Es noticia
Menú
Un error de la empresa del videoarbitraje termina por arruinar la credibilidad del VAR
  1. Deportes
Hawk-Eye reconoce estar investigándolo

Un error de la empresa del videoarbitraje termina por arruinar la credibilidad del VAR

Decir que envió "una imagen incorrecta a la televisión", mientras que "el VAR utilizó la imagen correcta para tomar la decisión correcta" permite pensar muy mal de la empresa... y la RFEF

Foto: Mikel Oyarzabal, durante el Real Sociedad-Betis. (EFE / Javier Etxezarreta)
Mikel Oyarzabal, durante el Real Sociedad-Betis. (EFE / Javier Etxezarreta)

"Está claro. Todos lo han visto y alguien debe dar explicaciones de lo que ha pasado". Por primera vez desde que entrena a la Real Sociedad, y ya van 150 partidos, Imanol Alguacil se quejó del arbitraje al término de la eliminatoria de Copa contra el Betis, que acabó con una contundente victoria andaluza por 0-4. "No hemos hecho nuestro mejor encuentro, pero hay situaciones que marcan partidos tan igualados", dijo el oriotarra en referencia al gol anulado a su equipo, que pudo poner el 1-1 en el marcador poco antes de acabar la primera parte. "En un partido tan equilibrado las cosas deberían haber sido normales e iguales, pero hoy no ha sido así y en un partido tan importante esas decisiones influyen una barbaridad", insistió el técnico de la Real.

Foto: Medina Cantalejo, presidente del Comité Técnico de Árbitros. (EFE / J.J. Guillen)

Una hora después, Hawk-Eye Innovations, la empresa contratada por la Federación Española de Fútbol (RFEF) para gestionar el VAR con su tecnología en las jugadas como los fueras de juegos, admitió en sus redes sociales que "hubo un problema en la revisión de un fuera de juego de la eliminatoria de cuartos de final de la Copa del Rey entre la Real Sociedad y el Betis". La jugada en cuestión tuvo lugar en el minuto 41 y terminó en gol de Januzaj. Lo más curioso es que el 1-1 ni siquiera subió al marcador, ya que el auxiliar no dudó en levantar el banderín, cuando lo cierto es que decidir si era o no fuera de juego resultó bastante complicado.

El "problema" al que hizo alusión Hawk-Eye Innovations es que "se enviara una imagen incorrecta a la emisora de televisión, situación que fue corregida rápidamente", para añadir que "el VAR utilizó la imagen correcta para tomar la decisión correcta". Es decir, además de un despropósito por más que la empresa reconociera el error públicamente, un peligroso precedente, pues después de este suceso la credibilidad del videoarbitraje queda aún más bajo sospecha de lo que ya estaba.

Como es lógico, las imágenes que se ofrecieron desde el VAR en televisión indignaron a los aficionados de la Real, pero también sorprendieron a quienes pudieron comprobar que, al menos en una captura que se supone que no estaba manipulada y que, por tanto, era real, no había fuera de juego de Mikel Oyarzabal, pues el pie de Marc Bartra la habilitaba para estar, cuando menos, en línea. "Hemos perdido 0-4. No hay excusas. Pero @Hawkeye_view esto no puede pasar. Buenas noches", fue la respuesta del club donostiarra en la misma red social en la que la empresa contratada por la RFEF intentó explicar lo inexplicable.

La Real ya mostró su disconformidad con la labor videoarbitral tras el partido disputado en Mendizorrotza ante el Alavés, en el primer partido de Liga de 2022. En aquella ocasión, el árbitro, se supone que siguiendo las instrucciones del VAR, ni siquiera se dignó a revisar un claro penalti cometido sobre Isak. El choque ante los vitorianos concluyó 1-1 y en esa jugada pudo haber llegado el 0-2. También en la visita al Espanyol a finales del año pasado, con 0-0 en el marcador, el propio Isak marcó el 0-1 después de que Mateu Lahoz, en quien previamente había tocado el balón, diese validez a la jugada, aunque al ver que esta acabó en gol, lo anuló.

placeholder Imagen que ofreció el VAR en televisión
Imagen que ofreció el VAR en televisión

La guerra de Rubiales con Mediapro

Cabe recordar que en mayo de 2019 la Federación Española de Fútbol (RFEF) le retiró la realización del VAR a Mediapro, con la que precisamente mantenía, entre otras muchas, una polémica en el concurso por los derechos audiovisuales de la final de Copa, de la que Rubiales excluyó a la empresa que preside Jaume Roures. Un juez obligó a retrotraer el proceso, pero éste acabó con Televisión Española, sí, la misma que no apoya económicamente al resto de deportes, como ganadora.

Sorprendió que, haciendo bueno el "dime de qué presumes y te diré de qué careces", desde la Ciudad del Fútbol de Las Rozas se alardeara de que "esta es la primera vez en que la RFEF realiza un concurso transparente y con criterios objetivos para la adjudicación de esta tecnología en España, en el que se han establecido unas requisiciones técnicas exhaustivas y más exigentes incluso que las de la FIFA".

Lógicamente, Mediapro no tardó en anunciar que impugnaría el resultado del concurso, al considerar que "las bases beneficiaban especialmente a uno de los dos ofertantes, de manera que era irrelevante la oferta económica y la calidad de los aspectos técnicos". Según el grupo catalán, su oferta significaba un millón de euros de ahorro para la RFEF, algo que lógicamente sorprende, de ahí que consideraran que las bases del concurso se basaban "en criterios subjetivos que adjudicaban de antemano el contrato".

Por su parte, desde la RFEF se limitaron a defender su decisión de considerar que el concurso del VAR ponderaba 55% la experiencia y 45% la oferta económica y que, aunque se hubiera ponderado menos la experiencia, precisamente una de las quejas de Mediapro, también hubiera ganado Hawk-Eye. Es decir, que, efectivamente, la decisión parecía estar tomada de antemano, de ahí que Mediapro anunció acciones legales, si bien la justicia consideró que al no recurrir las bases del concurso, "asumió el resultado". Sin embargo, tanto la FIFA como la UEFA confían cada vez más en Mediapro y menos en Hawk-Eye, otro dato que da qué pensar.

Foto: Medina Cantalejo, con Rubiales al fondo. (EFE/J. J. Guillén)

Volviendo al partido disputado este jueves en Anoeta, Hawk-Eye y la propia RFEF han quedado en evidencia en lo que al VAR se refiere por más que la empresa tecnológica diga que está investigando lo que pasó. De hecho, han logrado que hasta el mismísimo Imanol se quejara del arbitraje. "No entiendo que no hayan dado válido el gol de Januzaj, creo que en el segundo gol de ellos no hay fuera de juego de Isak y levanta el banderín", insistió el técnico de la Real, qu confesó que "a mis jugadores les he dicho la verdad y les he felicitado a pesar de la paliza recibida". "No ha sido nuestro mejor partido, pero lo de hoy...", sentenció Imanol, a quien también se le ha terminado la paciencia o en su caso tal vez la ingenuidad...

"Está claro. Todos lo han visto y alguien debe dar explicaciones de lo que ha pasado". Por primera vez desde que entrena a la Real Sociedad, y ya van 150 partidos, Imanol Alguacil se quejó del arbitraje al término de la eliminatoria de Copa contra el Betis, que acabó con una contundente victoria andaluza por 0-4. "No hemos hecho nuestro mejor encuentro, pero hay situaciones que marcan partidos tan igualados", dijo el oriotarra en referencia al gol anulado a su equipo, que pudo poner el 1-1 en el marcador poco antes de acabar la primera parte. "En un partido tan equilibrado las cosas deberían haber sido normales e iguales, pero hoy no ha sido así y en un partido tan importante esas decisiones influyen una barbaridad", insistió el técnico de la Real.

Real Federación Española de Fútbol Mediapro Tecnología Real Betis RTVE CNMC