SALTAR BAJO BANDERA DEL COI NO ES UNA OPCIÓN

Es más fácil que a Ruth Beitia le den el bronce de Londres a que Isinbayeva no esté en Río

El historiador Fernando Arrechea no concibe unos Juegos Olímpicos sin atletas rusos y argumenta por qué la federación de Isinbayeva está a tiempo de reaccionar para que se le retire la suspensión

Foto: Isinbayeva en su victoria en el Mundial sobre la pista del estadio de Luzhniki (Moscú).
Isinbayeva en su victoria en el Mundial sobre la pista del estadio de Luzhniki (Moscú).

“¿Por qué los que son como yo deben sufrir por los errores de deportistas irresponsables que optaron por consumir sustancias prohibidas? Me gustaría dirigirme a la IAAF para que investigue de manera más objetiva cada caso por separado”. La rueda de prensa de este lunes de Yelena Isinbayeva fue un paso en su objetivo de disputar los Juegos Olímpicos de Río, su última competición antes de retirarse. Su problema no está en la pista, sino fuera de ella, con la suspensión cautelar que la IAAF ha impuesto a su federación, la rusa. Por si acaso, hasta su entrenador había comentado con la “posibilidad” de que la rusa participara bajo la bandera olímpica, algo sin precedentes e improbable. Pese a la actual situación, “es más factible que Ruth Beitia suba al podio de Pekín 2008 a ver unos Juegos sin los atletas de Rusia. Irán por lo civil o lo criminal”, comenta el historiador Fernando Arrechea.

“Si los atletas (rusos) no pueden participar en ninguna clasificación, entonces la situación es clara: si no te clasificas, no puedes participar en los Juegos”. La opinión de Thomas Bach, presidente del COI, sobre una supuesta participación de Isinbayeva en Río con una equipación olímpica está en sintonía con la de Arrechea: “No hay antecedentes ni está recogido en la carta olímpica. No es posible. Otras veces ha pasado cuando el comité olímpico del país en concreto no estaba reconocido o estaba en un limbo jurídico, como el caso en el pasado de Sudán del Sur o las Antillas Holandesas”, pero en este caso, como indica Bach, “la situación es clara”. La rusa de 33 años también ha reconocido “no” estar “segura de que sea posible competir bajo la bandera olímpica. Sobre esto se está hablando ahora entre los círculos deportivos, pero nadie sabe nada en concreto”.

“Al final, este asunto quedará en medidas correctoras, sancionando a algunos deportistas y entrenadores. Están reaccionando, ya han cerrado el laboratorio de Moscú… Si esta suspensión hubiera llegado cerca de los Juegos dudaría, pero con tanto tiempo y en un país como Rusia… tienen que estar, por lo civil o lo criminal. Los atletas rusos irán preparándolo como si nada”, explica Arrechea desde el prisma que le da su visión histórica del acontecimiento.

¿Bastará con una reestructuración interna? “Quizás lo que sí veamos sean cambios en el medallero. Tal vez Ruth Beitia sea bronce en los Juegos de Londres (terminó cuarta, por detrás de las rusas Chicherova (primera) y Shkolina (tercera)) o Pekín 2015 (finalizó quinta pero hubo dos rusas en el podio: Kuchina y Chicherova (bronce)). Aunque para este tipo de desenlances pasarán años…”, comenta Arrechea.

Río, la última vez para Isinbayeva

“Los atletas dopados deben ser castigados y los que estén limpios deben ser protegidos”, exigió Thomas Bach este domingo. En este sentido, Isinbayeva parece estar en ese lado de los “protegidos”. Debido a su reciente maternidad, la pertiguista se mantuvo al margen del tartán durante 18 meses, hasta el pasado mes de febrero. Por aquel entonces comenzó unos entrenamientos para adaptar su cuerpo nuevamente a su disciplina deportiva, intensificando dicha práctica a partir de septiembre. Para llegar en el mejor estado posible “las competiciones oficiales son siempre muy útiles”, comentaba hace unos meses su entrenador Trofimov, quien apuntaba que “Río será el final. Después dirá adiós al atletismo. Siempre hay un límite”. A sus 33 años y como lleva haciendo durante tres lustros -compitiendo al más alto nivel-, el “límite” quiere establecerlo ella misma, no que sea impuesto.

Vitali Mutko, ministro de deportes de Rusia, aseguró en estos días que el “99% de los dirigentes” de la actual Federación de atletismo serán cambiados por “gente nueva con ideas modernas”. Y con este panorama, Isinbayeva “es una de las candidatas para asumir un cargo ejecutivo”. Con siete mundiales, dos medallas de oro (Atenas 2004 y Pekín 2008) y una de bronce (Londres 2012), la poseedora de 28 récords mundiales es un patrimonio de los Juegos, el atletismo y Rusia… parece impensable que su figura se marche por la puerta de atrás si es por culpa de terceros y sin intentar una nueva proeza: saltar por encima de los 5,10 metros (el actual récord está en 5,06 y es de Yelena).

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios