Mínima cobertura mediática para los Juegos Olímpicos más raros de la historia
  1. Deportes
TOKIO SERÁ UN GIGANTESCO BUNKER

Mínima cobertura mediática para los Juegos Olímpicos más raros de la historia

Decenas de medios de comunicación de todo el mundo están cancelando la cobertura dado el nulo contacto que habrá con los protagonistas

placeholder Foto:

Habrá Juegos Olímpicos, pero a qué precio. Según detalla el Comité Olímpico Internacional en su último Playbook, el manual donde detalla qué pueden hacer y qué no los deportistas y periodistas que van a cubrir el evento, los protagonistas deberán pasar su estancia en Japón 'bunkerizados', sin acceso a nada que no sea el hotel o las instalaciones deportivas donde van a competir para evitar contagios. Lo mismo para los periodistas, que no podrán tener contacto directo con los deportistas ni desplazarse por Japón.

placeholder Una pareja se hace un selfie en Tokio. (Efe)
Una pareja se hace un selfie en Tokio. (Efe)

Las restricciones empiezan antes de aterrizar en las islas. A pesar de que todos los deportistas viajarán vacunados a Japón, el país les exigirá dos PCR negativas antes de salir del aeropuerto, otra a los tres días de su llegada y además les someterá a otra cada cuatro días que permanezca en la Villa Olímpica. Así, un atleta que pase 15 días en Japón, habrá de someterse a siete test antes de volver a casa. Si da positivo en alguno, su aventura olímpica habrá terminado.

Tampoco podrán competir si, antes de entrar al recinto, su temperatura corporal excede los 37,5 grados. Ni la vacuna ni las PCR negativas pueden salvarles si tienen indicios de fiebre, aunque sea un simple resfriado.

Deportistas y prensa no se encontrarán en ningún momento

El movimiento será una de las facetas más restringidas: tanto deportistas como la prensa tienen prohibido abandonar sus hoteles, designados para la ocasión, sin la posibilidad de salir a la calle a hacer turismo o estirar las piernas. Los únicos medios de transporte serán provistos por la organización y deberán ser reservados con semanas de antelación. Prensa y deportistas no se verán físicamente en ningún momento salvo los escasos minutos que pasen en la zona mixta, un área por la que pasan los deportistas de competir camino a los vestuarios y donde los periodistas aprovechan para recabar sus palabras nada más competir.

placeholder Todos los atletas están siendo vacunados antes de los JJOO. (Reuters)
Todos los atletas están siendo vacunados antes de los JJOO. (Reuters)

Por si fuera poco, tanto atletas como periodistas deberán facilitar al COI una previsión detallada de los movimientos que planea realizar durante los siguientes 14 días, incluyendo las horas de los entrenamientos, las comidas o el transporte a las pruebas. Todo lo que quede fuera de esa planificación será anulado. Tampoco se permitirá a los atleras permanecer en la Villa Olímpica después de competir, algo muy apreciado por ellos, ya que pueden socializar y divertirse sin la presión de mantenerse en óptimo nivel para el día clave. Una vez hayan participado, tendrán 48 horas para abandonar el país, una logística que está causando problemas a los comités olímpicos, ya que tendrán que fletar vuelos con muy baja ocupación para cumplir con la normativa.

Así las cosas, el COE está registrando una masiva fuga de medios para cubrir los Juegos, como sucede en el resto de países, ya que se trata de un desplazamiento largo y costoso que solo ofrece la posibilidad de seguir la competición a distancia. Prensa escrita y radio son los que más bajas están causando, si bien medios históricos como Televisión Española han adelantado que comparecerán con una delegación reducida en el mejor de los casos.

Juegos Olímpicos Comité Olímpico Internacional (COI)