Ancelotti prepara un casting entre los cedidos a la espera de ver si llega Mbappé
  1. Deportes
MUCHAS OPCIONES PARA EL ITALIANO

Ancelotti prepara un casting entre los cedidos a la espera de ver si llega Mbappé

El técnico y el club apuestan por reforzar el mediocampo y entre Odegaard, Brahim y Ceballos uno de ellos podría quedarse

placeholder Foto: Ancelotti, durante su época en Premier League (Reuters)
Ancelotti, durante su época en Premier League (Reuters)

Carlo Ancelotti ya prepara el diseño de la plantilla del Real Madrid de la temporada 2021-22. Lo hace codo con codo con José Ángel Sánchez, el director general del club, con quien estudian los casos de los 35 jugadores que tiene en nómina el equipo blanco. En estos días en los que el técnico sigue buscando domicilio en una ubicación cercana a la que tenía en su anterior etapa en el Real Madrid, en los alrededores de El Retiro y no muy lejos del Museo del Prado, las llamadas entre Sánchez y Carletto han sido constantes. Con Florentino Pérez, sin embargo, ha hablado un par de veces, pero nada referente a la plantilla.

Ancelotti siempre ha sido un entrenador de club, un técnico que respeta las decisiones de los directivos y no pone problemas a la hora de elaborar la plantilla pidiendo refuerzos o exigiendo nombres concretos.

En este caso, Carletto y Sánchez han hecho un repaso de los jugadores que hay disponibles y coinciden en su veredicto: hay que reforzar el mediocampo y sumar gol en ataque. Lo primero no supondrá ningún esfuerzo al club, ya que entre los cedidos hay jugadores que pueden sumarse a la plantilla para equilibrarla en la línea del centro del campo. Para lo segundo, el Real Madrid trabaja en la contratación de Kylian Mbappé, como objetivo prioritario, y con ello quedaría resuelto ese problema.

Foto: Isco en el partido del Real Madrid contra el Villarreal. (Efe)

Analizando línea por línea, el italiano está satisfecho con la portería y la defensa. La presencia de Thibaut Courtois colma las expectativas del italiano, que para la posición de segundo portero se ha puesto en manos del club. Si el Real Madrid decide ceder a Andrey Lunin para que disponga de minutos, no tendrá problemas en contar con un guardameta de la cantera. Posición, por tanto, que está cubierta.

En defensa se ha hablado mucho de la salida de Sergio Ramos y de la venta, más que posible, de un Raphael Varane que no renovará el contrato que tiene con el Real Madrid y que acaba en junio de 2022. El club tratará de rentabilizar su marcha con un traspaso este verano, lo que reduce la nómina de centrales en la plantilla a Nacho y Militao. A ellos se suma la figura de David Alaba, que se tomará unos días de vacaciones tras llegar a octavos en la Eurocopa con Austria. Y como cuarto central se cuenta con el regreso a Madrid de Jesús Vallejo, que estaba en Granada y que completaría la nómina de zagueros para el eje de la defensa. Además, Ancelotti contará con jugadores de la cantera para trabajar con el primer equipo para cubrir eventuales lesiones y el nombre que más suena porque ya ha debutado con el primer equipo es el de Víctor Chust. Para los laterales Carvajal y Mendy son fijos y el club busca salida a Odriozola y a Marcelo, que concluye contrato en 2022. Sin embargo, el brasileño quiere cumplir su contrato porque guarda muy buena relación con Ancelotti, y el técnico estaría dispuesto a que se quede. Los canteranos Marvin y Miguel Gutiérrez también aparecen en los planes de la primera plantilla blanca.

Foto: Raphael Varane con la Selección de Francia en la Eurocopa. (Efe)

El mediocampo es la línea que más dudas presenta. Y ahí es donde Ancelotti hará su particular ‘casting’ y hablará con algunos de los jugadores que regresan de cesiones en otros equipos. Las figuras de Casemiro, Kroos y Modric son indiscutibles y a ellos se suma la gente de banda como Lucas Vázquez, Vinicius, Rodrygo o Marco Asensio. El gallego acaba de renovar y su versatilidad gusta a Ancelotti. De los dos brasileños podría salir Rodrygo en busca de minutos en otro equipo si Ancelotti lo estima oportuno. Hay equipos interesados en él y su posición está cubierta de sobra. Vinicius sigue siendo el jugador con mayor valor de mercado, por lo que el club ha dicho a Ancelotti que es uno de los jugadores franquicia. A Isco se le busca equipo este verano para tratar de rentabilizar su marcha, ya que acaba contrato en 2022. El malagueño ha ido perdiendo protagonismo, pero la llegada de Ancelotti, con quien el jugador mantiene muy buena relación, hace pensar que el futbolista querrá cumplir su contrato. Caso idéntico al de Marcelo. Marco Asensio es otro jugador intocable, como Vinicius, al que en el club esperan que Carletto saque mejor rendimiento que Zidane.

Pero tanto el entrenador como el club creen que la plantilla debe equilibrarse reforzándose con la incorporación de otro centrocampista y ahí aparecen los nombres de jugadores cedidos que regresan: Dani Ceballos, Odegaard y Brahim.

Dani Ceballos tiene pendiente una conversación con el técnico, pero el Real Madrid lo ve como una posibilidad importante de ingresar dinero con su venta. Ha elevado su precio por encima de lo que pagó al Betis, ya que en su día desembolsó 20 millones por él y ahora está pidiendo 30 a los clubes que preguntan por Ceballos. Esa cifra descarta al Betis, destino que más gusta al jugador, quien además ha advertido que no se irá más cedido. O se queda o se va traspasado. El Real Madrid lo ha puesto en el mercado con la clara intención de hacer caja por él, y Ancelotti respaldará la decisión del club.

placeholder

El noruego Martin Odegaard es el jugador que cuenta con más opciones de ser repescado por el Real Madrid para completar su nómina de mediocampistas. Es un perfil que gusta al club y al entrenador, ya que estuvo el año pasado seis meses en el equipo y puede dar descanso tanto a Modric como a Kroos. Para rebajar la carga de partidos de Casemiro, Carletto cuenta con la polivalencia de un Alaba que ha jugado de pivote defensivo tanto en el Bayern como en la selección. Y el caso de Brahim es el más abierto porque el jugador ha realizado una buena temporada en el Milan, que ha pedido que se quede allí otra campaña más. El jugador parece contento con esa posibilidad, Ancelotti no lo ve con malos ojos y el Real Madrid cree que el futbolista ha encontrado un entorno en el que está madurando con minutos de calidad y se está revalorizando. Así que todo invita a pensar que podría quedarse allí, salvo que salga Isco y se necesitase un jugador de su perfil. Y a estos se suman los canteranos Arribas y Antonio Blanco, que ya acabaron la pasada temporada asomándose al primer equipo.

En la delantera Karim Benzema seguirá siendo la referencia. El francés, a sus 35 años, atraviesa por el momento más dulce de su carrera, y el Real Madrid se aferra a él. Junto a Karim aparecen dos figuras controvertidas: Eden Hazard y Gareth Bale. El primero debe superar su plaga de lesiones y recuperarse anímicamente para volver a ser el que fue, algo que tanto Carletto como el club están convencidos de que ocurrirá. El caso de Bale genera polémica. Ancelotti confía en él como refuerzo, y más después de la buena Eurocopa que ha realizado con Gales. El futbolista está convencido de que acabará su última temporada de contrato jugando en el Real Madrid, pero sus 17 millones de ficha son una pesada losa para el club. Si apareciese otro club interesado en sus servicios que esté dispuesto a pagar la mitad de su ficha, como hizo el Tottenham el año pasado, Bale saldrá para ahorrarle más de 15 millones de euros brutos al Real Madrid de masa salarial. Pero esa posibilidad parece muy complicada. En tal caso, Ancelotti dispondrá de Bale como gran ‘fichaje’ en la delantera a la espera de que se resuelva el fichaje de Kylian Mbappé.

Bale saldrá cedido de nuevo si otro club acepta pagarle la mitad de su ficha

El Real Madrid está centrando todos sus esfuerzos, desde hace meses, en cerrar esa contratación, pero ahora mismo dependen de las decisiones el París Saint-Germain, ya que tiene contrato hasta 2022. Si lo pone en el mercado este verano por la negativa del jugador a renovar, Mbappé será madridista. Si no, el Real Madrid esperará al año que viene y podría sondear la opción de Haaland. La idea del club es cerrar este año a Mbappé y que el Dortmund se quede con el noruego un año más, para afrontar su fichaje la temporada que viene. Un crack cada año. Pero hay muchos clubes interesados en Haaland, como el Liverpool o el Bayern, y parece que no será sencillo que acabe vestido de blanco ni este verano ni el que viene.

A eso se sumaría la figura de un delantero de segundo nivel para completar el roster de delanteros. De momento aparece la figura de Mariano, porque se da por hecho que Mourinho se quedará con Borja Mayoral en la Roma. Pero el Real Madrid aún espera la confirmación del club italiano, que tendrá que pagar 15 millones para quedarse en propiedad con el canterano blanco.

Así, que Ancelotti, a la espera de la llegada Mbappé, tiene trabajo por delante. Debe realizar un casting entre los cedidos para ver cuál se queda para reforzar el mediocampo, y tiene que trabajar la recuperación de Hazard y Bale, para que se conviertan en jugadores importantes en la plantilla. Además, Asensio y Vinicius deben dar un paso adelante en este primer año de la segunda etapa de Carletto, y la defensa debe reconfigurarse con Alaba y sin Sergio Ramos, ni presumiblemente Varane.

Real Madrid Kylian Mbappé Fútbol Carlo Ancelotti