Torrijos, el criminólogo y atleta que hizo historia con un salto "que no fue perfecto"
  1. Deportes
  2. Atletismo
CHARLA CON EL CONFIDENCIAL TRAS SALTAR 17.03

Torrijos, el criminólogo y atleta que hizo historia con un salto "que no fue perfecto"

Pablo Torrijos batió el récord de España, que ostentaba Raúl Chapado desde 1998 de 16.87 metros, con un salto de 17.03 y se convirtió en el primer español de la historia en superar los 17 metros

placeholder Foto: (Foto: J.A. Miguelez/RFEA).
(Foto: J.A. Miguelez/RFEA).

Pablo Torrijos (Castellón, 1992)batió el récord de España, que ostentaba Raúl Chapado en 1998 de 16.87m, con un salto de 17.03 y se convirtió en el primer atleta español de la historia en superar la barrera de los 17 metros. Lo hizo el pasado domingo en los Campeonatos de España de Pista Cubierta que se celebraron en Antequera (Málaga). El de Castellón explica a El Confidencial cómo se siente tras conseguir entrar en la historia del deporte español, aunque tiene claro que todavía tiene mucho margen de mejora, "no me dio la sensación de que fuese perfecto". Sus 22 años, no impiden que este joven atleta tenga claro lo que quiere: "Quiero seguir viviendo y disfrutando del atletismo, pero luego me gustaría ser policia o funcionario de prisiones". Este año, Torrijos terminará criminología y luchará, además de en el Europeo de Praga de pista cubierta, que se disputa del 6 al 8 de marzo,en el Mundial de Pekín por seguir haciendo historia para el atletismo español.

Pese a su juventud, Pablo Torrijos ha demostrado una gran madurez tras logar esta marca histórica de 17.03 metros. "Es una marca importante pero ahora viene Praga que es lo verdaderamente importante. De nada me sirve hacer 17 metros si luego voy a al Europeo y no demuestro la marca. Me lo he tomado como un simple paso, lo he vivido con naturalidad", explica este saltador de triple que se siente especialmente orgulloso por las llamadas de históricos del atletismo que ha recibido para felicitarle a él, y a su entrenador.


Su manera de ser y su actitud de trabajar y trabajar se reflejan apenas horas después de lograr un salto para la historia. Pese al resultado, Torrijos se muestra bastante crítico: "Tampoco le doy muchos halagos. No fue un salto que yo notara que lo había hecho perfecto ni mucho menos. Fue un gran salto, pero no me dio la sensación de decir ‘ha sido perfecto’, una sensación que sí había tenido otras veces y que el salto no había sido tan bueno. Luego vi la marca y dije ‘uff si lo hubiese hecho todo un poco más perfecto…’ Creo que fuebueno pero tampoco lo califico consuperlativos", analiza.

Y es que ya tiene claro su próximo objetivo. Acude al Europeo de Praga con la segunda mejor marca del continente del año y la tercera mundial. No se pone límites, "en dos semanas espero estar igual de bien o mejor, así que en Praga voy a por todas". Pablo no valora de manera especial lograr o no medalla en la competición, sólo piensa endar lo mejor de él mismo y demostrar su trabajo. "No lograr medalla será o no una decepción dependiendo de lo que se vea allí. Puedo hacer una gran marca que se quede entre las mejores y no será una decepción para mí si los demás han sido mejores y yo lo he dado todo.Habrá que ver las marcas de las medallas, cómo he estado yo… si doy mi mejor versión no va a ser decepción para nada sea el puesto que sea", sentencia con rotundidad.

Este atleta nacido en Castellóntiene saltos para rato. El próximo gran salto quiere darlo en el Europeo de Praga, pero espera que eso sólo sea el principio: "Al principio de temporada me puse el objetivo de estar ahí cerquita de las medallas en pista cubierta y ahora hay que ir a por ellas. Cuanto más cerca mejor será. De cara a verano, me marco como objetivo el Mundial de Pekín, es la gran cita del año porque el aire libre está más valorado, y allí, aunque no sé cómo voy a llegar, a intentar ser finalista.

Torrijos empezó a practicar atletismo cuando tenía nueve años, pero no fue hasta los 14 cuando se especializó en el triple salto. Al principio se lo tomaba como un juego y no pensaba en verse en lo más alto: "Hace tiempo no me planteaba objetivos a largo plazo. Por ejemplo, saltar en 15 metros era un sueño para mí cuando tenía 16 años, pero pensaba tan a la larga. Desde hace un par de años, sí que me planteé hacer los 17 metros, me veía capaz. Ya es un sueño cumplido que tenía en mi vida y que me ha llegado con 22 años. Ahora toca cambiar el objetivo y poner la barrera más lejos. No sé en cuanto estará, pero sé que 17 metros ya no es una barrera".

Este castellonense ya dejó claro en Antequera que es un excelente saltador que, además, se define a sí mismo como un atleta "trabajador y luchador". En el plano más personal, se ve como "una persona alegre, simpática sincera y amigo de mis amigos". Torrijos combina los entrenamientos con los estudios, está terminando la carrera de Criminología en la Universidad de Castellón. "Un día normal empieza entrenando por la mañana, luego voy a casa para comer, por la tarde voy a clase y luego volver a entrenar por la tarde. Entreno unas dos horas y media, tres en cada sesión. Hago tres sesiones de gimnasio a la semana y si compito dos".

Aunque ahora tiene claro que quiere seguir con el atletismo, también le gustaría seguir la rama de criminología: "En mi vida me planteo dos futuros. Por una parte, el futuro cercano que son los próximos años y pasan por y sintentar vivir del deporteeguir disfrutando del atletismo. Me gustaría ser olímpico e intentar sacar un buen resultado en unos Juegos Olímpicos, además de tratar de estar en las grandes citas como Europeos o Mundiales. Después, me gustaría ser policía o funcionario de prisiones, algo relacionado con la criminología".

Pablo Torrijos Atletismo Campeonato de España de atletismo Juegos Olímpicos
El redactor recomienda