Es noticia
Menú
Visita relámpago de Carlsen: reunión con la FIDE, cena en una terraza... y dos derrotas en el tablero
  1. Deportes
Con el torneo a punto de terminar

Visita relámpago de Carlsen: reunión con la FIDE, cena en una terraza... y dos derrotas en el tablero

El noruego llegó el viernes a Madrid, donde cumplió diversos compromisos de sus empresas y patrocinadores y abrió la puerta a defender su corona

Foto: Magnus Carlsen, durante el Torneo de Maestros (FIDE/Stev Bonhage)
Magnus Carlsen, durante el Torneo de Maestros (FIDE/Stev Bonhage)

El Torneo de Candidatos tocó fin en Madrid el pasado lunes. Fue el cierre formal de la competición, porque el torneo ya quedó decidido el domingo, cuando el ruso Ian Nepomniachtchi sumaba ante Rapport el medio punto que necesitaba para asegurarse los nueve, que le convertían, no solo en el ganador, sino en uno de los campeones del Candidatos con más puntos de la historia de este torneo que arrancó en 1950 en Budapest.

Pero el fin de semana ha tenido mucho más que contar que el triunfo de Nepo. Sobre todo, porque se ha producido una avalancha de grandes maestros, entre los que destacaron Judit Pogar, Viswanathan Anand y, por encima de todos, el vigente campeón del mundo Magnus Carlsen. La visita del noruego ha eclipsado hasta el torneo. Magnus aterrizó en Madrid el viernes y tenía previsto marcharse el lunes a Las Vegas, donde participará en un torneo de póker.

Carlsen es un visitante recurrente de Madrid, como madridista acérrimo que es, así que no es casualidad, encontrarse al genio escandinavo en la capital de vez en cuando. Magnus, además, ha revolucionado el mundo del ajedrez tras declarar que solo le motiva defender su corona ante el prodigio franco-iraní Alireza Firouzja, que ha pagado la novatada en Madrid, quedando último. Algo que, por otra parte, tampoco es inquietante porque otros genios como Kasparov o el propio Carlsen salieron ‘trasquilados’ en sus estrenos con las grandes figuras en el Candidatos.

Foto: Karpov, en una partida de ajedrez en Barcelona. (EFE/Marta Pérez)

El asunto es que con Nepomniachtchi a punto de repetir título en el torneo, como en la edición celebrada en Ekaterimburgo, Carlsen se veía presionado a confirmar o descartar la idea de no comparecer ante el ruso para defender su título. En caso de no hacerlo, el torneo adquiría un nuevo interés porque la segunda plaza daba derecho a jugar por el título contra Nepo.

Carlsen se fue el viernes de cena a un céntrico restaurante, desde cuya terraza hizo varias fotografías que colgó en sus redes. Lo que puso en alerta a todo el mundo del ajedrez. Magnus venía a Madrid a cumplir compromisos de Play Magnus, su empresa, y, entre otras citas, a participar en un pequeño torneo organizado por el club ‘Ajedrez con cabeza’ en el cual terminó segundo por detrás del neerlandés Anish Giri, con el que cayó en el cara a cara jugando de forma muy desenfadada.

No sería la única derrota que encajaría en Madrid, ya que el sábado también perdió una partida relámpago (a tres minutos por participante) ante la legendaria Judit Polgar, a la que su empresa ha contratado como embajadora en sus eventos. La húngara hizo morder el polvo en 19 movimientos, para luego ofrecerle la revancha. Pero Magnus, con una sonrisa en la boca, la contestó: "No, gracias Judit. Así quedará mejor el relato".

placeholder Magnus Carlsen, jugando una partida en Madrid(FIDE/Stev Bonhage)
Magnus Carlsen, jugando una partida en Madrid(FIDE/Stev Bonhage)

El domingo estaba prevista su presencia en una exhibición en el paseo de Recoletos, en el II Encierro de ajedrez Sanferminero, pero Carlsen no compareció porque andaba gestionando algo mucho más importante. El noruego se acercó hasta el palacio de Santoña, donde se desarrollaba el torneo de Candidatos, pero no lo hizo para anunciar nada. Magnus cerró una reunión privada con el presidente de la FIDE, el ruso Arkady Dvorkovich, que también aparecía en el evento de cara a la conclusión del mismo.

La reunión entre ambos duró más de media hora y, según adelantaba Leontxo García en 'El País', se habló del cambio de formato del Mundial, incorporando partidas rápidas al mismo. Carlsen eludió a la prensa en todo momento, aunque sí se dejó ver por la sala de juego fugazmente y atendió amistosamente al público con el que se cruzó.

Pero no se quiso manifestar sobre su posible retirada de la defensa del título mundial, lo que hace suponer que finalmente no lo hará. Se le preguntó por la cuestión a Nepomniachtchi tras consumarse el triunfo en el torneo y el ruso advirtió: "Me da igual con quien tenga que jugar". Ahora todo apunta a que se volverá a ver las caras con Carlsen, que admitió que no le motiva repetir ante Nepo, algo que algunos han tomado como una falta de respeto hacia el subcampeón del mundo.

Foto: Imagen: EC Diseño.

La única declaración que hizo a la prensa fue justo al salir del palacio, cuando se le preguntó por el triunfo de Nepomniachtchi. Magnus fue elegante y reconoció el buen torneo del rival al que se medirá, si no ocurre nada raro, el próximo año. "Nepo fue criminalmente subestimado por los expertos y los apostantes. Yo pensaba que Ding y Caruana eran los favoritos, pero hay que felicitarle porque lo ha hecho muy bien". Y con una sonrisa se subió al taxi y se marchó rumbo a su hotel, del que salió este lunes rumbo al aeropuerto para marcharse a Las Vegas.

Esta vez no hubo visita al Bernabéu ni paseo por el centro de la ciudad. Carlsen cumplió su frenética agenda y tuvo tiempo de mostrar su perfil más afable con sus seguidores, cenar la comida española que tanto le gusta, perder dos partidas de ajedrez jugando de forma relajada, y hasta cuadrar una reunión con el capo de la FIDE para encauzar la próxima defensa de su corona con unos cambios que lleva reclamando varios años. El mundo del ajedrez respira aliviado tras su charla con Dvorkovich, quien no confirmó oficialmente la presencia del noruego en el Mundial, pero afirmó mostrarse "optimista" al respecto. Magnus sigue siendo el rey. Y en Madrid, su Madrid, mucho más, aunque este fin de semana Nepo le haya robado algo de protagonismo.

El Torneo de Candidatos tocó fin en Madrid el pasado lunes. Fue el cierre formal de la competición, porque el torneo ya quedó decidido el domingo, cuando el ruso Ian Nepomniachtchi sumaba ante Rapport el medio punto que necesitaba para asegurarse los nueve, que le convertían, no solo en el ganador, sino en uno de los campeones del Candidatos con más puntos de la historia de este torneo que arrancó en 1950 en Budapest.

Ajedrez
El redactor recomienda