SU GESTA BIEN PODRÍA VALER EL PIOLET DE ORO

40 días sin pisar suelo: soledad y escalada extrema de Pedro Cifuentes

Pedro Cifuentes comenzará estos días la travesía del Fitz Roy en solitario, en la Patagonia. Es la primera vez que alguien intenta algo similar y, de lograrlo, tal vez opte al Piolet de Oro

Foto: Pedro Cifuentes, preparado para escribir un episodio inédito. (Foto: Pedro Cifuentes)
Pedro Cifuentes, preparado para escribir un episodio inédito. (Foto: Pedro Cifuentes)

Pedro Cifuentes tiene una nueva aventura entre manos: la travesía del Fitz Roy en solitario, en la Patagonia. ¿Qué hay detrás de este titular? Entre 30 y 40 días sin pisar el suelo; 5.000 metros de progresión por aristas y 4.000 de escalada, que se convierten en 8.000 al ir en solitario. En 2014, dos escaladores que la realizaron recibieron el Piolet de Oro, el 'Oscar' del alpinismo... Y nunca antes se ha completado en solitario. El Confidencial estuvo con Cifuentes antes de que partiera para desgranar cómo se enfrenta a este episodio jamás contado.

The Actors Studio está dirigido en la actualidad por Al Pacino. The Actors Studio es “the home of method acting”, la casa del método de actuación. Un taller, un gimnasio, donde los actores, escritores y directores se desafían rigurosamente delante de sus compañeros. “A Pedro (Cifuentes) le tocó el papel de loco”. Germán Pérez, compañero de Pedro Cifuentes en el Parque de Bomberos 2 del Ayuntamiento de Madrid, recuerda el día en el que su jefe, el suboficial Manuel Polo, propuso realizar una actuación en el periodo de maniobras: “Consistía en simular el acceso a una vivienda desde la que una persona descontrolada lanzaba todo tipo de objetos a la calle. Debíamos entrar por las ventanas y una vez dentro reducir al sujeto. El jefe repartió las funciones y a Pedro le tocó hacer de loco”. Como si estuviese en uno de las clases del Actors Studio, Pedro Cifuentes interpretó a conciencia su papel. Se soltó el pelo, puso una cara que asustaba. Daba voces, insultaba e increpaba a los que trepaban por la escalera: ¡Subid si tenéis huevos!”. Les arrojó todo tipo de objetos. “Fue un escenario totalmente real, continúa Germán, pero claro, cuando entraron le pusieron las pilas y terminó vestido con la camisa de fuerza. Pasamos un rato muy divertido. Mi compañero Cifuentes, además de demostrar que puede ser un gran actor, es una persona valiente y muy cuerda y sus hazañas deportivas son un orgullo para el Cuerpo de Bomberos de Madrid”. Haría bien el Actors Studio por conocer los ensayos de maniobras de nuestros bomberos.

Una actividad al límite por dificultad, el clima…

En palabras de Pedro es “una actividad al límite, por su dificultad, por el clima… Es mi forma de entender un alpinismo ya casi perdido y soy muy mayor para cambiar. ¿Por qué este deporte, tan sumamente peligroso y expuesto, se tiene que reinventar? Es una reflexión oportuna. ¿Qué sentido tiene conocer al minuto las coordenadas de una expedición de dos meses? Sucede que un exceso de presencia en las redes sociales obliga a animarlas para evitar que decaiga el interés. La necesidad de dar espectáculo suele tener consecuencias indeseadas, siempre se quiere más. Son modas que están lejos del alpinismo que algunos queremos”. Pedro Cifuentes es sinónimo de soledad y dificultad extrema. Con unos patrocinadores, la Diputación de Cuenca y RAB, entre otros, que respetan y apuestan por un alpinismo en su más pura esencia.

Marcado en rojo la travesía de Fitz Roy (Foto: Pedro Cifuentes)
Marcado en rojo la travesía de Fitz Roy (Foto: Pedro Cifuentes)

El Chalten es una pequeña villa turística situada en el Parque Nacional Los Glaciares, en la provincia argentina de Santa Cruz. Allí, en el refugio de Hugo, Pedro espera ya una ventana de buen tiempo. “Portearé los 80 kilos de material desde El Chalten hasta La Piedra Negra. Para esto empleas tres días. Dejas todo a pie de pared, salvo la comida –aquí hay pumas, cóndores y zorrillos que te la pueden destrozar- y vuelves al refugio. Cuando la meteorología sea favorable saldré y empezará la ascensión”. ¿Si las condiciones son propicias, cuántos días puede durar la travesía? “Un mínimo de 30 y un máximo de 40. Llevo raciones de comida para 45 días.”

La escalada en solitario es sube, baja, sube

Cuéntanos como será tu rutina diaria: “Es el primer día, estoy al pie de la pared y empiezo a escalar. Si todo va bien, en una jornada haces entre cuatro y cinco largos –cada largo son unos 60 metros. Pero, al ir en solitario, todo es muy diferente. Escalo el primer largo, llego a un punto donde puedo montar una 'reunión' (un lugar seguro). Ahora bien, resulta que mi petate con todo el material, el saco de dormir, la hamaca, la comida, etc. sigue abajo. ¿Qué hago? Fijo un sistema de polea en la reunión y rapelo –desciendo- hasta el petate. Le engancho un mosquetón y vuelvo a escalar los 60 metros. Una vez arriba utilizo la polea para izar el petate. Por eso te comentaba que los 4.000 metros de escalada se convierten en 8.000, todo lo tengo que subir dos veces”.

Pedro aproximándose a Piedra Negra.
Pedro aproximándose a Piedra Negra.

Da fatiga escucharte... ¿Cuantos metros de cuerda llevas? “120, dos cuerdas de 60, una para izar el petate y otra para escalar, con grosores de 9,2 mm. Llevo también 60 metros de cordino auxiliar, de 5 o 6 mm, por si hay un desprendimiento y se rompe una cuerda o se deteriora por el propio uso. El material pesa unos 80 kilos”.

De acuerdo, ya has escalado los largos y estas en un lugar 'seguro'. Seguimos con la rutina: “Lo primero buscar agua. Debo beber dos litros al día, sí o sí. Sin agua no escalo y buscarla todos los días en una pared es un curro. ¿Y cómo la encuentras? Ve a la cara sur porque siempre hay hielo en alguna fisura. Imagínate que ves un hilo de agua, pues tengo mi maña para, con un trocito de plástico, conducir el hilo hasta la botella”.

¿Desayuno, comida y cena? “Ya quisiera. El desayuno es muy importante, en una tacita pongo un poco de muesli, avena, una cucharadita de Cola Cao y otra de leche en polvo. Son raciones que llevo preparadas. A las 5 de la mañana me desperezo y meto en el saco de dormir la bombona de gas para que se caliente. Preparo el desayuno y una taza de té. Durante el día tomo alguna barrita energética y un gel. La cena es comida liofilizada que ya he probado y me va muy bien”.

Sus botas y la comida.
Sus botas y la comida.

Tu saco de dormir parece el camarote de los hermanos Marx… “Sí, hay que meterlo todo por el frío: las baterías, el acumulador que cargo con la placa solar… ropa y botas. Tengo problemas con el frio en los dedos de los pies. Llevo unos ‘pies de gato’ –calzado para escalar- especiales. Hay un artista en Villalba que se llama René que les pone una suela con una adherencia muy buena para esta roca de granito. Para los días en los que haga mucho frio, o la escalada sea más sencilla, llevo unas Zamberlan con botín interior”.

La Travesía del Fitz Roy nunca se ha realizado en solitario. En febrero de 2014 la cordada compuesta por Tommy Caldwell y Alex Honnold completaron en cinco días “la madre de todas las travesías”, en opinión de Rolando Garibotti, referencia de la escalada en Patagonia. Caldwell y Honnold recibieron por su hazaña el Piolet de Oro.

Pedro Cifuentes lo intentará en solitario: “Yo me desplazo por la arista de este a oeste. He estado estudiando la vía mucho tiempo y lo único que me preocupa es la bajada de la Aguja Pointcenot en dirección a la Aguja Rafael Juarez. El resto de la vía tiene su lógica, pero esta bajada es muy complicada. Pero, míralo así”, añade Pedro con una sonrisa, “según pasan los días todo se va equilibrando: tengo que subir menos peso y yo tengo menos fuerza. Todo al revés. No deja de ser una ventaja estando en el hemisferio sur”.

Alpinismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios