campeón mundial de larga distanci

El nuevo título de Gómez Noya y la última bala para ganar el que más se le resiste

Javier Gómez Noya ganó este sábado en su casa, Pontevedra, el Campeonato del Mundo de Triatló en Larga Distancia. Otro español, Pablo Dapena, fue segundo, y el esloveno Jaroslav Kovacic, tercero

Foto: Javier Gómez Noya ganó con claridad el Campeonato del Mundo de Triatlón de Larga Distancia. (EFE)
Javier Gómez Noya ganó con claridad el Campeonato del Mundo de Triatlón de Larga Distancia. (EFE)

Javier Gómez Noya ganó este sábado el Campeonato del Mundo de Triatlón de Larga Distancia. Lo hizo en su casa, en Pontevedra, por delante de su amigo y compañero de entrenamientos Pablo Dapena. Fue una fiesta perfecta que marca el inicio de una nueva etapa que tiene una fecha marcada en el calendario: el 27 de julio de 2020. Ese día se disputa el triatlón masculino de los Juegos Olímpicos de Tokio, el objetivo por el que Gómez Noya ha aparcado el Ironman.

Hace una semana, el triatleta gallego estaba en Bermudas. Allí acabó segundo en la segunda prueba de las Series Mundiales, su regreso a la distancia olímpica. De no haberse disputado el campeonato de larga distancia en Pontevedra, Gómez Noya ni lo habría tenido en cuenta. La preparación en los días previos, con un largo viaje de por medio, no era la adecuada, pero la ilusión de correr ante su gente y su calidad compensaron esos inconvenientes.

Gómez Noya terminó con un tiempo de cinco horas, cinco minutos y 40 segundos, casi seis minutos menos que otro pontevedrés, Pablo Dapena. Tercero terminó el esloveno Jaroslav Kovacic. "Ha sido espectacular. Un día especial en mi noveno campeonato del mundo en una distancia que nunca había disputado. No se me olvidará nunca", dijo el vencedor. El triatlón de larga distancia son tres kilómetros a nado, 113 en bicicleta y 30 de carrera. "No tengo palabras para describir lo vivido hoy Pontevedra, impresionante ambiente con un público espectacular, posiblemente el triatlón con más gente animando en el que he competido", escribió más tarde en su perfil de Instagram.

A sus 36 años, Javier Gómez Noya ha comenzado un nuevo reto, quizá el más difícil de toda su carrera. Tras un año centrado en el Ironman (acabó undécimo en Hawái), ha vuelto a la distancia en la que ha hecho historia. El gallego fue campeón del mundo en 2008, 2010, 2013, 2014 y 2015. Ningún otro triatleta tiene tantos títulos mundiales. Pero se le ha resistido el oro olímpico. En Pekín 2008 fue cuarto, en Londres 2012 acabó segundo y a Río de Janeiro 2016 no pudo ir por una lesión que se produjo un mes antes entrenando.

Pablo Dapena (i) y Javier Gómez Noya, doblete español en el Campeonato del Mundo de Triatlón de Larga Distancia. (EFE)
Pablo Dapena (i) y Javier Gómez Noya, doblete español en el Campeonato del Mundo de Triatlón de Larga Distancia. (EFE)

"Siempre creí que iba a estar en Tokio", dijo antes del Mundial de Pontevedra José Hidalgo, presidente de la federación española. "Me parece que le quedan cosas por demostrar en este deporte al máximo nivel. Es fácil decirlo después de lo que pasó en Bermudas, pero siempre he creído que a Javi le quedaba mucho por hacer en la distancia olímpica", declaró a 'EFE'.

Gómez Noya ha vuelto a las Series Mundiales, pero intentar ganarlas no es una prioridad en 2019. No participó en la primera prueba, ganada por Mario Mola en Abu Dabi. Solo correrá en las de Yokohama, Leeds y la final de Lausana a finales de agosto. Un par de semanas antes, en Tokio, participará en el test olímpico que repartirá puntos para la clasificación. Los próximos Juegos son su última bala para alcanzar la gloria olímpica y quiere intentarlo.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios