Es noticia
Menú
Cuando España celebró más el oro de Usain Bolt que el suyo propio
  1. Deportes
  2. Atletismo
EL JAMAICANO SE LLEVA TODA LA ATENCIÓN

Cuando España celebró más el oro de Usain Bolt que el suyo propio

Tanto Bolt como Miguel Ángel López habían logrado lo mismo, un oro, pero en España la mayor parte del espacio deportivo dedicado al atletismo fue para Bolt. Los atletas españoles han alzado la voz

Foto: Usain Bolt graba la ceremonia de entrega de las medallas (Reuters).
Usain Bolt graba la ceremonia de entrega de las medallas (Reuters).

En un fin de semana cargado de acontecimientos deportivos, los nombres propios peleaban por su correspondiente cota de protagonismo. El mundo del atletismo tenía su mirada fija en Beijing, escenario donde se celebra el Mundial. España se levantó con inmejorables noticias llegadas desde Asia: Miguel Ángel López se había colgado la medalla de oro en los 20 kilómetros marcha. Muchos se preguntarían quién era el primer protagonista del día y qué disciplina había conquistado. No sucedió lo mismo horas después cuando Usain Bolt irrumpió en el Nido, renació y volvió a dejar al mundo boquiabierto. Tanto el jamaicano como el español habían logrado lo mismo, bañarse en oro, pero en España la mayor parte del espacio deportivo dedicado al atletismo fue para Bolt. Los atletas españoles no han esperado para hacerse oír.

Igual que muchos futbolistas apuntan que lo peor que le podía pasar a Cristiano Ronaldo es coincidir con Leo Messi en tiempo y espacio, la mala fortuna de Miguel Ángel López radica en que decidió ganar una medalla de oro el mismo día que Usain Bolt. Hacer sombre a la figura del jamaicano es difícil, por no decir imposible. Los 9,79 segundos firmados en los 100 metros no deberían eclipsar la hazaña del atleta murciano, no en vano se trata del activo más valioso del atletismo español. El oro el los 20 kilómetros marcha, impoluto, brillante y elegante como su carrera y técnica, le convirtió en el encargado de recoger el testigo de Valentí Massana en su misma disciplina y el de Abel Antón en el atletismo español. Con el mismo logro, la diferencia es tan simple como lapidaria: Bolt es conocido en cualquier rincón del planeta… y López no. Probablemente muchos español supieron quién era Miguel Ángel este domingo.

Así las cosas y teniendo en cuenta que la mayor parte del espacio reservado para la información deportiva se la lleva el deporte rey, el resto de deportes se ven obligados a repartirse las migas que deja el fútbol. Es ahí donde el hueco del atletismo tuvo que dirimir entre Bolt y López y surgió la polémica. La mayor parte de los medios nacionales se inclinaron por dar más relevancia al jamaicano, acción criticada por los atletas patrios que no entendieron la decisión de centrarse en un atleta extranjero antes que en uno español si ambos habían conseguido lo mismo: una medalla de oro en sus respectivas disciplinas. Isabel Macías no dudó a la hora de alzar la voz en su cuenta personal de Twitter: “Ayer me encantó Bolt, pero... ¿merece más espacio en las portadas nacionales que Miguel Ángel López?”.

La atleta zaragozana no fue la única. Su comentario estuvo respaldado por el de otros compañeros como José Ignacio Díaz o Luis Alberto Marco. Lorenzo Albaladejo se hizo eco de una recopilación de porrtadas en las que la presencia del oro en los 20 kilómetros marcha era meramente testimonial: “Cuando un campeón del mundo recibe tan poca atención es que quizás no lo merezcamos”. En la misma línea se pronunció Julia Takacs, atleta nacida en Hungría que lleva viviendo en España desde los 14 años, especializada en marcha atlética: “Me alegro mucho por Bolt, pero el hombre del día es Miguel Ángel López. ¡El mejor de los mejores!”. El mismo camino siguió Fani Fortes, bicampeona de España de heptatlón: “Qué grande eres Miguel Ángel López. Esto sí que es una gran noticia para el atletismo español”.

Las críticas del atletismo español chocan contra un poderoso muro: el de la publicidad. Los que conocen bien a Miguel Ángel López le definen como una persona a la que le gusta pasar completamente desapercibida, tanto que le hace carecer de carisma. Usain Bolt es el caso contrario. Este domingo se convertía en el atleta con más medallas de oro (9) en la historia de los mundiales, se trata de un diamante en bruto dentro y fuera de la pista. No en vano, en un año gana veinte veces más que cualquier sprinter de élite. Lo cierto es que más del 90% de los ingresos que Bolt percibe en un año -y que pueden llegar hasta los 24 millones- proceden de sus contratos publicitarios: gracias al de Puma se embolsa alrededor de nueve millones de dólares por año. El atleta jamaicano siempre está presente en las listas de los deportistas mejor pagados acompañado de jugadores de la NBA, futbolistas, tenistas… deportistas que salen en la televisión mucho más que Bolt. El jamaicano genera un interés mediático que engancha, tanto como para pagar 700 euros por ver una final en la que participa él y para que en España se celebre más su oro que uno propio.

En un fin de semana cargado de acontecimientos deportivos, los nombres propios peleaban por su correspondiente cota de protagonismo. El mundo del atletismo tenía su mirada fija en Beijing, escenario donde se celebra el Mundial. España se levantó con inmejorables noticias llegadas desde Asia: Miguel Ángel López se había colgado la medalla de oro en los 20 kilómetros marcha. Muchos se preguntarían quién era el primer protagonista del día y qué disciplina había conquistado. No sucedió lo mismo horas después cuando Usain Bolt irrumpió en el Nido, renació y volvió a dejar al mundo boquiabierto. Tanto el jamaicano como el español habían logrado lo mismo, bañarse en oro, pero en España la mayor parte del espacio deportivo dedicado al atletismo fue para Bolt. Los atletas españoles no han esperado para hacerse oír.

El redactor recomienda