Julia Takacs, la chica de Protocolo que 'marcha' directa hacia la gloria
  1. Deportes
  2. Atletismo
BAZA ESPAÑOLA EN LA COPA DEL MUNDO DE TAICANG

Julia Takacs, la chica de Protocolo que 'marcha' directa hacia la gloria

La ciudad china de Taicang será este fin de semana el epicentro mundial de la marcha, la disciplina atlética que más alegrías ha reportado al deporte español. La Copa del Mundo de la especialidad -el evento tiene carácter bianual- reunirá a los mejores m

Foto: Julia Takacs será una de las referencias de la marcha española. (EFE)
Julia Takacs será una de las referencias de la marcha española. (EFE)

La ciudad china de Taicang será este fin de semana el epicentro mundial de la marcha, la disciplina atlética que más alegrías ha reportado al deporte español. La Copa del Mundo de la especialidad –el evento tiene carácter bianual– reunirá a los mejores marchadores del planeta, entre los que se encuentran, al margen del poder de naciones como China y Rusia, los españoles Miguel Ángel López, Beatriz Pascual y Julia Takacs, que lideran una delegación nacional de 21 atletas y en la que también destacan el incombustible Chuso García Bragado, María José Poves o el prometedor Diego García Cabrera.

La cita china promete ser un éxito organizativo –los voluntarios hasta han dado clases de atención a los deportistas– y una prueba de fuego para los marchadores, que tendrán que luchar contra sus rivales y una humedad en el ambiente superior al 80%. Sin embargo, entre los participantes hay una chica que se desenvuelve como pez en el agua en estas condiciones. Se trata de Julia Takacs, que hace tres años en Shenzhen y con unas condiciones meteorológicas similares, logró el oro en la Universiada para presentarse al mundo como la marchadora del futuro.

placeholder

Juli, como le gusta que la llamen, vive en la residencia Blume de Madrid y forma parte del exitoso grupo de José Antonio Quintana. Sin embargo, la joven marchadora –sólo tiene 24 años– nació en Budapest, desde donde emigró a nuestro país siguiendo a sus padres cuando su DNI apenas marcaba 14 primaveras. “Yo no quería venir. Tuve que dejar a mis amigas atrás y llegar a un país nuevo donde no conocía ni el idioma. Lo pasé mal, pero mi padre cambió de trabajo y no tuve elección”, cuenta. “Ya por entonces marchaba. Antes lo intenté con la gimnasia rítmica, pero era un poco mala y probé con el atletismo. A los 12 años me enseñaron a marchar y cuando llegué a España y conocí a mi entrenador –José Antonio Quintana– ya empecé a dedicarme más seriamente a ello”, admite.

El atletismo fue el vehículo integrador de Juli en España. Su carácter sociable y amable hizo el resto y pronto logró la nacionalidad. En su haber están muchos de los registros de precocidad de la marcha española, superando incluso a María Vasco. Es la actual campeona de España y en Taicang aspira a lograr una medalla. “Quiero intentar el récord de España y si estoy en esos tiempos estaré cerca del podio”, señala.

placeholder Juli disputando una prueba (RFEA).

Su técnica ha sido catalogada por muchos expertos como excepcional, pero su carácter ambicioso le pide más. “Nadie marcha perfecto. Sé que aún puedo mejorar el braceo y alargar un poco más la zancada”, subraya autoexigente consigo misma. Ese toque perfeccionista es el que ha llevado a Takacs a lograr tantos éxitos sobre el asfalto y fuera de él. “Domina el idioma perfectamente. Ya lo hacía al poco de llegar a España. A veces hasta nos corrige alguna falta de ortografía a nosotros mismos”, señala uno de sus compañeros de entrenamiento.

La joven marchadora siempre ha tenido claro su camino en el atletismo, que ahora pasa por China para ganarse un puesto en el Europeo de Zúrich de este verano y seguir creciendo de cara a su gran sueño: los Juegos de Río. “No estar en Londres fue una decepción para mí y un palo anímico”, reconoce. “Fue un año malo y una anemia me dejó fuera de combate. La gente me consolaba diciendo que era joven, pero yo quería conocer los Juegos. En Río habrá que ir con expectativas de algo grande”, continúa Juli, que fuera del asfalto pretende encauzar su vida estudiando Protocolo y Organización de Eventos. “Con el atletismo se sobrevive, no da para más. Las becas son cada vez menores y cada vez más difícil de cumplir. Por suerte yo tengo mi club –Playas de Castellón–, mi patrocinio con Asics y algún otro espónsor como Nut Salud, pero hay que pensar en el futuro”, apunta. Un futuro que parece puede estar lejos del atletismo. “No me veo de entrenadora”, reconoce la que debe ser referencia de la marcha española en los años venideros. De momento, su camino continúa este fin de semana en Taicang.

Atletismo Julia Takacs Marcha
El redactor recomienda