batió su récord en el mitin de madrid

Ángel David Rodríguez: "Hortelano es mejor aún en los 200 metros"

El anterior plusmarquista nacional de los 100 metros da la bienvenida a su sucesor en la marca. Explica las fortalezas técnicas y mentales de la sensación de la velocidad nacional

Foto: Hortelano corre en el mitin de Madrid (EFE)
Hortelano corre en el mitin de Madrid (EFE)

Ángel David Rodríguez ya no es el español más rápido de siempre, pero no parece importarle demasiado. Son los tiempos, que corren, y salen chicos como Bruno Hortelano con el hambre y el talento suficiente para derrocar las marcas que en algún momento parecieron imbatibles. En las pistas de Moratalaz el Pájaro, como se conoce a Rodríguez, sabía que podía pasar algo grande. Pero igual no tanto. "Me sorprendí bastante, pensaba que estaba para hacer mejor marca de la que yo tenía, pero no mucho mejor y encima dos veces", cuenta el sprinter español en respuesta a El Confidencial. 

 

[Hortelano, 10.06 en 100 metros]

Cuando le toca definir a Hortelano, la sensación de la velocidad española, no le destaca por el físico sino por su buen trabajo. "Tiene una muy buena base técnica, físicamente no es que destaque por ser muy fuerte o muy frecuente, pero es rápido y tiene mucha técnica detrás", explica. En su siguiente frase apunta a otra cualidad, una que nada tiene que ver con las piernas: "Es mentalmente muy duro, sabe enfocar muy bien, descansar muy bien...".

[El español más rápido de la historia]

La mentalidad es clave en cualquier deporte, también cuando se trata de ser más rápido que los demás. En ese sentido Bruno Hortelano tiene mucho ganado porque todos los que le conocen destacan además su inteligencia. Y su biografía, que recuerda el pájaro, reafirma esa sensación. "Estuvo en la Universidad de Cornell con una beca estudiantil, no atlética", explica. El centro es de mucho prestigio a nivel mundial y su especialidad suena a cualquier cosa menos a un trámite. Ingeniería biomédica, ni más ni menos. Su amor por la ciencia es una herencia familiar. "Los padres eran profesionales de la química, unos trotamundos, y la educación que da eso está presente en él", cuenta Ángel David. 

Un atleta atípico

Bruno Hortelano no es una figura corriente en el deporte español. Cuando se graduó en Cornell decidió quedarse allí, con los mismos entrenadores, pues era la mejor manera que encontraba para alcanzar el éxito. "Es una situación especial, por formación no he tenido las condiciones del deportista puro español", dice Rodríguez. 

Cuando aparece en un marcador 10.06, la marca de Hortelano -ocho centésimas más rápida que la de Rodríguez- la imaginación se dispara rápidamente. Menos de diez segundos ¿es posible? solo un atleta blanco, el francés Lemaitre, ha sido capaz de ese hito. "Claro que sí es posible, el promedio de los 100 metros desde los finales de los 70 hasta ahora ha mejorado mucho, es una de las pruebas que más evolución ha tenido. La mínima en los Juegos de Pekín era de 10,28; la de Sidney 10.32 y ahora está en 10.16. Todos hemos ido superándonos mucho", opina Rodríguez. 

Y toda esta prolija explicación esconde un secreto, conocido en el atletismo pero chocante al mismo tiempo. Bruno Hortelano tiene más potencial en una carrera que no son los 100 metros. "Él es mejor en doscientos y su objetivo a nivel mundial está en esa prueba. Ya estuvo en 2013 en unas semifinales de unos Mundiales y su objetivo es mejorar eso. Lo tiene más realizable", cuenta su competidor, rendido a sus marcas. 

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios