Mo Farah, el indiscutible rey del fondo al que los británicos no ven como uno de los suyos
  1. Deportes
  2. Atletismo
sospechoso por su relación con alberto salazar

Mo Farah, el indiscutible rey del fondo al que los británicos no ven como uno de los suyos

Ganó con contundencia el 10.000 y aspira en Londres a un nuevo doblete. A pesar de su talento no se ha metido entre los mejores deportistas anuales en las listas de la BBC

Foto: Mo Farah. (Reuters)
Mo Farah. (Reuters)

El hachazo fue definitivo pero no sorprendente. Mo Farah ha acostumbrado ya a los aficionados al atletismo a ver las pruebas de fondo sabiendo cuál es el final, por el simple disfrute de verle correr. Los apostadores lo tenían claro, solo el prodigio Van Niekerk aparecía como más favorito en su prueba que el británico en los diez kilómetros. Ha ganado su décimo oro consecutivo en pruebas de fondo en grandes competiciones. Si el fin de semana que viene se impone en el 5.000, donde por descontado también es favorito, completará un nuevo doblete. No es solo uno de los mejores atletas de la actualidad, es uno de los mejores deportistas de siempre.

Esos últimos metros, 200 esta vez, son los que le diferencian del resto de los seres humanos. Sus rivales, todos africanos, intentaron hacer una carrera dura. Va siendo mayor Farah, a ver si aguanta, debieron pensar. Los ritmos eran exigentes, obilgando a bajar de los 27 minutos. Nada importó. Tanui, Yimer, Hadis, Toroitch, Kifele, Amlosom, Cheptegei… pongan los nombres que quieran, a la hora de la verdad hay uno y solo uno, es de genes africanos pero inglés por convicción.

Foto: Usain Bolt quiere despedirse con dos oro más. (EFE)

Y, aunque el mundo del atletismo gira a su alrededor, nunca parece tener el reconocimiento que merece. Farah nació en Mogadiscio, la capital de Somalia, y llegó a Reino Unido cuando tenía ocho años. Allí le esperaba su padre, inglés de nacimiento. Su carrera deportiva es, por lo tanto, producto absoluto de la cantera inglesa. Sin embargo solo ha conseguido estar una vez nombado entre los tres mejores deportistas británicos del año. Nunca ha ganado el premio grande, a pesar de que los méritos de Farah son incontrovertibles.

El premio que le huye

Pero no, el premio de la BBC le evita sistemáticamente. Para su enfado, también para el de algunos de sus rivales. El año pasado, que era olímpico, Farah ganó dos oros en Río. No estuvo entre los ganadores, pero sí encontró un puesto Alistair Brownlee, segundo tras Andy Murray. "Es muy triste", decía el triatleta tras conocer la noticia. "Los éxitos de Mo son increíbles, es algo que nadie en este país ha hecho antes y que probablemente nunca nadie volverá a hacer. No es algo que se vea todos los años", comentaba el mayor de los hermanos dominadores del triatlón.

Y ¿entonces? No ayuda que Farah no sea nacido en Reino Unido, tampoco que se entrene fuera. "La gente no le ve suficientemente británico", explicaba Brownlee, que iba más allá, intentando señalar que deberían de pensar todo lo contrario. "Es muy triste, porque para mí es una historia perfecta del Reino Unido, y sobre eso deberíamos hablar. Una persona que viene aquí siendo muy joven, como un refugiado, un maestro de escuela identifica en él algo brillante y representa al país como el mejor del mundo. Creo que es una fantástica historia británica", argumentaba el deportista.

placeholder
Farah tras ganar la prueba de los 10.000 metros.

También el tercero en el podio, el jinete Nick Skelton, se reconocía incómodo por la ausencia de Farah entre los premiados: "Creo que yo hubiese votado por él, lo que hace es espectacular, hay mucho trabajo en su cuerpo, ganar todos esos dobletes de oros le hace merecedor del premio".

"Sí, es un poco raro, yo también creo que debería de haber estado entre los tres deportista del año". El fondista, por descontado, no es ajeno a la polémica. Ha ganado todo varias veces, aunque eso no le sea suficiente para entrar en los fastos de final de año. Él, que sabe de marketing, intenta no patalear y restarle importancia. "Piensas un poco en el tema pero, en realidad, ¿qué le vas a hacer? Correr y ganar medallas para mi país es lo que me mueve y nadie puede quitarme lo que he conseguido, eso significa mucho cuando me pongo mi traje del equipo británico".

placeholder
Mo Farah celebrando la victoria con su hijo.
Reino Unido
El redactor recomienda