el csd ya conoce todas estas irregularidades

Dietas duplicadas, viajes ficticios... Así es la cara oscura del bádminton español

Tal y como informamos hace unos días, el Consejo Superior de Deportes está auditando las cuentas de la FESBA y se ha encontrado con más de una desagradable sorpresa

Foto: Carolina Marín, en el podio de Río, con David Cabello al fondo junto a Juan Antonio Samaranch. (Reuters)
Carolina Marín, en el podio de Río, con David Cabello al fondo junto a Juan Antonio Samaranch. (Reuters)

Tal y como informamos en El Confidencial el pasado 15 de diciembre, el Consejo Superior de Deportes (CSD) está auditando las cuentas de la Federación Española de Bádminton (FESBA), en las que, como era de esperar —y aquí llevamos años denunciando— se están encontrando graves irregularidades de las que más de uno deberá rendir cuentas, o al menos así debería suceder. Empezando por las del presidente de la FESBA, David Cabello, quien no tuvo ni la vergüenza ni la dignidad de dimitir de su cargo tras ser condenado a seis meses de cárcel por plagiar un proyecto que llevaba por título 'Análisis y estudio comparado del modelo de financiación y evaluación de la excelencia del deporte federado español en el entorno de la UE: propuesta de mejora e incentivos fiscales para el alto rendimiento'.

Si es triste cobrar lo que no te corresponde o, como en algunos casos, ya te paga la Badminton World Federation (BWF), de cuyo Comité Ejecutivo incompresiblemente también sigue formando parte David Cabello, más lo es aún si se tiene en cuenta que ese dinero se lo resta a quienes más lo necesitan y para quienes en realidad está destinado: los y las deportistas. Y es que, por más que la FESBA cuente con una estrella mundial del bádminton como Carolina Marín, cuyos éxitos tampoco han sido capaces de rentabilizar, sus estructuras son las que son y necesitan todos los recursos posibles.

[El fracaso (o algo peor) de tener a Carolina Marín y acabar pidiendo un préstamo]

Entre las irregularidades que el CSD ha encontrado en la gestión de la FESBA están en primer lugar las presuntamente cometidas por el propio Cabello. Así, hay pruebas de que en 2017 el presidente cobró 5.865 euros en dietas de trabajo en las que no representaba a su federación. Se trata de viajes internacionales a cargo de la BWF, la mencionada federación mundial de bádminton.

A esta cantidad hay que sumar los 2.398 euros que David Cabello, profesor de la Universidad de Granada, se gastó en viajes a Inglaterra, no en representación de la FESBA, sino a título personal. Fue con motivo de hacer un MBA, las siglas de Master of Business Administration, léase el programa de postgrado con mayor reconocimiento y prestigio internacional, en la Universidad de Kent. Para que se hagan una idea, en estos gastos se incluyeron los taxis de ida y vuelta del aeropuerto a la citada universidad por valor de 105 euros cada trayecto.

El presidente de la Federación Española, David Cabello, en una imagen de archivo. (EFE)
El presidente de la Federación Española, David Cabello, en una imagen de archivo. (EFE)

Por último, aunque solo de momento, se han encontrado 3.420 euros cobrados por desplazamientos ficticios entre Granada, Madrid y Granada —concretamente,18 viajes, a 1.000 kilómetros cada uno—, más otros 4.764 en dietas de trabajo y manutención, también ficticias, pues están asociadas a esos viajes de ida y vuelta entre la ciudad andaluza y la capital de España. En total, 16.447 euros cobrados de aquella manera por el presidente de la FESBA en 2017 de los que el CSD tiene los comprobantes.

Saldrán otros implicados...

A estas irregularidades que está descubriendo la auditoría del CSD, hay que unir las gratificaciones extras, es decir, al margen de lo que Cabello cobra de la FESBA por el desempeño de su labor. Así, en el Campeonato de Europa Absoluto el presidente recibió 5.000 euros y en el Campeonato de Europa Senior, 3.750. En total, 8.750 euros más que sumar a los 16.447 anteriores. Aunque en este asunto hay otros implicados (e implicadas) de los que tiempo habrá de informar, pues también hay pruebas contra ellos (y ellas) y el CSD ya las tiene en su poder. Empezando por las secretarias generales desde que Cabello es presidente, conocedoras y colaboradoras necesarias de todas estas irregularidades. Con nombres y apellidos, por más que uno de ellos se los haya cambiado para de este modo tener una doble identidad...

Y, por cierto, en contraposición de esos dirigentes honestos y desinteresados que sí están en el deporte para servirlo, aquí tenemos a otros que están para servirse de él. Si esto es grave que suceda en federaciones como la de fútbol, donde se mueven millones de euros y su presidente, además de un sueldazo, casa, coche, chófer, dietas... se lleva un porcentaje de los patrocinios, más lo es incluso en federaciones con muchos menos recursos, pues precisamente lo cobrado de manera irregular es un dinero que se les quita a los y las deportistas. ¿Recuerdan cuando la campeona olímpica y tricampeona mundial Carolina Marín pidió públicamente la dimisión de Cabello? Aunque sea tarde, ahora quizás sí...

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios