LA CÁNTABRA AFRONTA LA FINAL DE ALTURA

Los pronósticos se cumplirán para España si Ruth Beitia logra otra medalla

No importa que tenga 36 años, que se haya retirado y que haya vuelto pisando más fuerte que nunca, Ruth Beitia va a por todas en este Mundial y este sábado afronta la final de salto de altura

Foto: Ruth Beitia, durante la clasificación (Reuters).
Ruth Beitia, durante la clasificación (Reuters).

No importa que tenga 36 años, que se haya retirado y que haya vuelto pisando más fuerte que nunca, Ruth Beitia va a por todas en este Mundial de atletismo. La capitana de la selección española, afronta este sábado la final de salto de altura (12:30 hora española/TDP) a la que llegó tras saltar 1,92 sin ningún fallo. El Mundial de Pekín es el séptimo de su carrera deportiva al aire libre. En todo ellos, su balance es de una medalla de bronce, la que logró en Moscú 2013. Beitia será la mayor de las trece finalistas y será precisamente de esa experiencia de la que se valga para tratar de subirse al podio en tierras chinas. “No me conformo con nada”, reconocía tras saberse en la final. 

Será en esa final donde el listón estará más alto que nunca. Beitia llegó a Pekín en el segundo lugar del ránking mundial con 2,00 metros, a sólo dos centímetros de su récord nacional y sólo superada por la campeona olímpica, la rusa Anna Chicherova, tres años más joven, una atleta de 2,07 que encabeza la lista con 2,03. Además de cruzarse con las mejores del mundo, la capitana también se encontrará con la juventud de la mayoría de sus rivales. La australiana, Eleanor Patterson, con 19 años es la más joven de las saltadoras, no había nacido cuando Ruth ya llevaba dos Mundiales. 

En la calificación, más allá de la marca, saltó 1,92 sin ningún fallo, Beitia ofreció una muy buena imagen. “Me veo fenomenal, ojalá pueda luchar por las medallas”. La cántabra se ve capaz de saltar “mucho más” que ese salto que metió en la final y es consciente de que para subir al podio será necesario estar cerca o incluso superar los 2,00 metros. “La medalla estará por encima de los dos metros”. La actual doble campeona de Europa tendrá entre las rivales más destacadas a la favorita, la rusa Anna Chicherova, a la pola Kamila Licwinko, que saltó 2,02 en pista cubierta pero que ha tenido problemas físicos, la rusa María Kuchina (2,00) y la croata Blanka Vlasic, que este año tiene 1,97 al aire libre. 

Pese a que después del cuarto puesto logrado en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, Ruth Beitia anunció su retirada, ya ha quedado más que en evidencia que su vuelta ha sido un acierto total. Desde entonces, ha conseguido dos primeros puestos en Europeos, de pista cubierta en Gotenburgo (Suecia) y al aire libre en Zúrich (Suiza). Además logró dos terceros puestos en Mundiales, al aire libre en Moscú (Rusia) 2013 y en pista cubierta en Sopot (Polonia). Además de ese bronce en Moscú, ha logrado un quinto puesto en Berlín 2009, un sexto en Osaka 2007 y el undécimo en París 2003. Sólo en dos ocasiones (Helsinki 2005 y Daegu 2001) ha quedado fuera de una final. 

La cántabra siempre insiste en ir día a día, pero con los Juegos Olímpicos de Río a un año vista, las esperanzas del atletismo puestas en Beitia son máximas. "Estoy feliz, disfrutando muchísimo. Creo que llego en uno de mis mejores momentos en todo, tanto física como psicológicamente, y el equilibrio y las oportunidades están para aprovecharlas. Creo que es mi momento", aseguró. Si la capitana logra subirse al podio, España cumplirá con los pronósticos de medallas en este campeonato después del oro que logró Miguel Ángel López en marcha. “El oro de Miguel Ángel no me quita ninguna presión porque no hay nada. Esto es un deporte individual. Eso sí, me encantaría igualarle”, aseguró. 

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios