"ahora mismo todo es una mierda"

El drama de Martos: termina los 3.000 obstáculos con los hombros luxados

El atleta español sufrió una caída en la primera serie de los 3.000 metros obstáculos. Sufrió la luxación de los dos hombros, pero consiguió llegar a la meta

Sebas Martos no olvidará la ría del Estadio Olímpico de Londres. Allí tropezó este domingo por la mañana y allí se hundieron sus esperanzas de meterse en la final de los 3.000 metros obstaculos de los Mundiales de Atletismo. El español se cayó mediada la primera serie de clasificación y dio con sus huesos en el suelo. Allí, arrodillado, pasó unos segundos que se le hicieron eternos, pero tras los que decidió continuar pese a tener los dos hombros luxados, según contó luego él mismo.

"Me he caído por saltar algo más despistado de lo normal, algo que le puede pasar a cualquiera. Lo malo es que al caer, además del golpe en la cabeza, me he luxado los dos hombros a la vez al intentar parar el cuerpo con los brazos", explicó el propio Martos horas después a través de un mensaje publicado en su perfil de Twitter​. "En ese momento se me ha venido a la cabeza mi vida entera desde que comencé a correr y, durante esos 5 segundos de shock, solo pensaba en levantarme y correr aunque tuviera fuera de sitio mis dos hombros", relató.

Martos, tres veces campeón de España de la prueba y oro europeo sub-23 en 2011, tenía como objetivo alcanzar por primera vez la final mundial, pero todo se desvaneció a tres vueltas para el final. Pero el jienense decidió no tirar la toalla y continuar, apoyado por el público que poblaba las gradas en la sesión matinal. "Han sido increíbles esas 3 vueltas, creedme que se me han pasado por la cabeza todas las personas que me han ayudado y, aunque mi cuerpo llevaba 3kg más aguan encima, con la adrenalina he conseguido acabar con decencia y hasta ganar al turco", comentó. Acabó penúltimo con 8:51, a casi 30 segundos de la cabeza, pero por delante de Tarik Langat Akdag.

"Es el momento más amargo de mi vida, nunca había apostado tan, tan fuerte por algo en este mundo. Creéis que no ha valido para nada todo esto, pero eso no es así (...) Mi mentalidad es agresiva y positiva a la vez. Si este año lo he dado todo por esto, por qué no lo iba a hacer después de esa caída. En las 3 rías después del pepinazo pensaba en reventar ese puto palo que me ha quitado esa final. Pero bueno, no sé, ahora mismo todo es una mierda, pero me cago en mi p... vida. Esto no se va a acabar aquí. Vendetta", escribió Martos, que ya descansa en el hotel sin secuelas físicas importantes de la caída.

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios