Nuevo éxito para el deporte español

En Hungría se habla español: los chicos y chicas del waterpolo, a por el oro europeo

El jueves fueron las chicas y este viernes, los chicos. La Selección masculina también estará en la final del Europeo de Hungría tras apear a Croacia en semifinales

Foto: La selección masculina celebra el pase a la final del Europeo. (Pasquale Mesiano)
La selección masculina celebra el pase a la final del Europeo. (Pasquale Mesiano)

Las selecciones masculina y femenina de waterpolo acudían el pasado 12 de enero a Budapest (Hungría) sin la presión de otras ocasiones. Clasificadas ambas para los JJOO de Tokio, disfrutar en el Europeo sin la exigencia de años pasados bastaba. Sin embargo, cómo son las cosas que las dos han vuelto a hacer historia pocos meses después de coronarse subcampeonas del mundo. Este jueves, las chicas y, ahora, los chicos. Nuestros dos combinados estarán en una nueva final. Increíble. El waterpolo español no conoce otra cosa que no sea luchar por medallas. David Martín y Miki Oca, técnicos, están de enhorabuena. Nueva posibilidad de colgarse un oro, el primero para ellos a nivel continental, el segundo para ellas, que, curiosamente, alcanzaron el primer cajón del podio en esta misma ciudad en 2014. La selección masculina, que apeó a Serbia en cuartos, derrotó a la todopoderosa Croacia este viernes en semifinales (9-8). Un nuevo éxito para el deporte español.

Sin sufrimiento no hay recompensa y los nuestos supieron sufrir para seguir vivos y aspirar a lo máximo. Los paradones de Daniel López, el último a un minuto de la conclusión que hubiera supuesto las tablas, y los goles de Munarriz fueron dos de las claves del triunfo. El equipo se ha reconstruido estos dos últimos años, pero a los ausentes no se les ha echado de menos. Han llegado jugadores de calidad que mantienen el nivel de nuestro waterpolo muy alto. España afrontó el cruce con mucha tranquilidad, gestionando bien el tiempo, aplicando una buena defensa y mostrándose más certera que otros días en ataque. Como consecuencia, la Selección afrontará ahora su tercera final consecutiva tras Barcelona 2018 y Corea 2019, ambas perdidas. Ganar el próximo domingo contra Montenegro o Hungría (19:00h), cuestión de hambre.

Las semifinales mantuvieron una igualdad extrema, marcaban los unos y rápidamente respondían los otros. Fue en los últimos ocho minutos cuando los hombres de David Martín certificaron su gesta. Daniel López estuvo pletórico, blocando 13 de 21 lanzamientos del rival. El guardameta del Atlètic Barcelona fue el mejor hombre a nivel individual, aunque todos estuvieron muy eficaces. A falta de 32 segundos, con Croacia nerviosa, Munárriz asestó el golpe definitivo con su tercer gol del encuentro, el que hacía el 9-7. No había tiempo para más. Los balcánicos lograron reducir las diferencias, pero les faltó una posesiós más. La zona técnica española era ya una fiesta. En la piscina se produjeron los primeros abrazos. La Selección, a por la guinda. Ambas. Chicos y chicas, que pueden escribir un capítulo aparte.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios