el cuerpo fue hallado a 2.300 metros

Un esquiador se salta el aislamiento y muere tras despeñarse por una montaña

Un habitante de Saboya, de la estación de Les Houches, advirtió a la gendarmería esta semana que su vecino no estaba en casa desde el día anterior y que tampoco estaban sus esquís

Foto: El Pelotón de Gendarmería de Alta Montaña de Chamonix. (PGHM )
El Pelotón de Gendarmería de Alta Montaña de Chamonix. (PGHM )

Una de las máximas de la montaña es volver a casa. Para ello, el 'riesgo 0' es un objetivo (inalcanzable en su totalidad) tanto a la ida como a la vuelta. Por tanto, cada uno de los movimientos previos y durante el ascenso y descenso deben ir encaminados a este fin. A partir de entonces, cada uno disfrutará y sufrirá del camino según las circuntancias externas y propias. En El Confidencial hemos hablado en un par de ocasiones, desde este prisma de la montaña, cómo intentar durante este aislamiento por el coronavirus arrimarnos también al máximo a ese 'riesgo 0', que es básicamente quedándonos en casa. Por eso sorprende que un montañero experto en Francia, en las faldas del Mont Blanc, se saltase el confinamiento para disfrutar de la montaña. Este miércoles, su cuerpo se ha encontrado sin vida a 2.300 metros después de una caída cuando intentaba llegar a un refugio a 3.800 metros.

Un habitante de Saboya, de la estación de Les Houches, advirtió a la gendarmería esta semana que su vecino no estaba en casa desde el día anterior y que tampoco estaban sus esquís. Unas horas más tarde de esa llamada de emergencia, el Pelotón de Gendarmería de Alta Montaña (PGHM) de Chamonix encontraba su cuerpo sin vida en el macizo del Mont Blanc. Efectivamente, el joven había salido a practicar esquí de montaña y un error en una zona peligrosa que llevan al espectacular refugio de Nid d'Aigle le habrían provocado una caída vertical de unos 300 metros. Existe un tramo llegando al refugio por una cresta en el que un paso en falso hacia un lateral es prácticamente letal.

En Francia, desde el 23 de marzo, el Gobierno decretó la prohibición de salir de casa a todos sus ciudadanos salvo en casos justificados. El joven pagó su desobediencia con el precio más trágico y dramático y no es por una cuestión de 'karma', sino de haberse saltado varias reglas que van desde no salir de casa a practicar este deporte extremo solo, algo nada recomendable bajo ninguna circunstancia. Francia es el tercer país europeo más afectado por esta pandemia del coronavirus Covid-19.

Descanse en Paz y ojalá sea la única víctima que las montañas se cobren durante un tiempo en el que deberían permanecer vacías, tranquilas y respirando solas.

Alpinismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios