segunda mejor marca junior de todos los tiempos

Ramil Guliyev, el nuevo aspirante blanco a bajar de los 10 segundos en 100 metros

Se pasó tres años sin competir por un problema en la nacionalidad, ya que es nacido en Azerbaiyán pero compite por Turquía. 10.02 en Finlandia, su última gran marca personal

Foto: Ramil Guliyev. (Reuters)
Ramil Guliyev. (Reuters)

Sale horríblemente mal, pero mantiene la velocidad como ninguno de los demás. Son los Juegos de la Solidaridad Islámica o, lo que es lo mismo, la nada absoluta en el atletismo. Pero algo sorprende en el tartán de Bakú. Ramil Guliyev ha conseguido remontar desde la última posición a la primera sin casi inmutarse. Ha parado el reloj en 10.06, una marca muy buena, especialmente si se tiene en cuenta que es blanco. ¿Es casualidad?

Han pasado quince días, reaparece Guliyev. De nuevo en el 100, aunque teóricamente su mejor prueba es el doble hectómetro. La reunión es algo más importante, los Juegos Paavo Nurmi. En Finlandia, por supuesto. Hay viento a favor de 1,5 metros por segundo, legal por lo tanto. La salida, de nuevo, no es excelente. Parece detenido en los tacos mientras en las calles de su alrededor vuelan. Lleva manga larga en los brazos y parece bloqueado, pero no es más que un efecto óptico. En los metros finales sus rivales empiezan a rasgarse, él sigue convencido, volando.

La pregunta es obvia ¿puede bajar de 10 segundos? Lo más fácil, probablemente lo correcto, es pensar que sí. Al fin y al cabo son solo tres milésimas. No es que la marca sea algo imposible, cada año hay un buen número de atletas que traspasan esa barrera. El récord del mundo, de Usain Bolt, es de más de cuatro décimas de segundo menos. Claro que todos ellos tienen normalmente algo en común: no son blancos. Guliyev aspira a ser el segundo atleta en bajar de 10 segundos de su raza. Solo Christophe Lemaitre, una flor de otro mundo, lo ha logrado hasta el momento. Esto, de todos modos, también es algo que va cambiando. Cada vez más atletas blancos se acercan a esas marcas. El nivel intermedio va subiendo poco a poco.

"Es un poco diferente tiene una manera de correr que a mí me gusta, y cada vez se ve más, más centrado en la amplitud de carrera que en la frecuencia, Dafne Schippers es algo así, no van tanto a una frecuencia altísima sino más al desplazamiento, a él se le ve desde el metro 50, donde se mueve con mucha naturalidad", explica Ángel David Rodríguez, uno de los mejores esprinters españoles de todos los tiempos. "Da siempre la sensación de correr tranquilo, aunque no salga del todo bien en los tacos, pero eso también es relativo, porque ya ha hecho final en algún mundial de pista cubierta. Yo siempre he pensado que podía hacerlo mejor".

Y el caso es que no lo parece. Es alto, pero no enorme como Bolt. No parece tener una musculatura hipertrofiada, no destaca por su envergadura. Aunque esto también tiene truco. Incluso de apariencia es alguien normal, con entradas, como cualquier persona que te puedes encontrar por la calle. Claro que el resto de seres humanos no corren a diez metros por segundo o no son muchos los que consiguen hacerlo, al menos.

Cuando se ve su instagram se entiende que Ramil, por más normal que parezca, es un físico privilegiado. 105 kilos en arrancada, 130 en banca. Y sin parecer un esfuerzo mayúsculo, porque este atleta tiene naturalidad. "Es un atleta que sube mucho de peso en época de carga, tiene muchísimo trabajo de gimnasio", explica Ángel David Rodríguez que le define como un deportista "muy currante".

#hardtraining #gym #ggym #power #powerful #strong #benchpress

Una publicación compartida de Ramil Guliyev (@grame90) el

Problemas con la nacionalidad

Ni siquiera es especialmente joven, con 27 años está en una etapa de apogeo, no es un juvenil que vaya a revolucionar todo esto. Aunque en su carrera esto tiene una explicación con tinte de burocracia. En estos años no ha sobresalido, aunque ha sido siempre uno de los actores de la élite europea. Ahora, sin embargo, parece haber dado un paso más. Solo así puede considerarse el recorte que le está haciendo a sus marcas entre mayo y junio de esta temporada. Vean otra vez el vídeo, cómo mantiene la velocidad. Sí, puede bajar de diez segundos.

Profundicemos un poco más en Ramil ¿quién es? Pues, para empezar fue el segundo corredor junior más rápido de la historia en los 200 metros. 20.04, una muy buena marca solo superada por... Usain Bolt. Palabras mayores, claro. El atleta Jamaicano es el mejor esprinter de todos los tiempos, uno de los que aspira sin dudar a estar entre los mejores deportistas que jamás se han visto.

Guliyev nació en Bakú lo que, en principio, debería hacerle un atleta azerbaiyano. No lo es. Hasta 2011 lo fue, pero cambió su nacionalidad por la turca. Y eso fue un problema, uno de los motivos por los que aquel maravilloso junior desapareció del mapa. Tres años sin competir porque su federación de origen así lo decidió. Desde Bakú aseguraron que Turquía había pagado por su talento, él se sintió maltratado. "En algún momento me comentó que había problemas familiares detrás de todo aquello", explica el 'Pájaro'.

¿A dónde puede llegar? Rodríguez ve claro que puede rebajar los 10 segundos, aunque solo sea porque ya lo está rozando. Rodríguez le ve capaz, pero sobre todo cree que puede mejorar mucho más aún en el 200. "Le vi en Andújar hace unas semanas y no me extrañaría que estuviese en 19.80. No deja de ser un finalista olímpico, el talento que siempre estuvo ahí, el del junior prodigio, empieza a sobresalir aún más. Ramil Guliyev. No se olviden de ese nombre, porque lo van a escuchar más veces.

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios