Es noticia
Menú
Algo pasa con Casillas: el novio de España está haciendo cosas muy raras
  1. Deportes
Cuenta 'hackeada'. Ya. Claro.

Algo pasa con Casillas: el novio de España está haciendo cosas muy raras

Escándalo en Twitter con un extraño tuit de Casillas diciendo (en broma) que es gay. ¿Qué está pasando? La desconcertante deriva digital de una leyenda que se resiste a dejar de serlo

Foto: Casillas, en un acto de este año. (EFE/Noushad Thekkayil)
Casillas, en un acto de este año. (EFE/Noushad Thekkayil)

Iker Casillas ha puesto un tuit extraño: "Espero que me respeten: soy gay".

La comunidad tuitera se ha vuelto loca descifrándolo, pero entre 'meme' y 'meme', se habló de "homofobia".

No ha sido el mejor chiste de Casillas, eso seguro, igual incluso no ha tenido ninguna gracia.

El exfutbolista borró luego el tuit y aclaró: "Cuenta 'hackeada'. Por suerte, todo está en orden. Disculpa a todos mis 'followers'. Y por supuesto, mis disculpas a la comunidad LGTB".

Cuenta 'hackeada'. Ya. Claro.

Pero, vamos al lío: Casillas está haciendo cosas raras últimamente en redes sociales.

Cosas raras que quizá tengan que ver con su condición de leyenda retirada que se resiste a dejar de serlo; con una crisis de los cuarenta arquetípica (mi matrimonio se ha ido a pique, pero estoy a tope, y ponle a las chavalas otro chupito, Pepe, que hoy se sale), y con una incontinencia digital entre naíf y cuñada (si ves muchos camiones en un bar de carretera, ahí se come bien; y si ves a Casillas tuiteando, échate a temblar).

Hemos visto a Casillas hacer una imitación INQUIETANTE de Jim Carrey en 'La máscara' (o algo).

Hemos visto a Casillas navegar en una tabla… y subirse por sorpresa al yate de unas chicas 'random' a mover el esqueleto y a beber leche de pantera como si no hubiera un mañana.

Hemos visto a Casillas, en definitiva, haciendo cosas aún más increíbles que sus paradas con España.

El hombre milagro se ha convertido, de pronto, en el hombre que... hace cosas bizarras en internet.

Lo difícil

Lo fácil sería decir que el Casillas digital provoca una mezcla de asombro y bochorno. Lo difícil es que su falta de pretensiones (y sus ganas de seguir cayendo bien) es tan cristalina que tiene su aquel. Nadie lo ha explicado mejor que Noel Ceballos, para el que el TikTok de Casillas es "el único rincón de internet que aún no ha sido colonizado por la maldad y el cinismo".

Escribe Ceballos:

"Casillas solo quiere compartir con el mundo su alegría de vivir. Que, a juzgar por piezas como la titulada Cine + Avatar = Planazo, es considerable".

"El TikTok de Casillas es contraintuitivo en muchas ocasiones, pero ahí radica parte de su encanto. No hay un ejército de publicistas detrás midiendo cada paso con escuadra y cartabón".

"El TikTok de Casillas es decirle a tu colega que está todo pagado mientras guiñas un ojo"

"El TikTok de Iker Casillas es un 'tupper' de macarrones con tomate esperándote en la nevera después de un duro día de trabajo… Es decirle a tu colega que está todo pagado mientras guiñas un ojo. Es todas las veces que hemos salido con los ojos cerrados en una foto. Es un jersey de cuello vuelto debajo de una americana. Es una 'playlist' con lo mejor de Kiss FM. Es humor, es fantasía, es bonhomía pura. El diario audiovisual de un Buen Pavo™ que intenta navegar este galimatías del perfil digital lo mejor que puede sin hacer daño a nadie".

El TikTok de Casillas, en definitiva, recuerda a los grandes éxitos tuiteros del joven Pedro Sánchez, cuando aún no era nadie y tuiteaba bombas de relojería del tipo: "Con mis colegas en el restaurante Luna Rosa, comiendo una pizza cojonuda".

La diferencia entre Sánchez y Casillas es que el portero se niega a abandonar el limbo de la candidez y los chistes erráticos, mientras que el político ha desarrollado tanto colmillo que lo mismo se come una pizza que te purga medio gabinete.

El superviviente

Iker Castillas sobrevivió a una campaña salvaje de Mourinho (que le acusó de TOPO y le castigó al banquillo) y a una campaña surrealista de Florentino Pérez (que decía, en privado, que no paraba nada porque estaba CIEGO). Vamos, que una campaña (efímera) de la España tuitera es una broma para él.

Mou, Floro y un escándalo tuitero. Es como sobrevivir a tres atentados del Cártel de Medellín, de la ETA y de la Mara Salvatrucha… y seguir en pie, hecho un chaval, colgando contenidos como si tuviera 23 años.

Ahora Casillas tiene el reto más difícil por delante: sobrevivir a sí mismo.

El vecino de al lado se resiste a dejar ser el vecino de al lado.

El chavalete de Móstoles que ganó un Mundial... solo quiere seguir siendo el novio de España y seguir recibiendo cariño.

Tan sencillo y tan jodido como eso…

Iker Casillas ha puesto un tuit extraño: "Espero que me respeten: soy gay".

Iker Casillas
El redactor recomienda