Es noticia
Ruth Ndoumbe roza las medallas en triple salto y Nuria Fernández es quinta en 5.000
  1. Deportes
  2. Atletismo
ALESSANDRA AGUILAR SE RETIRA EN EL MARATÓN

Ruth Ndoumbe roza las medallas en triple salto y Nuria Fernández es quinta en 5.000

Nuria Fernández se regaló este sábado un quinto puesto en la final de 5.000 metros y Ruth Ndoumbe rozó las medallas y terminó cuarta en el triple salto

Foto: La española terminó cuarta en Zúrich (Efe).
La española terminó cuarta en Zúrich (Efe).

La madrileña Ruth Ndoumbe, debutante en unos Europeos, igualó este sábado, con el cuarto puesto en triple, el mejor resultado de una atleta española en saltos horizontales de unos campeonatos de Europa, y con una marca de 14,14 metros se quedó a un centímetro de su récord personal.

La atleta entrenada por Rafael Blanquer se había metido en la final con un salto de 14,01, la cuarta mejor marca de la ronda de clasificación, y empezó muy entonada la final: 14,11 en la primera ronda, que le quitaron la presión y le abrieron las puertas de la mejora (tres últimos saltos para las ocho mejores).Al producirse el corte, Ndoumbe ocupaba el quinto puesto con la marca de su primer salto y, aun cuando acabara octava, ya tenía asegurado el mejor resultado de una atleta española en el triple salto de unos Europeos.

En el quinto turno la atleta del Valencia mejoró hasta los 14,14 y se puso cuarta, ya con carácter definitivo. Por delante de ella, la ucraniana Olha Saladukha (14,73) y las rusas Yekaterina Koneva (14,69) e Irina Gumenyuk (14,46).

Nuria Fernández termina quinta en 5.000 metros lisos

Nuria Fernández, campeona de Europa de 1.500 en Barcelona 2010, se regaló este sábado un quinto puesto en la final de 5.000, el día en que cumplió 38 años y a sólo 51 kilómetros de la ciudad (Lucerna) que la vio nacer en 1976.La victoria fue para la sueca de origen eritreo Meraf Bahta con 15:31.39, y Nuria, la atleta más veterana del equipo, acreditó 15:35.59, igualando el récord de participaciones en unos Europeos, con seis.

La portuguesa Sara Moreira marcó un ritmo de 3:08.02 en el primer mil a un grupo de diecisiete atletas en el que estaba también la cántabra Paula González, que tomó la cabeza a falta de siete vueltas y permaneció ahí dos giros. Poco después se quedó cortada y acabó decimosexta con 16:24.58.

El grupo se estiró con el cambio de Meraf Bahta. A dos vueltas del final Nuria cerraba el grupo delantero de diez y al toque de campana estaba séptima. Progresó hasta el quinto, pero no pudo pasar de ahí.


Cuatro años después de coronarse campeona continental de 1.500, la madrileña ignoraba si podría aguantar el ritmo de las mejores en una distancia que no domina pero a la que enfoca ya el último tramo de su carrera porque sabe que con la edad se pierde chispa. "No tengo ninguna responsabilidad y esto lo veo como un premio", había dicho antes de la carrera.

Tras cruzar la línea de meta en quinta posiciónafirmó que no pudo hacer más en un final que calificó de "bestial" y se declaró "contenta" aunque confiesa que llegó a ilusionarse con la medalla de bronce."No he podido más. Es que tenían todas cambio, ha sido bestial. Lo he dado todo y estoy contenta. Lo que pasa es que cuando he visto que era lenta, digo: esta es la mía. No he sufrido y he ido a ver si tenía una acción de bronce, pero he luchado hasta el final y estoy feliz", subrayó.

Nuria destacó el mérito de su resultado a la edad que tiene. "Ahora voy a disfrutar de este quinto puesto, que me lo merezco. Quién me iba a decir a mí que con 38 años hoy y con dos hijas iba a estar aquí, y con la gente confiando en que podía estar ahí. Cuando vi a (la británica) Pavey (oro en 10.000), que tiene 40 y dos hijos me dije ¿será una señal? ¿Me tocará a mi en el 5.000?"

Alessandra Aguilar se retira en el maratón

La atleta francesa Christelle Daunay, de 39 años, se impuso este sábado en el maratón de los Europeos de Atletismo, que se disputan en Zúrich (Suiza), por delante de la italiana Valeria Straneo, de 38 y plata mundial también, y la portuguesa Jessica Augusto, una prueba en la que la representante española, Alessandra Aguilar, se vio obligada a abandonar a falta de apenas dos kilómetros de meta por un problema muscular.

Aguilar estuvo a la altura de la durísima prueba por las calles de Zúrich, con un desparpajo de fuerza que le hizo estar entre las seis primeras durante gran parte de la carrera, a ritmo de récord de España. Sin embargo, un problema muscular en un gemelo, que arrastró ya desde la tercera vuelta, terminó con las opciones de Aguilar, obligándola a retirarse después de una gran participación.

Y es que, los kilómetros pasaban y la gallega, que venía de lograr el año pasado en los Mundiales de Moscú un quinto puesto histórico para España, seguía en el grupo de cabeza. El circuito de cuatro vueltas de algo más de 10 kilómetros comenzaba con la italiana Straneo imponiendo un ritmo que sólo otras cinco atletas eran capaces de seguir. Dos y tres pasos por meta y la de Lugo seguía a pocos segundos con las primeras.

Sin embargo, pasado el medio maratón, el grupo terminaba por romperse y en cabeza quedaban Straneo y Daunay, con la turca Abeylegesse viéndose poco a poco superada por la dureza de las cuestas. La croata Lisa Neme también terminó por descolgarse mientras que la española se quedaba ya a varios minutos de la cabeza, en séptima posición, todavía con la posibilidad de firmar la mejor marca española en un Europeo (Rocío Ríos 2:29:53 en Budapest 1998). La portuguesa Jessica Augusto tomaba posiciones.

La pelea por el oro se la disputaba una Straneo que por momentos parecía romper a la francesa con su ritmo. Sin embargo, la gala se guardó el empujón final para pasar a su rival casi en los últimos metros e imponerse en el duelo de veteranas. Mientras, las malas noticias de no encontrar a la española Aguilar en meta se confirmaban. Su gemelo había dicho basta, quedándose fuera de carrera a escasos dos kilómetros del final.

Tras la retirada, Alessandra estalló de rabia. "Es una mierda, porque intenté llegar y no podía, no podía ni andar. El sóleo izquierdo se me cargaba, pero piensas que no va a ir a más y ya en la cuarta vuelta lo notaba muy tenso. Subiendo ya no podía impulsar y el dolor fue a más. En la bajada ya me dio un pinchazo, intenté seguir y cuando me dio el segundo ya no pude. Llevaba el pie completamente muerto", explicó mientras era atendida por los servicios médicos.

Aguilar señaló las dificultades del circuito: "Las cuestas son bestiales, sobre todo la segunda, que es como un puerto de montaña. Mira que hemos entrenado las cuestas y en circuitos sube-baja, pero esto es un kilómetro bestial de subida, un kilómetro bestial de bajadas y llanear a muerte".

"Me veía para mantener el puesto de finalista (8 primeras), pelear por ello. Arriesgué al salir porque me encontraba muy bien. Había entrenado muy bien y estaba para correr en 2h25 o 2h26. Lo que pasa es que se pusieron a tirar muy brusco y en la última parte no podía impulsar con la pierna izquierda en las subidas.Ahora a descansar", concluyó. "Esperemos que la lesión sea algo sólo parcial y seguir adelante porque este trabajo tiene que salir", declaró entre sollozos.

Mala suerte para los relevos españoles

Los tres relevos españoles presentes en los campeonatos de Europa deatletismode Zúrich -los dos de 4x100 metros y el masculino de 4x400- han quedado eliminados en las series.

Ángel David Rodríguez, plusmarquista español de 100 metros, no se recuperó, finalmente, de sus molestias y no intervino en el relevo 4x100, formado por Eduard Viles, Sergio Ruiz, Iván Jesús Ramos y Adriá Burriel, que no llegó a la meta.Sergio e Iván no acertaron a pasarse el testigo en zona. Burriel, en la última posta, esperó, inútilmente, que llegara su compañero.

El femenino, formado por María Isabel Pérez, Alba Fernández, Estela García y Cristina Lara, tampoco se lució. Llegó el último en la primera serie, con una marca de 44.68, decimocuarta entre 16.

Por último, el cuarteto de 4x400 formado por Pau Fradera, Mark Ujakpor, Lucas Bua y Samuel García, que partió por la calle ocho en la segunda serie, llegó quinto a la meta con un tiempo de 3:04.68 que le dejó fuera de la final, a la que pasaban los tres primeros y dos más por tiempos.

El redactor recomienda