en el año 2012

La UDEF destapa más sueldos del taekwondo a cargo de subvenciones del CSD

El último informe de la unidad policial detalla cómo la federación utilizó subvenciones destinadas a la alta competición para pagar a varios directivos

Foto: Jesús Castellanos, presidente de la Real Federación Española de Taekwondo. (EFE)
Jesús Castellanos, presidente de la Real Federación Española de Taekwondo. (EFE)

La Real Federación Española de Taekwondo (RFET) utilizó las subvenciones para la alta competición otorgadas por el Consejo Superior de Deportes (CSD) en 2012 para retibuir a varios de sus directivos, según el último informe que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional ha presentado hace unos días al Juzgado de Instrucción número 7 de Alicante. Desde 2016, la cúpula de la RFET está siendo investigada por presuntos delitos de fraude de subvenciones, malversación de caudales públicos, administración desleal, apropiación indebida y falsedad documental.

"Como se viene sosteniendo en Informes precedentes, los directivos de la RFET modifican sustancialmente los documentos presentados ante este organismo en aras de justificar las subvenciones recibidas, haciendo referencia a funciones con perfecta cabida en el Programa I de Alta Competición del CSD, indicando que realizan roles de técnic deportivo, psicóloga, etc., y por período temporadas con equivalente económico a sueldos anuales, pero que, de acuerdo a todo lo expuesto en los respectivos informes, no se adaptan a la realidad", resume la UDEF en su último informe, al que ha tenido acceso El Confidencial.

La investigación comenzó en 2015 tras una denuncia interpuesta ante la UDEF por Eugenio Granjo, entrenador y miembro de la asamblea de la federación valenciana. En febrero de 2016, la Fiscalía Anticorrupción presentó una denuncia ante un juzgado de Alicante, donde tiene su sede la RFET. Los investigados son Jesús Castellanos, presidente de la RFET; José María Pujadas, secretario general; Miguel Pérez Otín (gerente y tesorero cuando comenzó la investigación), Alicia Sánchez (que ocupa esos puestos en la actualidad) y Victorino Pizarro (expresidente de la Federación Valenciana de Taekwondo).

En junio de 2018, el juez decretó la ampliación de la instrucción, decisión que justificó por la complejidad de los hechos denunciados, la existencia de varios investigados, la pluralidad de partes personadas y la necesidad de analizar la documentación intervenida en los registros, el principal realizado el 14 de junio de 2016 en la sede de la federación. Además del Ministerio Fiscal y Granjo, están personados en la causa el presidente de la federación gallega, Juan Carlos Eiriz López; Jesús Tortosa, extécnico de la RFET; y el CSD.

En 2012, José María Pujadas recibió 32.500 euros con cargo al Programa de Alta Competición del CSD por funciones relacionadas con el control de entrenamientos, a pesar de que su cargo era el de secretario general de la federación. Patricia Lillo era la secretaria de Castellanos, pero cobró 11.499,99 euros por asesoramiento psicológico del equipo nacional. El informe también detalla actuaciones similares en cobros de Lee Young Woo y dos hijos de Miguel Pérez Otín.

El CSD, que otorga subvenciones a las federaciones, tiene competencias para auditar sus cuentas de las federaciones y dio el visto bueno a las de la RFET. Pero la UDEF explica que "por lo general no dispone de la información desglosada de la factura, dado que los directivos de la Federación presentan una factura con el importe, sin mayor detalle que un concepto genérico asociado a la competición, junto al documento justificativo propio de la Federación donde informan sobre el gasto, explicación que incluyen también acorde a la competición subvencionada".

Por ejemplo, en el Campeonato del Mundo de Júnior celebrado en Egipto en abril de 2012 se carga un viaje de Castellanos a Seúl por valor de 1.023,45 euros. Al Campeonato de Europa sub-21 de Grecia se carga otro viaje del presidente de la federación a China. En X Open Internacional de España recibió una subvención de 114.450,29 euros, sin embargo, hay facturas de relacionadas con una velada de boxeo, una exhibición de un equipo coreano e incluso facturas del año anterior, detalla el informe.

Las conclusiones del último informe son similares a las del documento que analizó las cuentas del año 2009 y que fue entregado al juzgado a comienzos de 2018. "Los directivos de la Federación presentan documentos justificativos de gastos (facturas, dietas...) de personal de la misma pero con conceptos vinculados al Programa I Alta Competición, de tal manera que sufragan sus sueldos con cargo a subvenciones del CSD", conluyó entonces la UDEF. Entonces también analizó las retibuciones con cargo al CSD de José María Pujadas, Patricia Lillo, Lee Young Woo y los hijos de Miguel Pérez Otín.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios