Ruth Beitia consigue la medalla de oro en salto de altura en los Europeos de Gotemburgo
  1. Deportes
  2. Atletismo
MACÍAS, HIGUERO Y LÓPEZ TAMBIÉN LOGRARON DOS MEDALLAS DE PLATA

Ruth Beitia consigue la medalla de oro en salto de altura en los Europeos de Gotemburgo

Ruth Beitia, campeona de Europa al aire libre en 2012, consiguió en Gotemburgo (Suecia) el título continental bajo techo, su octava medalla internacional en el año

Foto: Ruth Beitia consigue la medalla de oro en salto de altura en los Europeos de Gotemburgo
Ruth Beitia consigue la medalla de oro en salto de altura en los Europeos de Gotemburgo

Ruth Beitia, campeona de Europa al aire libre en 2012, consiguió en Gotemburgo (Suecia) el título continental bajo techo, su octava medalla internacional en el año de su despedida, con un salto de 1,99 metros, su mejor marca de la temporada. Con seis medallas en pista cubierta (4 europeas y 2 mundiales) y una sola, pero de oro, al aire libre (campeona de Europa en 2012), la atleta cántabra perseguía en el Scandinavium su quinta presea bajo techo para refrendar su hegemonía europea. La atleta cántabra, tres veces subcampeona de Europa bajo techo y una vez tercera, pasó en la primera altura (1,82), debutó en 1,87, a continuación saltó 1,92 y 1,96, siempre a la primera.Sólo otras dos, y las dos suecas, pudieron con el listón en esa altura: Ebba Jungmark, que estaba ya en marca personal, y Emma Green

El podio estaba servido, faltaba conocer el reparto de metales. Las tres fallaron su primer intento en 1,99, pero la española no falló a la segunda. Las dos suecas tuvieron que inclinarse ante la española. En su último año entre la elite mundial, Ruth Beitia afrontaba sus sextos campeonatos de Europa bajo techo desde la posición de actual campeona al aire libre y con cuatro medallas en su historial bajo techo (tres de plata, la última hace dos años en París, y una de bronce). La belga Tia Hellebaut, campeona olímpica en Pekín 2008 y luego dos veces madre, cometió uno de los escasos fiascos de su carrera al fallar en 1,92 y quedar eliminada, octava y última. No estuvo la última campeona en sala, la italiana Antonietta di Martino, que también se perdió los Juegos de Londres por lesión, y su heredera, la joven Alessia Trost, campeona mundial júnior, invicta esta temporada y la única que había superado los dos metros este año, cayó en 1,96 y acabó cuarta.

Isabel Macías y Juan Carlos Higuero permitían a España lograr la medalla número 100 en la historia de los campeonatos de Europa en pista cubierta. Salpicado el atletismo español con la ‘Operación Puerto’, por unos días se vuelve a hablar de deporte. De atletismo. Este campeonato de Europa en Gotemburgo, que se presenta para España como el punto de partida para una regeneración del atletismo, tuvo su premio con las dos medallas de plata. La primera en lograr la presea era Isabel Macías. La aragonesa, que hace dos años terminaba llorando la final en París fruto de la tensión, volvió a llorar pero esta vez de alegría. Tras suplir de manera forzosa a la líder del equipo, Natalia Rodríguez, la española se adjudicaba la medalla en la última recta la medalla de plata en pugna con la polaca  Katarzyna Broniatowska. 

La aragonesa  pertenece a ese grupo de atletas llamados a marcar un nuevo horizonte en el atletismo español, manchado de polémicas en los últimos tiempos. Macías, junto a los Kevin López, David Bustos o Ana Peleteiro está a llamada a tomar el relevo y traer aire fresco a un deporte ávido de éxitos tras el último fracaso cosechado en los últimos Juegos Olímpicos de Londres. Isabel Macías, de rasgos asiáticos, es una amante perdida del deporte. Tiene dos carreras, Magisterio y Fisioterapia, y está terminando una tercera, Periodismo. Además, dirige un programa de radio sobre deporte femenino en Aragón Radio. Luchando ya de tú a tú con la estrella del combinado español, Natalia Rodríguez, la aragonesa logró sacudirse la presión añadida que suponía la ausencia de esta última y conseguía para España la primera medalla en estos Europeos de Gotemburgo.

La otra gran noticia del atletismo español este sábado fue Juan Carlos Higuero. El burgalés lograba la segunda presea de la tarde para la expedición española y ponía a 100 el contador de medallas en los campeonatos de Europa en pista cubierta. A sus 34 años lograba su primer metal en los 3000 metros, tras el oro en los 1500 en Birmingham (2007) y el bronce en el Mundial en pista cubierta en 2008. Tras el fracaso de todo el atletismo español en los pasados JJOO, Higuero se presentaba a la cita como una de las principales bazas de éxito de la expedición liderada por Ramón Cid.  Higuero terminaba de esta manera su participación en esta cita continental, que podría ser la última de este carácter.

La tercera, de Kevin

Un medallero que ha engordado el sevillano Kevin López, proclamándose subcampeón de 800 metros, por detrás del polaco Adam Kszczot, que revalidó el título, mientras que Luis Alberto Marco terminó sexto. Kszczot, que siguió el ritmo marcado por Kevin López y Marco en las tres primeras vueltas (pasaron los 200 metros en 26.26 y los 400 en 56.41), se puso al frente al empezar el último giro (1:23.25 en el 600) y abrió un hueco de dos metros que resultó decisivo. El polaco venció con un tiempo de 1:48.69, seguido de López (1:49.31), que pasa en dos años de bronce a plata, y del británico Mukhtar Mohammed (1:49.60).

Ruth Beitia