España cumple con las expectativas en un Mundial que devuelve la ilusión
  1. Deportes
  2. Atletismo
BEITIA Y LÓPEZ LOGRARON DOS BRONCES PARA LA SELECCIÓN

España cumple con las expectativas en un Mundial que devuelve la ilusión

España vuelve a estar ilusionada con el atletismo tras un Mundial en el que el combinado nacional logró dos medallas de bronce y un buen balance

Foto: Ruth Beitia, con la medalla de bronce (Reuters).
Ruth Beitia, con la medalla de bronce (Reuters).

España vuelve a estar ilusionada con el atletismo. Nombres de jóvenes como el de Eusebio Cáceres y de atletas más veteranas como Ruth Beitia han vuelto a levantar la expectación de los aficionados. La selección nacional vuelve a casa con dos medallas de bronce en su haber, pero además regresa con la sensación de haber hecho un Mundial que deja al atletismo español con esperanza de cara al futuro. Después del fracaso de Daegu, la primera selección española que contaba con un director técnico, Ramón Cid, novedad introducida tras la última victoria de Odriozola, ha cumplido las expectativas en esta cita mundialista.

Miguel Ángel López fue el primer héroe nacional en Moscú. El cuarto día de campeonato, en una prueba que, como es habitual en esta modalidad, fue muy temprano, el marchador murciano aseguró para España la presencia en el medallero al lograr el bronce. Después de ser quinto en los Juegos Olímpicos de Londres, Miguel Ángel se resarció en el Mundial y logró un tercer puesto que, con 25 años, ya lo ha colocado como uno de los futuros más importantes del atletismo español.

La otra gran alegría para España llegó de la mano de Ruth Beitia. Cuando ya pocos contaban con otro podio español, la capitana del equipo, la ‘madre’ de todas las saltadoras, logró, porprimera vez en su carrera deportiva, una medalla en un Mundial. Fue también de bronce, pero con 34 años y después de un amago de retirada, tras un cuarto puesto en los Juegos Olímpicos de Londres, le supo a oro. La saltadora cántabra se mostró feliz y emocionada, se lo dedicó a la gente que siempre estuvo a su lado, pero, sobre todo, Ruth se lo dedicó a Ramón Torralbo, su entrenador de toda la vida. España, lograba así su segunda medalla en el campeonato.

La suerte no quiso sonreír más a la selección nacional y, en especial a Eusebio Cáceres y a los velocistas de 4x100 metros lisos. El saltador de Onil terminó cuarto firmando una gran actuación en sus primeros Mundiales a los que acudió con sólo 21 años. La experiencia fue tremendamente positiva para Cáceres, la pena fue que se quedó a un centímetro de la medalla. Su mejor salto fue de 8,26, un centímetro menos que el del mexicano Luis Rivera (8,27) que logró el bronce. Pese a ello, la satisfacción del alicantino era evidente. En el caso de los chicos de 4x100, cinco centésimas les impidieron colarse en la final. El tiempo, 38,46, fue mayor que el de Holanda, su rival directo para meterse en la final y quiénes sí se clasificaron con 38,41.

En el resto de actuaciones, destacó el quinto puesto de Sandra Aguilar en maratón, el sexto de Beatriz Pascual en 20 kilómetros marcha y la presencia de hasta ocho atletas entre los puestos noveno y duodécimo. En total, España tuvo cinco finalistas frente a los siete que esperaba Ramón Cid y 24 puntos. La selección nacional se marcha de Moscú en el puesto 31 del medallero y en el 17 de la clasificación por puntos. Después de la decepción de Daegu en 2011, donde el combinado nacional sólo logró el bronce de Natalia Rodríguez en 1.500 metros, dos finalistas y 11 puntos, que dejaron a España en el puesto 33 por medallas y en el 30 por puntos, este Mundial ha sido el mejor remedio para el atletismo español. El futuro está asegurado y la ilusión, también.

España Ramón Cid Ruth Beitia Eusebio Cáceres Selección española Mundial de Atletismo
El redactor recomienda