BEITIA Y KEVIN LÓPEZ, ALGUNOS DE LOS CAMPEONES

Mechaal remata un doblete histórico y Torrijos rompe el muro de los 17 metros

Mechaal remató un doblete sin precedentes al conseguir los títulos de 3.000 y 1.500 metros, y Pablo Torrijos rompió el muro de los 17 metros en triple. Beitia, Kevin López y Terrero también destacaron

Foto: Adel Mechaal, entrando primero en la prueba de los 1.500 metros lisos (Efe).
Adel Mechaal, entrando primero en la prueba de los 1.500 metros lisos (Efe).

Adel Mechaal, nacido en Tetuán hace 25 años, remató este domingo un doblete sin precedentes en el atletismo español al conseguir los títulos nacionales bajo techo de 3.000 y 1.500 metros, y Pablo Torrijos rompió el muro de los 17 metros en triple, otra gesta inédita en España.

La jornada de clausura de los campeonatos coronó por decimocuarta vez a Ruth Beitia, que bate el récord femenino de títulos, y acabó con una gran marca de Jorge Ureña en heptatlon (6.051), a sólo once puntos del récord nacional de Antonio Peñalver, de hace 23 años.

Con tres carreras en el lapso de apenas 15 horas, Mechaal logró el doblete del mediofondo, cinco años después de cambiar el fútbol por al atletismo (jugaba de lateral en el Palamós). Llegó a Antequera sin un solo título y se va con dos. El sábado se coronó por vez primera al batir a Jesús España en el 3.000. Veinte minutos después regresó a la pista para ganar plaza de finalista en 1.500 y en la carrera definitiva ha vuelto a exhibirse. En los Europeos de Praga, si no cambia de opinión, Mechaal correrá los 3.000 metros.

Pablo Torrijos, el mejor exponente de la "cuadra" de Claudio Veneziano, se convirtió en el primer atleta español que rompe el muro de los 17 metros en triple (en sala o al aire libre) al establecer un nuevo récord de España con 17,03 -mejor marca europea del año-, mejorando en 16 centímetros la plusmarca española de Raúl Chapado (16,87), conseguida en Valencia el 1 de marzo de 1998.

Ruth Beitia escribió una nueva gesta en su asombrosa carrera al proclamarse por decimocuarta vez campeona de España de altura en pista cubierta, batiendo el récord femenino de títulos. Una marca de 1,95 ilustró, a título anecdótico, su nuevo triunfo en un campeonato que desde la retirada de su amiga Marta Mendía se le quedó muy pequeño a la actual campeona de Europa, dada su abismal superioridad sobre el resto.

En 800 Kevin López logró su cuarto título consecutivo. Controló la carrera desde el segundo giro, pasó el 400 en 54.69 y conservó el puesto hasta parar el crono en 1:49.23. Por detrás llegó otro sevillano, Luis Alberto Marco (1:49.44).

En el 1.500 femenino Solange Pereira arrebató el título a Isabel Macías, que llegó a continuación. A dos vueltas del final, Pereira hizo un cambio brusco y se llevó consigo a la aragonesa, pero terminó alejándose en busca de la victoria con 4:23.07.

La final de 400, la carrera más esperada del programa femenino, no defraudó. Aauri Lorena Bokesa, campeona los tres últimos años, tomó la cuerda al entrar en calle libre, oyó en cabeza la campana pero a la salida de la última curva Indira Terrero la rebasó para ganar con 52.64, séptima mejor marca europea del año que sitúa a la excubana cuarta en el ránking español de todos los tiempos. Ninguna española había corrido tan rápido desde los tiempos de Sandra Myers, hace veinte años. Aauri, segunda, se consoló con nuevo récord personal (52.86).

Dos títulos en una semana y en la misma plaza. Arian Téllez venía de ser campeón de 60 lisos en categoría promesas y ahora lo es absoluto. Con 6,74 batió por una centésima al plusmarquista español, Ángel David Rodríguez, al que se le sigue resistiendo el sexto título, aunque se va con mínima europea con sus 6.68 de la primera ronda. Los dos años anteriores el madrileño no pudo competir por lesión.

La sesión comenzó con una gran marca de Caridad Jerez en semifinales de 60 m vallas: 8.17, marca personal y mínima europea. La respuesta de Josephine Onya fue inmediata: 8.09, y en la final aún fue más rápida. Venció con 8.01, sexta mejor marca europea del año. Jerez, segunda, rebajó su récord personal con 8.15.

Cerró el torneo el 800 del heptatlon, en el que Jorge Ureña se quedó a un segundo de batir el récord de España de Antonio Peñalver (6.062), que data de hace 23 años. El alicantino hizo el sábado 6.95 en 60 lisos; 7,58 en longitud, 13,89 en peso y 1,98 en altura. El alicantino prolongó su buen momento en 60 metros vallas con una marca de 7.94, récord personal como en las cuatro disciplinas anteriores. Con la pértiga igualó su récord personal (4,70), por lo que necesitaba una marca de 2:39.0 en el mil para batir por un punto el récord de Peñalver, pero se quedó en 2:40.06 y una suma total de 6.051 puntos, a once del récord.

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios