LEVANTA UN MURO DE 30 METROS DE LARGO

La sorpresa (de 30 metros) de Alex Txikon en el K2 para dar una vuelta de tuerca a Messner

Alex Txikon es un arquitecto. En su intento por coronar el K2 en invierno está utilizando recursos naturales para estar lo más cómodo posible hasta que el tiempo permita un ataque

Foto: La muralla de Alex Txikon a más de 5.000 metros.
La muralla de Alex Txikon a más de 5.000 metros.

“Siempre he pensado que en los ochomiles es mejor ser lo más rápido posible, no por el récord sino por la necesidad de estar el menor tiempo posible expuesto al riesgo y en altura”. Normalmente, lo que dice Reinhold Messner va a misa y, aunque alguien reinvente las normas y manera de atacar una cumbre. Alex Txikon se está tomando con calma -y no por ello contradice la recomendación del primer hombre en hacer cumbre en los 14 ochomiles- en su histórico asalto al K2 (8.611m) en invierno. Está dando pasos cortos y eficientes, acompañados por la paciencia, para que cuando sea posible, realizar un ataque rápido y efectivo. Para ello está utilizando recursos de la naturaleza que le están permitiendo esperar una ventana de buen tiempo sin desgaste ni riesgo: desde un iglú a la construcción de un muro (y una caldera que de bajo consumo). Nuevas opciones en el alpinismo.

“Todavía queda un mes de invierno. Hay que ser pacientes”, escribía recientemente Alex Txikon en su intento por subir, por primera vez, la segunda montaña más alta del mundo en invierno (y sin oxígeno). En esa calma, se presenta un huracán en el Campo Base con vientos de hasta 90 km/h contra el que ha luchado para que sus tiendas no sean arrancadas y nadie sufra un resfriado o algo peor: un muro de 180 centímtros de altura, 20 cm de ancho y 30 metros de largo. Su inspiración procede del ingeniero militar francés Vaubán, quien por el siglo XVII, en la época del rey Luis XIV, levantó doce fortalezas en las fronteras oeste, norte y este de Francia. El objetivo es el mismo: proteger.

[Los sueldos de los sherpas de Txikon o por qué prefieren cobrar menos]

Al margen de esta muralla y de los iglús que construyeron semanas atrás, otra novedad 'tecnológica' que les facilita la vida es el 'invento' del cocinero del Campo Base, Eneko Gramendi (Guarda Forestal de profesión), con su estufa que consume 3 litros de queroseno cada 12 horas y proporciona a la tienda hasta 6ºC.

La expedición de Txikon, #WinterTopAppeal, ha alcanzado los 6.700 metros de altitud en el Campo 2 y en esta semana se ha porteado material al Campo 1, a 6.000 metros, a la espera de que mejore el tiempo y puedan continuar ascendiendo hasta montar el Campo 3.

De este modo tan sorprendente, Txikon está revolucionando la manera de atacar una cumbre invernal. Sin saltarse la recomendación de su ídolo, Messner, le está dando una vuelta de tuerca para escribir un nuevo capítulo en el alpinismo del que quizás alguien tome nota si el vizcaíno triunfa en su intento de llegar a la cumbre del K2.

Alpinismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios