toby price se rompió el escafoides hace un mes

"Es un animal". Cómo ganar el Dakar con la muñeca rota y llevarse un beso de Laia Sanz

A pesar del intenso dolor, Price lidera el Dakar a dos días del final. Durante la prueba, el australiano firmó con su compañera Laia Sainz un singular contrato con una apuesta especial

Foto: Toby Price ya ganó el Dakar en 2016. (EFE)
Toby Price ya ganó el Dakar en 2016. (EFE)

El australiano Toby Price, uno de los favoritos para la victoria y ganador en 2016, sufrió una caída en unos entrenamientos tres semanas antes de comenzar el presente Dakar. Se rompió el escafoides, una lesión realmente intrusiva para un piloto de motos. Le fue insertado un clavo en una operación quirúrgica a pesar de lo cual no renunció a participar en la carrera. Pero su Dakar se convertía así en una prueba de supervivencia. Este jueves termina la durísima edición y el australiano es líder y se lo llevará salvo susto de última hora.

Los gestos de dolor y cansancio del gigante australiano son imposibles de ocultar cada día. En su mano derecha, una muñequera de protección. En muchas ocasiones se le ve rodar solo con una mano, a toda velocidad. Increíblemente, Price es líder del Dakar al terminar la octava etapa del Dakar. Y está a punto de ganar, pero también perder una apuesta con Laia Sainz. En juego, un beso y su estropajosa melena.

"No puedo seguir el ritmo"

"Mi muñeca está echando fuego", explicaba el australiano al terminar la jornada en la que se ha colocado líder. Se encontraba con el liderato al romperse la Honda del americano Ricky Brabec. Pero nadie podría alegar que a Price le han regalado nada tras soportar un verdader calvario diario para para estar cerca de ganar el Dakar con una actuación lindando con lo heróico. ¿Podrá aguantar los dos días que restan y ganar en semejantes condiciones?

Al término de la sexta etapa, la imágenes hablaban por sí solas. Price andaba con el cuerpo encorvado, agotado por el dolor y agarrando con su mano izquierda siempre su muñeca derecha. Sus gestos lo decían todo. Pero había sido cuarto en la meta. No tenía necesidad de haber corrido este Dakar, sobre todo con ante el largo proceso de recuperación que normalmente exige una lesión de escafoides. "Sigo con muchísimo dolor, solo intento llegar al final, es el objetivo. No creo poder seguir el ritmo de los líderes con lo muchísimo que me duele la muñeca". Increíblemente, no solo sigue aguantando, sino que ese martes se puso líder.

El vendaje que lleva Toby Price en su muñeca derecha. (EFE)
El vendaje que lleva Toby Price en su muñeca derecha. (EFE)

"Es una animal"

Price tuvo que interrumpir su preparación física de cuajo y acudió al Dakar —como su compañero Laia Sainz— a coger ritmo sobre la marcha. Fue sexto el primer día, quinto el segundo y hace tres jornadas se colocó tercero. "Hoy, sabía que tenía que estar ahí", comentó al llegar a la meta de Pisco, ya como sorprendente líder. "Hoy ha sido todo lo que he podido hacer, más que eso, no puedo… Mi muñeca está ardiendo, ha sido una etapa muy larga, 360 kilómetros, pero lo hemos conseguido y solo quedan dos días. ¿La muñeca? De alguna manera, debes desconectar la muñeca. Hay veces que puedes descansar, y cuando no puedes, es muy difícil, pero cuando te pones el casco y pilotas tu moto, intentas hacerlo lo mejor posible e intentarlo otra vez”.

El responsable de KTM, el español Jordi Viladoms, no puede deshacerse en mayores elogios con Toby Price, a quien solo su espectacular fortaleza física le permite aguantar semejante calvario. "Está sufriendo muchísimo. Sabíamos que este Dakar iba a ser muy duro para él. Pero es un animal, va increíblemente rápido incluso con una mano y el dolor en el otro brazo". Price ya había sufrido una grave lesión —rotura de fémur— que prácticamente le tuvo durante todo 2017 en el dique seco, y participó en la pasada edición sin poder participar en una competición de dos ruedas. Este año pasado se había proclamado campeón del mundo de la FIM en raids, y su accidente de diciembre estuvo a punto de costarle su presencia en la edición actual, a la que no quiso renunciar. Hoy acaricia la victoria después de superar la dura etapa del miércoles, el bucle de Pisco de 313 kilómetros cronometrados, uno de los días más complicados de este Dakar.

'El contrato' con Laia Sainz

Seguramente Toby Price consiga ganar la apuesta que hizo con Laia Sainz. Ante los problemas de ambos antes del Dakar, se lanzaron un desafío el uno al otro al preguntarse recíprocamente: "¿Estás listos para el Dakar?". Primero fue Laia quien lanzó el primer desafío. "Si quedo entre los 15 primeros del Dakar, le cortaré el pelo", dijo sobre la famosa y desgreñada melena del australiano. Pero a continuación, Price enseñó un 'contrato' firmado por las dos partes según el cual, si el australiano quedaba entre los cinco primeros, decía podría besar a la española durante cinco segundos. "Y está sellado por Laia. Así firmo mis contratos en KTM", explicó desafiante entre bromas y ante la propia Laia, que fotografiaba el 'contrato' por si se pierde el papel.

Parece que Price podrá besar a Laia Sainz. Pero ojo, la catalana entró este miércoles en la 11º posición de la general. Puede que Price gane este Dakar de la forma más increíble, pero lleva camino también de quedarse sin su melena. Está firmado en un contrato.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios