hierro, incombustible y un ejemplo de longevidad con las zapatillas. El asfalto no le retira. No puede con él. La edad no es un obstáculo para cumplir sueños que parecen inalcanzables. Martín Fiz ha sido el primero de su categoría, (más de 50 años) en el Maratón de Londres, disputado en unas condiciones climatológicas adversas, y con un tiempo de 2h37:22. A la segunda fue la vencida después del segundo puesto del año pasado y, por fin, el vitoriano puede decir ya que es el primero en ganar los 6 Majors en su categoría tras los éxitos en Nueva York (2015), Tokio, Boston, Berlín (2016) y Chicago (2017). El primer atleta del mundo en conseguirlo.

A los 38 años se retiró del deporte de alta competición, pero no guardó las zapatillas en el trastero ni se abandonó. Todo lo contrario. Fue marcando retos adaptados a su edad, al desgaste acumulado y la pasión que le impedía tirarse en el sofá y convertir su rutina en un ser pasivo. Martín Fiz es el ejemplo de que se puede seguir corriendo con cualquier edad, que se puede seguir siendo activo y que la salud no sólo consiste en tener un buen físico sino también en la motivación. Huir de lo sedentario. Esta es la energía que le ha llevado a conseguir el reto marcado de los 6 Majors. Sentir que podía seguir superándose y demostrar al mundo que hay vida más allá del deporte de alta exigencia.

Martín Fiz cuenta a El Confidencial cómo ha sido su experiencia en la carrera londinense y qué siente al ser el primer ser humano (hombre y mujer) que gana los seis grandes maratones: “Me siento feliz y he cumplido un sueño porque es un reto que perseguía desde hace tres años. Lo he conseguido en unas circunstancias adversas por el calor (más de 22 grados en Londres) de la carrera. Fue un día contra la salud y, sinceramente, estoy feliz, pero reventado y dañado porque sufrí mucho con el clima y un percance. En el kilómetro 6 me tropecé con un badén, caí al suelo y me hice daño en la pelvis. Más que el dolor muscular, porque sufrí magulladuras, sentí el dolor mental porque veía que los corredores se marchaban. Conseguí levantarme anímicamente y seguir adelante. Por eso, quizás, el triunfo sabe mejor”.

Más de 300.000 kilómetros en sus piernas

Para quien ya tenga una cierta edad puede ilusionarse con la gesta de Martín Fiz, pero sobre todo con el ejemplo de que a los 55 años se puede ser, todavía, un chaval. El secreto del vitoriano no está sólo en el físico. La pasión por correr es su motor y así nos lo cuenta: “A lo largo de mi vida profesional he corrido más de 300.000 kilómetros. Muchos vehículos no pasarían la ITV con esta cifra, pero yo no he perdido la pasión por este deporte porque he hecho de mi hobby mi profesión. Ahora recibo muchos mensajes de felicitación de gente de todo el mundo que está satisfecha por lo que he conseguido y me alegra poder ser un ejemplo. A todos les digo que hay vida después de los 50 años y que se pueden desempolvar las zapatillas y salir al asfalto. Para mí esto ha sido una locura, pero es mi pasión y me emociona”.

¿Cuál es la rutina que hace posible que Martín Fiz, con 55 años, siga siendo un chaval? Hemos hablado de la pasión, pero detrás hay mucho sacrificio, talento y un plan: “En estos últimos cuatro meses he cuidado muchos detalles. Como descansar bien, la dieta y adaptar los entrenamientos. Peso 54 kilos, lo mismo que cuando competía al más alto nivel. Pero ahora la dieta es estricta porque a mi edad ya empiezas a perder masa muscular y tengo que comer más proteínas que hidratos. No hay más que esto y, como digo, la pasión por correr, que es la clave”. Martín Fiz se va a tomar un respiro en Armentia (Vitoria) y en su entorno volverá a pensar y motivarse para marcarse más retos. Porque aquí no va a parar.

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios