La marca comercial abarca al menos a tres países

El autor de 'Espabila y gana dinero con la crisis' se esfuma con 600.000 euros

Tres inversores se querellan contra un ex jugador de la ACB tras desaparecer con sus ahorros y dar de baja sus números de teléfono y cuentas de email

Foto: Aitor Zárate.
Aitor Zárate.

Exdeportista de élite, autor de éxito y gurú financiero. Lo tenía todo para crear un clima de confianza con sus 'inversores'. Aitor Zárate (Vitoria, 1966) era una apuesta ganadora. Sobre todo, en tiempos de crisis. El exjugador profesional de baloncesto escribió varios libros de magia financiera que a ojos de muchos lo convirtieron en un reputado experto en futuros, el mercado donde se compran y venden bienes y valores por venir. 'Cambio de vida: cómo me hice rico' o 'Mueve tu dinero' fueron dos de las obras que lo catapultaron a las entrevistas en grandes medios y cursos sobre trading –el comercio en bolsa de activos y valores– en hoteles y salas de eventos. Popular, 1,85 de altura y de trato cercano, para él los ahorradores no sólo eran dinero: algunos incluso aparecía en sus libros.

J. A., por ejemplo, salía en 'Espabila y gana dinero durante la crisis' (2009); en 'La simplicidad del primer millón' (2012), Zárate lo llamaba “mi extremeño preferido”. En 2012, el extremeño y otras dos inversoras le entregaron casi 600.000 euros entre los tres para que los invirtiera. Desde hace meses, simplemente no saben dónde está el dinero. Ni dónde Zárate.

Los tres acaban de querellarse contra el exbase del Baskonia, Aitor González Zárate Apiñaniz, y otras dos personas, a los que acusan de haber orquestado una estafa. Los querellantes creen que en lugar de invertir su dinero, Zárate y sus asociados se quedaron el dinero transferido, pero la historia quizá es más complicada. El 7 de octubre de 2016, Zárate perdió 630.000 euros en una operación de cambio de divisas.

La querella la han presentado en los juzgados de Vitoria porque en esa ciudad es donde asistieron a los cursos de 'El factor K', otro de los títulos de Zárate y marca bajo la cual impartía charlas y organizaba talleres, “campamentos”, en su jerga comercial. A veces los impartía en un domicilio de Vitoria. Y en la capital alavesa se reunieron también varias veces con él, cuando todavía parecía una buena idea.

La querella se dirige contra Aitor Zárate, “cuyo domicilio se desconoce”; su hermana Maitane, que vive en Vitoria; y su socio, David Sanchís Hidalgo

Ahora la querella se dirige contra Aitor Zárate, “cuyo domicilio se desconoce”; su hermana Maitane, que vive en Vitoria; y su socio, David Sanchís Hidalgo, del que los querellantes solo intuyen que reside en Manises, en el mismo domicilio de una de las empresas contra las que también se dirige la querella. El Confidencial ha tratado de contactar durante dos días con los tres querellados, sin lograr hablar con ninguno.

El millonario transgresor

Zárate atraía a sus clientes en parte gracias a su imagen pública -su biografía: 'En ruta con Aitor Zárate: el juego del dinero contado por un millonario transgresor', llegó a estar entre los 40 libros más vendidos de Amazon en 2012, según su autora- y ofreciéndoles sus servicios de trading para invertir en bolsa. La mayoría de los clientes eran ahorradores que fiaban su dinero (J. A., 126.000 euros; M. C., 200.000 euros; y V., 260.000) ante las promesas de altas rentabilidades de Zárate. Según la querella, prometía gestionar él mismo el principal vehículo de inversión, llamado Hedge Fund K.

Un folleto con el que lo publicitaba decía que su 'hedge fund' era “único en el mundo” y que permitía “a cualquier persona” participar “en un ‘juego’ que ‘dicen’ solamente reservado a las grandes fortunas. ¡Mentira!’”. Y remataba: “Necesitaremos traders. ¿De dónde saldrán?”. El delito de estafa, en la modalidad agravada que describe la querella (más de 250.000 euros), conlleva penas de entre cuatro y ocho años de prisión.

Cuentas y sociedades off-shore

El entramado que Zárate y Sanchís crearon bajo el paraguas de esa marca comercial, El Factor K., abarca al menos tres países en el extranjero. Las cuentas donde transfirieron el dinero están a nombre de Aitor Zárate y en bancos de Luxemburgo y Letonia. Y el único registro mercantil donde han encontrado domiciliada la mercantil desde la que decían que supuestamente canalizaban las inversiones –Funky 9– es el registro de Belice, un paraíso fiscal enclavado en el golfo de Honduras, entre México y Guatemala.

Los tres querellantes entregaron sus ahorros a Zárate en 2012. A veces en mano, a veces a través de transferencias bancarias a esas cuentas en el extranjero. Mientras se trató del seguimiento de la supuesta inversión, no hubo problemas. La comunicación fue fluida y tranquilizadora, según la querella. Cuando llegó el momento de recuperar el capital invertido y las ganancias prometidas, Zárate redujo el entusiasmo en tres tiempos. Primero, en el verano de 2014, remitió, según documentos adjuntos a la querella, varios mails con nuevos contratos de las inversiones en los que dejaba de aparecer él “en su propio nombre”, para hacerlo en nombre de una empresa, 'Funky 9'. Los querellantes han aportado estos emails a la querella, además de una treintena de documentos en total.

A continuación, el 25 de septiembre de 2014, el abogado de Zárate remitió un contrato en el que transmitía todos los “derechos (y obligaciones)” en su haber a su socio, Sanchís Hidalgo, “de forma gratuita”, subraya la querella. Por último, cuando los querellantes se dirigieron al socio, este les remitió un email con un informe firmado como 'F9-funky9.Corp' en el que les explicaba que por “error de un bróker” todo el dinero se había perdido, y en el que anunciaban que iban a presentar una queja ante “las autoridades competentes”.

El exjugador remitió un email a sus clientes en el que les explicaba que por “error de un bróker” todo el dinero se había perdido

El bróker al que se remitía Sanchís es en verdad una plataforma que hace de intermediario y que se limita a ejecutar las operaciones que les indican los traders. El regulador británico del que depende, la Autoridad Financiera del Reino Unido (FCA) resolvió la queja en favor del bróker en agosto de 2017. La querella también señala que Zárate y Sanchís ni siquiera informaron de esa resolución de la queja a sus entonces clientes, y hoy querellantes.

Tanto el informe remitido por Sanchís como las explicaciones del bróker apuntan que Zárate sufrió grandes pérdidas operando con libras en un contexto de enorme volatilidad, generado por miedo a un Brexit duro. A las 02:07 de la madrugada (hora española) del 7 de octubre de 2016, Zárate perdió 630.000 euros cambiando dólares y libras, según pudo saber El Confidencial a través de una fuente documental del regulador FCA.

Hace tiempo que los propios querellantes no han podido hablar con Zárate y así lo han hecho constar en la querella presentada por el abogado madrileño José Antonio Tuero ante los juzgados de Vitoria. Según el escrito, Zárate se habría “dado de baja de todos sus números de teléfono y direcciones de correo electrónico”.

También que ha borrado los vídeos de los cursos y charlas con los que difundía sus desenfadadas fórmulas para hacerse rico “en tiempo y dinero”, salvo los que están alojados en portales de terceros. Más allá de los que constan en la querella, este medio ha reunido cuatro números de teléfono --dos fijos y dos móviles-- de Zárate, a través de registros y empresas con las que tuvo relación en el pasado. Todos están dados de baja o tienen restringidas las llamadas entrantes. La web de 'El Factor K.' (de “Knowledge”, conocimiento en inglés) está deshabilitada.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios