El CSD investiga graves irregularidades

La peor enemiga de Carolina Marín no es oriental (y fue un condenado a prisión)

Cinco años después de una de las mayores cacicadas del deporte español, solo el buen trabajo del área deportiva de la FESBA ha acercado a Carolina Marín a su federación

Foto: Carolina Marín y su entrenador, Fernando Rivas, durante un entrenamiento.
Carolina Marín y su entrenador, Fernando Rivas, durante un entrenamiento.

Sí, van camino de cumplirse nada menos que cinco años de aquel "acuerdo unánime de la Junta Directiva-Comisión Delegada de la Federación Española de Bádminton (FESBA) en fecha 09-02-2015 acerca de mantener la normativa actual sobre la imagen de los Equipos Nacionales y debido al desencuentro manifiesto con bastantes de los deportistas afectados, se informa de la cancelación de la participación de España en el próximo Campeonato de Europa por Equipos Mixtos a disputarse entre el 11 y 15 de febrero en Lovaina (Bélgica)". ¿Recuerdan alguna cacicada parecida en el deporte español? ¿Ceder tus derechos para poder se seleccionable?

Unos días antes, el 06-02-2015, en El Confidencial habíamos publicado una información con el siguiente titular: "La Federación de Bádminton presiona a sus jugadores para que cedan sus derechos". En la entradilla se añadía que "la FESBA obliga a sus jugadores a ceder sus derechos de imagen y publicidad para poder ir al Europeo de equipos mixto, algo a lo que todos se han negado", para ya en el texto explicar que "según la FESBA, "el bádminton español ha cambiado radicalmente en los últimos años gracias, por un lado, a su trabajo mediante el programa de Alta Competición (AC)". Es decir, que parece evidente que el éxito de Carolina Marín en el Mundial disputado el año pasado en Dinamarca se le ha subido a la cabeza a David Cabello y sus colaboradores".

[El fracaso (o algo peor) de tener a Carolina Marín y acabar pidiendo un préstamo]

Aunque nunca lo he hecho público, creo que ha llegado el momento. Con fecha 11-02-2015, David Cabello presentó una demanda "por un presunto delito de calumnias y difamación". Si bien ni siquiera fue admitida, sus intenciones y sus malas artes quedaron claras. Es lo que tiene que de repente los focos iluminen algo que antes estaba a oscuras y era relativamente sencillo maniobrar. En breve entenderán a lo que me refiero y dudo que cuando lo lean no se lleven las manos a la cabeza.

Aún así, justo un mes más tarde, el 12-03-2015, el presidente de la FESBA visitó El Confidencial. "Te has convertido en una persona muy famosa en nuestro deporte y Carolina es una gran seguidora tuya, igual que lo soy yo", le dijo Cabello a quien firma este artículo y le hizo aquella entrevista cuyo titular reveló lo que estaba por llegar y que, echando la vista atrás, explica muchas cosas: "No sería descabellado que Carolina Marín dejara la federación española". Lo dicho.

Visto lo visto, y aunque seguro que no lo recuerdan, es normal que el 26-06-2015 Carolina Marín no tuviera ningún reparo en decir públicamente en Santander que "lo mejor es que el presidente y otras personas dimitan para que el bádminton español no se vea afectado". Y es que, como ella mismo reveló, "me han amenazado y me he sentido como una porquería. No me han ayudado nada, todo han sido impedimentos. Estoy muy decepcionada, no pensaba que una medalla de oro me iba a dar tantos problemas. Cuando este conflicto empezó no entendía nada". "Preferiría no haber ganado el oro. Lloré mucho y he tenido que llamar a Fernando (Rivas) a las doce de la noche", confesó la jugadora ante el asombro de los presentes, aunque no de su entrenador, ni tampoco de la entonces directora general del CSD, Ana Muñoz, así como de los lectores de El Confidencial, claro está.

David Cabello, presidente de la FESBA
David Cabello, presidente de la FESBA

Desde entonces, y a pesar de todo, Carolina no dejó de seguir logrando unos éxitos sobradamente conocidos y, sobre todo, reconocidos: el oro olímpico en Río 2016, dos Mundiales más (el de mismo 2015 y 2018), tres Europeos más (2016, 2017 y 2018), entre otros. Por contra, y como informábamos hace unos días, la FESBA no solo no ha sido capaz de rentabilizar el hecho de tener a la mejor deportista española de la historia, sino que su presidente no dejó el cargo ni cuando fue condenado a seis meses de cárcel por un delito de plagio, en el que, por cierto, estuvo acusado el actual Secretario General de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Andreu Camps. No, no es casualidad que haya terminado al lado de Luis Rubiales...

Menos mal que en la FESBA, y más concretamente en su área deportiva, sí se ha intentado —y conseguido— reconducir las relaciones con Carolina Marín. Así, el pasado 14-06-2019, el programa 'Se busca campeón' tuvo a la jugadora onubense como madrina en un acto celebrado en el CAR de Madrid. Lo que tenía que ser algo normal, llamó la atención positivamente. La campeona olímpica entregó los 'grips' que reconocen el trabajo de los jóvenes jugadores y jugadoras, quienes lógicamente ven en ella al mejor referente posible. Lo dicho, destacar la labor de los responsables del área deportiva para recuperar la sintonía con su campeonísima.

Como quiera que el tiempo da y quita razones, las irregularidades que el Consejo Superior de Deportes (CSD) está investigando pondrán a cada uno en su sitio. Ya es triste que la peor enemiga de Carolina durante todos estos años no haya sido una jugadora oriental, sino el presidente, y quienes le bailan el agua, de su propia federación, a la que Marín tanto ha dado y, lo más importante, tanto seguirá dando en cuanto el camino esté despejado y el bádminton español depure responsabilidades en una gestión desgraciadamente habitual en el ámbito federativo español. Con muchas y honrosas excepciones, claro está, de quienes de verdad están en su deporte para servirlo y no para servirse...

Deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios