CORRERÁ LOS 3.000 METROS EN EL EUROPEO

Funcionario y atleta, Adel Mechaal es el "tapado" que no quiere dar tregua en Praga

Adel Mechaal, uno de los atletas del momento después del doblete histórico que consiguió en Antequera, ha decidido que en el Europeo correrá los 3.000 metros y dejará los 1.500 para el Mundial

Foto: Adel Mechaal, en el campeonato de España de Antequera (Efe).
Adel Mechaal, en el campeonato de España de Antequera (Efe).

El Campeonato de Europa de Pista Cubierta arranca este viernes en Praga. Allí, 31 atletas españoles, 9 mujeres y 22 hombres, lucharan por conseguir una medalla para España. Entre ellos estará Adel Mechaal, uno de los atletas del momento después del doblete histórico que consiguió en Antequera en el Campeonato de España, proclamándose campeón de 1.500 y de 3.000 metros listos. El de Palamós ha decidido que en el Europeo correrá los 3.000 y dejará la prueba de menos distancia para el Mundial de Pekín (China) del próximo verano. Atleta por las mañanas y funcionario por las tardes, Adel Mechaal no puede hacer dobles sesiones, por lo que trata de sacar el máximo rendimiento en cada entrenamiento. Asegura a El Confidencial que llega “de tapado” a esta competición y espera “luchar con los mejores por una medalla”.

“Físicamente me encuentro muchísimo mejor que en Antequera y eso me da mucha esperanza. Esta última semana, los entrenamientos han sido estratosféricos. Si en Antequera demostré estar bien, llego en un estado de forma mucho mejor”, son las palabras de Mechaal antes de partir para Praga. La confianza que demostró en el Campeonato de España hace menos de dos semanas se ha extendido hasta ahora y el de Palamós está imparable y dispuesto a seguir reivindicándose: “La clave para hacer el doblete fue lo que pasó en el Europeo de Zúrich el pasado verano. Allí, se me saltaron los clavos de la zapatilla izquierda y competí medio cojo. Fue un palo muy gordo del que me costó recuperarme física y psicológicamente y quería reivindicar que eso no fue por mal estado físico ni por los nervios, si no por problemas mecánicos. Cuando salió el calendario, vi la posibilidad de hacer el 3.000 y los 1.500, porque había 15 minutos de diferencia para recuperar, y estaba dispuesto a hacerlo. Llegaba con las mínimas europeas logradas en las dos pruebas, por lo que iba sin presión. Todo salió a pedir de boca”.

Campeón de España en ambas modalidades y con posibilidad de elegir en el Europeo, Adel Mechaal se ha decantado por la prueba de 3.000 y disputará los 1.500 metros en el Mundial de Pekín del próximo verano. “La verdad es que en el ranking de 3.000 soy el 17 y en el de 1.500 soy quinto. La gente no entiende que haya elegido los 3.000 porque en el 1.500 tengo más cerca las medallas. Pero en la práctica no es cierto y llego en mejor estado de forma para correr los 3.000. Está bien ir de tapado y luego dar la sorpresa. El 1.500 no lo he entrenado, simplemente fue una reivindicación de cara a Pekín, mi objetivo es ganar una medalla en Praga en 3.000”, explica.

Adel Mechaal cree que acceder a la final del sábado “no debería de ser un problema” y ya da vueltas en su cabeza sobre cómo será la carrera y quienes serán los rivales más fuertes. “La prueba la imaginas interesante porque hay varios atletas dispuestos a pelear por los metales. Los dos turcos, el de Azerbaiyán, el inglés, el belga, Jesús España y yo. Esas son las marcas que, a priori, están un poco por encima del resto. Los europeos creen que estoy para correr en 7:52, que es la marca que hice en el control indoor en Sabadell y que significó la mínima para el Europeo, y eso me beneficia porque no me tendrán en cuenta y no me vigilarán. Creo que será una final muy abierta”.

Aunque reconoce que está muy preparado para el Europeo, Mechaal quiere guardarse sus mejores cartas para el Mundial de Pekín del próximo verano: “Es donde realmente se consigue el prestigio, pero también es cierto que este Europeo, aunque no he hecho altitud, algo que sí haré para Pekín, lo he preparado a conciencia. Llego con muchas ganas de reivindicar el desastre que hice el Zúrich. En Pekín, el objetivo es la final de 1.500 y estar peleando por todo, pero tiempo al tiempo, primero toca Praga y luego a ver como se hace la planificación”.

Mechaal entra en meta seguido de Jesús España en la final de los 3.000 metros del Campeonato de España (Efe).
Mechaal entra en meta seguido de Jesús España en la final de los 3.000 metros del Campeonato de España (Efe).

A Mechaal le gusta ir paso a paso, pero no pierde de vista el futuro y tampoco uno de los objetivos principales, los Juegos Olímpicos de Río: “Ahora compagino trabajo con entrenamientos, pero el próximo 15 de septiembre cojo una excedencia para dedicarme profesionalmente a este deporte, pensando en los JJOO de Rio y en tener un año para prepararlos muy a conciencia. El gran objetivo es ser atleta olímpico y lucharé por estar en Río”, asegura. 

Y es que Mechaal se ha proclamado doble campeón de España, combinando los entrenamientos con su trabajo, el cual le quita siete horas al día y no le permite realizar doble sesiones de entrenamiento ni descansar todo lo que debería: “Trabajo como funcionario en un polideportivo por las tardes. Soy administrativo y estoy en tareas de conserje. El trabajo está bien, no tengo desgaste físico, pero mi reloj biológico está alterado, pocos atletas se van a dormir a la una de la noche todos los días. Ahora, mi día a día es entrenar, comer e ir a trabajar. La excedencia me va a permitir mejorar el descanso y el entrenamiento invisible”, explica.

Antes de ser atleta, Mechaal era futbolista, jugaba de lateral en el Palamós. Fue hace unos años cuando decidió dejar el fútbol para dedicarse plenamente al atletismo. Una decisión que, a día de hoy, no cambiaría: “No me arrepiento para nada y estoy agradecido a mi entrenador de fútbol y al actual de atletismo porque fueron los que me empujaron a hacer el cambio. Estoy contento y es un orgullo poder estar en Praga representando a España en una de las pruebas mítica”. Lo mejor de Adel es que todavía tiene 24 años y le espera una larga vida como atleta: “Cuando hice el cambio no me esperaba estar en tan poco tiempo entre los mejores de España. Esto me da una ilusión y ganas de seguir trabajando e intentar llegar a unos JJOO y ¿por qué no? hacer lo que hizo Fermín Cacho (risas). Soñar es gratis y hay que trabajar para ello”, finaliza.

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios