Saúl, Cesc, Iglesias... El veganismo se expande en el deporte: entre la salud y el activismo
  1. Deportes
Se involucran en empresas

Saúl, Cesc, Iglesias... El veganismo se expande en el deporte: entre la salud y el activismo

Cada vez son más los futbolistas que se involucran en empresas relacionadas con adoptar una dieta vegana o en la creación de productos gastronómicos sin presencia animal

placeholder Foto: Hector Bellerín, uno de los futbolistas que abraza el veganismo. (Reuters)
Hector Bellerín, uno de los futbolistas que abraza el veganismo. (Reuters)

Inmobiliarias, hostelería, productoras, cadenas de moda...Las inversiones económicas de los futbolistas, o deportistas en general, suelen caer en grandes negocios sospechosamente habituales. Al menos las más conocidas. Pero hace unas semanas se anunciaba que cuatro jugadores de fútbol, de primera línea, habían puesto su dinero en una peculiar empresa española. Su nombre es Heura y se dedica a la fabricación y distribución de carne 100% vegetal. “Nuestro reto es el de alimentar a una población mundial en aumento que demanda cada vez más proteínas, con un clima cada vez más inestable, teniendo en cuenta a los animales, el planeta, la justicia alimentaria y nuestra salud”, dicen en una de sus cartas de presentación.

Los protagonistas directos de la inversión son Saúl Ñíguez, Cesc Fábregas, Borja Iglesias, Sergi Roberto y Chris Smailling. Heura está en una impresionante y constante expansión. Su nombre está dando la vuelta al mundo. “Está habiendo una revolución en el mundo del deporte. Se está empezando a demostrar que perfectamente puedes tener una alimentación 100% vegetal y tener alto rendimiento”, explica a El Confidencial Bernat Añanos, cofundador de la empresa.

placeholder Los fundadores de Heura, Marc Coloma y Bernat Añaños. (Heura)
Los fundadores de Heura, Marc Coloma y Bernat Añaños. (Heura)

No obstante, no son muchos los que explicitan todavía sus hábitos veganos. En el caso de los futbolistas inversores, conocemos a ciencia cierta que Saúl mantiene una dieta sin animales. El jugador del Atlético de Madrid ha explicado públicamente su cambio. Y tiene claros los conceptos, porque ser vegano va más allá de la alimentación. “Es un estilo de vida, en el que no se puede usar cierto tipo de ropa, ciertos cosméticos. Es un estilo de vida que se trata de proteger y garantizar que los animales no sean maltratados de ninguna manera. Es un estilo de vida en el que todavía no estoy involucrado personalmente, pero me estoy volviendo vegano paso a paso. Aunque todavía no soy vegano”, señalaba el año pasado.

Sobre Borja Iglesias, de los futbolistas que más se mojan en redes sociales, también se ha publicado que su dieta ha sido vegana en algunas etapas. Y se le ha podido ver compartir mensajes de conciencia ambiental, aparte de los propios productos de la empresa Heura, quienes aclaran que no hubo motivación económica para ello. “Cuando Borja sube esto, lo hace porque le apetece explicar al mundo lo que hacemos desde Heura Foods”, destaca el cofundador.

Más explícito ha sido desde hace tiempo el jugador del Arsenal Héctor Bellerín. O Denis Suárez, quien en 2019 manifestó que su decisión estaba muy relacionada con el maltrato a los animales. Otro futbolista que ha proclamado sus hábitos veganos desde hace bastantes años es Carlos Cuellar. Como anécdota, existe un club inglés 100% vegano, llamado Forest Green, designado por la Fifa como el club más sostenible del mundo.

placeholder Denis Suárez, otro de los futbolistas que se hizo vegano. (Efe)
Denis Suárez, otro de los futbolistas que se hizo vegano. (Efe)

“Creamos productos que a mucha gente le gustan y somos activistas, nos mueve la misión y por tanto informamos”, señala Añanos sobre la relación mantenida con los futbolistas. Ellos, claro, han probado sus productos. Y les han contado cómo les sientan y funcionan en sus dietas. “Rompen una barrera que está súper puesta en las cabezas de las personas de que la carne es la mejor fuente de proteína. Que personas como ellos, con sus carreras y rendimiento, estén comiendo Heura y apuesten por ella, me parece una grandísima noticia”, afirma.

Desde Heura afirman que sus productos están presenta ya en las dietas de muchos clubes españoles aunque prefieren no concretarlos por no tener unos acuerdos cerrados. Y que se está creando un efecto dominó para llegar a más lugares. “Una persona no vegana ha sido la persona que ha hecho que en muchos clubes haya Heura. Recomendó el producto a un nutricionista de un club”, destaca. Para Añanos, el activismo es muy amplio. “No hace falta que digas: salvemos animales. Porque eso para mí es la misión final y hay muchas formas de salvarlos”, dice quitando hierro a que muchos jugadores no ejerzan también de activistas al uso.

De Lewis Hamilton a un corredor de ultramaratones

En el mundo del activismo vegano todos destacan que el caso más relevante de deportista-activista es el de Lewis Hamilton. El piloto de Fórmula 1 lleva una dieta sin productos animales y ha alzado la voz en contra del maltrato animal en diferentes ocasiones. También siguen dietas veganas o vegetarianas figuras como Novak Djokovic, Venus y Serena Williams o Carl Lewis en su momento. Con un perfil más activista claro destacan nombres como el culturista Patrik Baboumian o la corredora Fiona Oakes.

Foto: Verstappen y Hamilton en el pódium del G.P. de Estiria

Todos estos nombres los tiene en la cabeza un corredor de larga distancia cántabro. Su nombre es Alberto Pelaéz y ha publicado recientemente un libro llamado No como animales (Diversa Ediciones). En él cuenta su experiencia personal y deportiva siendo vegano. Uno de los prólogos está escrito por el ex-triatleta Eneko Llanos, también vegano. “Siempre he considerado el deporte como una buena plataforma para hablar y derribar muchos mitos sobre la dieta vegana”, afirma a este medio.

Pelaez ha corrido pruebas de más de 100 kilómetros, Ironmans, triatlones…”Los deportistas mostrando que se puede tener una buena salud y rendir a un buen nivel excluyendo los productos de origen animal es un ejemplo poderoso. La gente puede ver que si un futbolista de élite, un levantador de pesas o un corredor de ultrafondo pueden hacer una vida plena sin comer animales, ellos también pueden”, argumenta. En su caso, suele lucir el lema “No como animales” en el estampado de su camiseta al competir. No es lo común. “Echo de menos más activistas. Deportistas con dietas sin animales hay muchos. Pero menos que cuando obtengan victorias hablen bien claro por los animales. Por patrocinadores y demás, igual se muerden la lengua. Pero cada pequeño gesto que hagan me parece positivo porque va a mover montañas”, explica.

Porque el movimiento quiere dejar clara las diferencias entre ser vegano y seguir una dieta vegana o vegetariana solo por salud o rendimiento. “Pero cuando se empieza a profundizar un poco en el tema se suelen dar cuenta de que el tema ético es indisoluble de lo demás. A mí mucha gente me dice que quiere hacerse vegano para correr como yo. No, yo lo hice por los animales. Yo incluso pensé que iba a correr menos. Como efectos colaterales he experimentado mejoras en la salud y el rendimiento. Eso me lo tomo como un premio, como una recompensa. Yo prefiero que sea una motivación altruista, porque eso hará que lo mantengas en el tiempo. Si lo tomas como una dieta, puede ser más efímero”, añade.

placeholder

La sociedad ha cambiado mucho en la aceptación del veganismo en los últimos años. Peláez lo refleja en su libro. Especialmente llamativo es el pasaje en el que explica que no contaba su modo de vida a sus compañeros de trabajo y que comía carne con ellos por cierta vergüenza. “Antes, tener compasión o respeto por los animales era considerado signo de debilidad. Ahora estoy viendo cómo mostrar conciencia es un signo de compromiso. A mí me gusta que ya puedas decir con orgullo de te preocupas del respeto a los animales”, destaca.

Desde el ámbito activista al uso también han vivido este proceso de cambio. “Que haya personalidades del mundo del deporte que inviertan en empresas de proteína vegetal como Heura son un reflejo más del aumento que hay en la sensibilización de la sociedad por una alimentación más respetuosa, sostenible y respetuosa con el medio ambiente y animales”. Quien habla es Javier Moreno, director de comunicación de la Fundación Igualdad Animal.

Desde esta organización no dudan de que cada vez más personas apuesten por este tipo de alimentación en el mundo del deporte es algo positivo para la causa. “Ha habido muchos mitos durante años con que los deportistas de élite no podían tener alimentación así y esos mitos se han ido derribando”, añade Moreno. El papel de las redes sociales y la democratización del acceso a la información han tenido un papel clave. “No olvidemos que la industria cárnica es una de las más herméticas del mundo. En su publicidad y anuncios no muestran la situación de los animales en los mataderos”, recuerda.

La ciencia habla: se puede ser vegano y deportista de alto rendimiento

Pero, desde el punto de vista científico, ¿puede un deportista ser vegano? Enfocándolo en el fútbol, el catedrático en Bioquíma y Biología Molecular, José Manuel López Nicolás, planteó esa pregunta en un artículo publicado en la Revista Líbero. “Un correcto consumo de proteínas es clave para cualquier futbolista. Aunque es cierto que las fuentes de proteínas más habituales son de origen animal, los deportistas veganos pueden obtener buenas proteínas vegetales de los frutos secos (cacahuetes, almendras, anacardos, etc.) y de las legumbres (la soja texturizada posee un 50% de proteína)”, señalaba el texto. Y entre sus conclusiones destacaba: “seguir una dieta vegana no es incompatible con ser futbolista de élite. Sin embargo, las necesidades especiales que tienen estos jugadores hace altamente recomendable que su alimentación sea controlada por un verdadero especialista en nutrición humana y dietética”.

Para López Nicolás, muchas veces a este tipo de dietas se las machaca desde el desconocimiento, según afirma a este medio. “Sí que es cierto que mucha gente las sigue por activismo, más allá de su importancia nutricional. Pero yo ahí no entro. Lo que sí veo es que muchas veces se escucha la palabra vegano y automáticamente se critica”, añade.

placeholder Saúl, en una imagen de archivo. (Efe)
Saúl, en una imagen de archivo. (Efe)

Aitor Sánchez, nutricionista, autor del blog Mi Dieta Cojea y de varios libros especializados, considera la pregunta un “falso debate”. “No hay ningún nutriente que sea exclusivo de origen animal. En cambio sí lo hay exclusivo de origen vegetal. A la hora de hacer una dieta a un paciente vegano, tienes que tener en cuenta un menos abanico de posibilidades, pero no es incompatible ni debería ser una dificultad o que implicase menor rendimiento”, destaca a El Confidencial.

Habla Sánchez también de la suplementación de nutrientes, algo que es habitual en el mundo del deporte. “A efectos prácticos si tenemos un deportista vegano y otro convencional, a uno la das una proteína y otro otra. Hace unos años no había proteína de soja o guisante aislada y ahora te la encuentras fácilmente. Hoy hay muy pocas barreras para ser vegano, más bien a nivel social”, comenta.

Para este profesional, poder se puede. “Otra cosa es que la gente no tenga recursos y prefiera decir que no es posible antes de reconocer sus incapacidades. Esto pasa mucho en Sanidad. Luego en el tema del deporte hay que tener en cuenta que tiene una mochila y prejuicios a sus espaldas. El hecho de que toda la vida se hayan hecho las cosas así y al igual que en otras conquistas sociales el deporte de haya quedado atrás, con el tema de los consumos o dietas alternativas, es también algo que tiene una mochila cultural. Porque parece que si haces cosas no normativas te pueden poner en entredicho. Ha pasado con algunos jugadores que hacían Ramadán, por ejemplo, y tampoco tenía por qué provocar efectos en el rendimiento”, explica.

Como en otros ámbitos, los referentes son importantes. “Se usa la falacia de que no hay tantos atletas de élite veganos. Pero esto pasa porque no se ha normalizado desde las bases. En el momento que tengamos un deporte que pueda incorporar deportistas veganos desde la base, las cosas cambiarán. Pero si cuando tienes 12 años tu entrenador te dice que no se puede, es complicado que llegues a la adultez así”, considera Sánchez.

El nutricionista destaca el ejemplo de Patrick Lange, dos veces campeón mundial de Ironman. Y vegano. “Cuando batió el récord del mundo en las noticias nadie hizo alusión a eso. En cambio, luego vemos titulares sensacionalistas como que una persona vegana intentó subir el Everest y se mató. Los medios deportivos se han burlado mucho de la dieta vegana”, considera.

Cualquier persona que frecuente los supermercados habrá comprobado cómo los estantes se han llenado de productos veganos diferentes o infinidad de leches vegetales. Un reflejo de cambio. “Aunque hay que romper barreras, se ha avanzado mucho en 15 años. Hace nada parecía imposible pensar en fuentes de proteína que no fueran de origen animal. Todo el mundo pensaba a nivel deportivo en planes muy centrados en carne, pescados, huevos y lácteos. Lo que estamos haciendo ahora es sacudirnos las mentiras que se han ido diciendo estas décadas”, destaca Sánchez.

Desde Heura ven una evolución evidente. “Hay más información que nunca, se están haciendo muchos estudios, ya sea por el medio ambiente, por animales o salud. Están corroborando que una dieta 100% vegetal y un cambio hacia proteínas vegetales es positivo. Otra cosa cambia el paradigma: que hay opciones. Y las opciones dan esa libertad a la gente. Y ya no solo Heura, hay más opciones saludables, sostenibles y que están muy buenas”, sentencia Añanos.

Deporte
El redactor recomienda