Carlos Sainz se despide definitivamente del Dakar entre la escabechina de las motos
  1. Deportes
fallo el sistema de frenos

Carlos Sainz se despide definitivamente del Dakar entre la escabechina de las motos

Con algo más de una hora de desventaja en la general Carlos Sainz y Lucas Cruz se despiden del Dakar salvo abandono o catástrofe de sus rivales

Foto: Carlos Sainz y Lucas Cruz durante la etapa del Dakar. (EFE)
Carlos Sainz y Lucas Cruz durante la etapa del Dakar. (EFE)

En principio no parecía tan letal, pero la novena etapa del Dakar puede resultar decisiva tanto en coches como en motos, una suerte de emboscada para algunos de los aspirantes a la victoria en las dos categoría. El bucle de 465 km de especial en el entorno de Neom ha descartado totalmente a Carlos Sainz y Lucas Cruz, salvo que se produzca un abandono por parte de sus dos rivales, Nasser Al Attiyah y Stéphane Peterhansel, el gran trinfador de la jornada.

Para Sainz, la etapa quedó condicionada primero por un pinchazo pero, sobre todo, por la avería posterior con el sistema de frenos. Un tubo conductor del líquido se soltó y el Mini perdió casi todo el fluido. La pareja española tuvo que detenerse para reparar la avería, que costó casi veinte minutos, por lo que el resto del recorrido a meta lo hizo mermado el vehículo por la inferior capacidad de frenada. "Toda la parte de atrás (del coche) iba sin frenos, y muy poco en la de delante, así que hemos tenido que ir con mucho cuidado", explicaba el madrileño en la meta. "Ha sido el problema principal. Intentamos arreglarlo, pero no había líquido". Ahora, Sainz y Cruz están a más una hora de su compañero de equipo en Mini, que ha consolidado un importante paso para lograr su decimocuarta victoria en el Dakar.

/

La habilidad de Peterhansel

Peterhansel lograba su primer triunfo de etapa en el presente Dakar. Hasta el momento es el más regular de los aspirantes a la victoria, con cuatro segundos puestos, tres terceros y un cuarto en las ocho especiales precedentes. El francés dio un golpe aún no definitivo (queda la penúltima etapa, la más larga del rallie) pero sí letal con su victoria de etapa, que le ha dejado un colchón de 17:50 sobre Nasser Al-Attiyah (Toyota Gazoo Racing). Lastrado por los pinchazos, uno de sus grandes temores del qatarí en el Dakar, Al-Attiyah llegó a meta con una desventaja de 12 minutos que, sumados al retraso de 5:50 que ya acumulaba, le alejan del francés. "No hemos tenido problemas de navegación pero sí tres pinchazos. Como solo nos quedaba una rueda de repuesto no nos ha quedado más remedio que rodar tranquilos. Stéphane nos ha adelantado ¿pero qué podíamos hacer? No estoy decepcionado, la carrera es así. Lo he hecho lo mejor posible y he llegado a meta. Además, la prueba aún está por decidir", comentaba en la meta el piloto de Toyota.

Para Peterhansel, el triunfo parcial llegaba en el día más necesario. "Ha sido la etapa más completa… Además de las dunas, nos hemos encontrado de todo. Nos ha quedado claro desde el principio, eso por hemos querido rodar tranquilos. Había muchas piedras y hemos querido evitar a toda costa los pinchazos", explicaba al final de la etapa, confirmando su especial instinto para las condiciones más complejas. No es el más rápido, pero su capacidad para oler los peligros es legendaria. "Llegado un punto hemos alcanzado a Carlos, víctima precisamente de un pinchazo, y después a Nasser, que se encontraba en la misma situación. Así que nos hemos concentrado en hacer una etapa limpia. Ha sido una jornada genuinamente dakariana donde no solo importaba la velocidad, sino también la manera de gestionar los kilómetros, la mecánica, los neumáticos… Un poco como lo que vivíamos en su día en África. He mantenido la calma cuando la cosa se ponía fea y todo el mundo empezaba a cometer errores. Lo fundamental es mantener la sangre fría, es decir, saber perder tiempo y tratar de recuperarlo más tarde”.

Escabechina en las motos

En la categoría de motos ha llegado la escabechina que, desgraciadamente, estaba prevista en los compases finales de la prueba. En la misma jornada, además, en la que fallecía el pasado año el portugués Paulo Gonzalves. Con al menos entre seis y ocho pilotos aspirantes al triunfo, el previsible incremento de ritmo y tensión a medida que se acerca el final de la prueba ha pasado factura a varios protagonistas. Entre ellos, uno de los grandes favoritos, el australiano de KTM Toby Price, ganador en 2019. A poco más de un minuto del líder al terminar la jornada de ayer, Price salvaba la segunda jornada maratón rodando con un neumático sujetado con bridas para que no se saliera la 'mousse'. Sin embargo, se caía en el km 155 de la etapa de hoy y era evacuado en helicóptero con lesiones en un hombro y el brazo. Desorientado tras el accidente, necesitó la ayuda de Ricky Brabec y otros pilotos que pararon a ayudarle.

"El año pasado, tal día como hoy, perdimos a nuestro buen amigo Paulo y hoy se ha caído Toby. Son cosas que hay que recordar cada vez que tomamos la salida por la mañana", explicaba el americano, ganador de la pasada edición. "Reanudar la carrera después ha sido un poco difícil para mí. Lo he hecho por detrás de Joan Barreda y Dani Sanders. Antes de llegar a donde estaba Toby estaba rodando bastante bien. Quedan tres etapas por delante y tenemos todos los neumáticos muy tocados. Además, la número 11 es la más larga. Aún puede ocurrir de todo, de ahí que convenga mantenerse bien concentrado y descansar como buenamente se pueda”.

Las caídas han sido frecuentes, y tampoco ha sido ajena a ellas Joan Barreda, quien ha perdido casi un cuarto de hora frente al ganador de la etapa, el argentino Kevin Benavides. Sin embargo, el castellonense también ha perdido un tiempo precioso frente el chileno Nacho Cornejo, líder de la general por tercer día consecutivo (ningún piloto había logrado mantener el liderato hasta la jornada maratón). Para Honda se acerca la posibilidad de repetir triunfo por segundo año consecutivo y Cornejo se ha convertido en el piloto más sólido hasta el momento gracias a su fantástico ritmo, combinado con una gran capacidad para navegar sin errores. Kevin Benavides y Cornejo parecen los dos principales favoritos para la victoria dado su rendimiento global y los descartes de estos días.

Luciano Benavides, hermano de Kevin y clasificado entre los diez primeros, también tenía que ser evacuado tras otra caída en la jornada. También se caí Sam Sunderland y se quedaba sin GPS. El bostwano Ross Branch también tuvo retirarse definitivamente por avería en su motor. "Me acabo de enterar de que se ha lesionado mi hermano y me da mucha pena, porque ha trabajado muy duro", declaraba Kevin, el ganador de la etapa al llegar a la meta." Hoy hace un año del fallecimiento de mi amigo Paulo Gonçalves, así que he querido atacar y mantenerme concentrado para dedicarle la victoria".

Stéphane Peterhansel Carlos Sainz Nasser Al-Attiyah
El redactor recomienda