Incendio en la Selección a una semana de la Euro: llegan seis nuevos y lío con los clubes
  1. Deportes
ESTÁN TODOS AISLADOS

Incendio en la Selección a una semana de la Euro: llegan seis nuevos y lío con los clubes

El positivo de Busquets pone en peligro toda la expedición, que está a la espera de resultados para conocer hasta dónde llega el brote

placeholder Foto: El seleccionador español, durante el entrenamiento del 3 de junio. (Reuters)
El seleccionador español, durante el entrenamiento del 3 de junio. (Reuters)

España debuta en la Eurocopa el próximo lunes y en estos momentos nada va como debería. De hecho, el peor temor de la Federación se ha cumplido: la burbuja de Las Rozas, donde los jugadores llevan un par de semanas aislados para evitar contagios, se ha roto con el positivo de Sergio Busquets. El catalán, que es también el capitán de la Selección, se encuentra aislado en su domicilio de Barcelona a falta de conocer su evolución; en principio, según el protocolo de la UEFA, es complicado que esté el lunes contra Suecia, y ahora la duda está en saber si Luis Enrique optará por aguantar hasta el último momento o decidirá sustituirlo.

Foto: Busquets atiende a las explicaciones de Luis Enrique. (EFE)

Por si acaso, el seleccionador se ha cubierto las espaldas. Ayer por la tarde, llamó de urgencia a Pablo Fornals (West Ham), Rodrigo Moreno (Leeds), Brais Méndez (Celta) y Carlos Soler, del Valencia. También lo hizo, a última hora de la noche, con Raúl Albiol, compañero de zaga de Pau Torres en el Villarreal, y con Kepa Arrizabalaga esta mañana, del Chelsea, para completar una incomprensible nómina de cuatro porteros.

En principio, se incorporan a la concentración solo para entrenar, en una burbuja paralela alejada del resto de los jugadores que, por otra parte, están también entrenando individualmente. Así lo harán al menos hasta el sábado, dos días antes de debutar en la Euro. Los cinco se encontraban de vacaciones y es de suponer que su estado físico no será apto para disputar la Euro de forma inmediata, si bien era la única opción que tenía la Federación de cara a un hipotético repunte de los contagios. Aunque no se reconoce oficialmente, existe el temor fundado de que en los próximos test se descubran nuevos casos, ya que los jugadores han pasado mucho tiempo juntos en los últimos días. En la primera prueba después del contagio, realizada anoche, todos los jugadores dieron negativo, aunque podrían aparecer en los próximos días.

En teoría, esto no puede haber sucedido. Los jugadores se han mantenido completamente aislados del resto del personal de la Federación en las instalaciones de Las Rozas, acercándose solo a varios metros de los periodistas durante los entrenamientos y concediendo las entrevistas con un cristal de por medio, como en las ruedas de reconocimiento de la policía. Nadie sabe dónde pudo contagiarse Busquets, pero ahora se lamenta que se permitiese a los jugadores salir el domingo por la noche para cenar en el Trasgu, un restaurante de Torrelodones, en Madrid. Aunque estuvieron en un reservado, se teme que esa cena haya podido convertirse en un foco de infección, porque no se contaba con el contagio de Busquets.

placeholder Laporte, en la rueda de prensa posterior al amistoso contra Portugal. (EFE)
Laporte, en la rueda de prensa posterior al amistoso contra Portugal. (EFE)

Tarde y mal

El fallo en la burbuja de la Selección ha precipitado una serie de catastróficas desdichas. La más llamativa es el volantazo del Gobierno, que ayer anunció la vacunación de urgencia del equipo nacional. Se trata de un agravio comparativo con el resto de la sociedad, ya que, a diferencia de la delegación olímpica, que ha sido inmunizada con las vacunas Pfizer del Comité Olímpico Internacional, las que recibirá la Selección son las que estaban previstas para el resto de ciudadanos de más edad y que, por tanto, les son más necesarias. Antes de vacunar a la Selección, el Ejecutivo tendrá que modificar el Plan Nacional de Vacunación, y siempre existe la posibilidad de que alguna comunidad autónoma vete el nuevo acuerdo, aunque se considera una posibilidad remota.

''Puedo entender que vacunar a la Selección se pueda considerar una excepción de interés''

Porque aquí viene otro problema: es muy tarde para vacunar a los futbolistas. Una vez vacunado, el organismo humano necesita varios días para generar anticuerpos contra el coronavirus, en torno a 10, de modo que lo más probable es que los españoles no lleguen a la competición inmunizados, pero sí es factible que algunos de ellos sufran los efectos inmediatos de la vacuna, como dolores musculares o fiebre, que podrían limitar su calendario de entrenamientos con la competición a la vuelta de la esquina.

Los jugadores no empezarán la Euro inmunizados, pero alguno sufrirá por la vacuna

El positivo de Busquets ha tenido otros efectos colaterales. El más curioso, la designación de Jordi Alba como nuevo capitán de la Selección por veteranía. Como es sabido, Luis Enrique y Alba acabaron a palos cuando coincidieron en el Barcelona, sin dirigirse la palabra en los entrenamientos y soltándose pullas en las ruedas de prensa. De hecho, el asturiano fue el primer seleccionador en dejar fuera a Alba desde 2012, lo que hizo aún más hostil la relación entre ellos. Sin embargo, incapaz de obviar la fantástica temporada de Alba en el Barcelona, donde ha sido el mejor del equipo, Luis Enrique volvió a convocarlo en marzo, aunque no como titular indiscutible. Ahora tienen un trato profesional, si bien la relación entre ambos nunca volverá a ser la misma. Se entiende su convocatoria como el mayor sapo que se ha tragado Luis Enrique con la lista, y será aún mayor si se confirma la baja de Busquets y Jordi Alba pasa a ser la voz autorizada del vestuario.

Por último, está el amistoso de hoy frente a Lituania. Confinado el equipo absoluto, la Federación ha decidido que sea la sub-21 la que se enfrente a los bálticos en Butarque. El partido no se ha suspendido, conceden fuentes federativas, porque la selección lituana se resistía a renunciar a su parte de los derechos de televisión cuando ya lleva dos días entrenando en Madrid. A la televisión se le vendió un partido entre selecciones absolutas y es lo que finalmente será, de modo que esta noche prácticamente todos los sub-21 debutarán al máximo nivel con España. Esto no pasaría de la anécdota de no ser porque muchos clubes incluyen una cláusula en los contratos de sus jóvenes promesas que estipula que su ficha se incrementará una cantidad o cobrarán una prima por debutar con la absoluta. Esto es así porque se considera la prueba concluyente de que el jugador está entre los mejores del país y debe ganar más que un recién llegado. Según desvela el diario 'As', varios clubes han mostrado su enfado al encontrarse con unos pagos inesperados que, para colmo, no reflejan el nivel real de sus jugadores, tan solo demuestran que en la España de Rubiales cada día es una sorpresa.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Luis Enrique Eurocopa
El redactor recomienda