ahora se publican solo las que son muy graves

Más transparencia contra el dopaje: la agencia quiere publicar todas las sanciones

La AEPSAD quiere aprovechar la futura modificación de la ley antidopaje, que la adaptará a la nueva versión del Código Mundial, para modificar la publicidad de las sanciones

Foto: La publicidad de las sanciones por dopaje en España está más limitada que en otros países. (Reuters)
La publicidad de las sanciones por dopaje en España está más limitada que en otros países. (Reuters)

En España, no todas las sanciones por dopaje salen a la luz. La mayoría no abandona el círculo que componen la agencia antidopaje, el deportista y su entorno más cercano. Son suspensiones de meses en muchos casos, algunas veces camufladas con lesiones inexistentes. La ley solo contempla que se puedan publicar una parte de las sanciones, pero la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD) quiere que sea modificada para poder publicarlas todas, como establece el Código Mundial Antidopaje.

En la actualidad, la legislación española limita la publicidad de las sanciones a las muy graves, que vienen detalladas en el artículo 22 de la ley antidopaje de 2013 y que son, por lo general, todas aquellas que conllevan más de dos años de suspensión. La AEPSAD las publica en el apartado Sanciona2 de su web, donde se pueden realizar búsquedas por nombre, deporte y disciplina. El resultado arroja, además de esos tres datos, el precepto de la ley infringido, la sanción y las fechas de inicio y final de la misma. No aparecen la sustancia o el método empleado (la ley dice que solo debe ser así si es "completamente imprescindible"), algo que también quiere cambiar la agencia.

En otros países, la publicidad de las sanciones es más amplia. En Estados Unidos, por ejemplo, la agencia antidopaje (USADA) las publica todas. Lo mismo sucede en Australia o en Reino Unido. También en algunas federaciones internacionales, encargadas de controlar a muchos deportistas españoles que no están bajo el paraguas de la AEPSAD. La Unión Ciclista Internacional, por ejemplo, publica incluso las suspensiones provisionales (aquí puedes consultar la lista). Debido a la diferente regulación, puede darse el caso de que dos sanciones equivalentes tengan diferente publicidad dependiendo del organismo sancionador.

"Estamos a favor (de que se publiquen todas las sanciones) porque desde el punto de vista de la lucha contra el dopaje sería bueno", dice José Luis Terreros, director de la AEPSAD. "El Código Mundial Antidopaje que tenemos ahora lo que dice es que se deben publicar las sanciones en general, no se habla de graves o muy graves. Y la mayoría de las organizaciones antidopaje publican todas las sanciones. Pero en nuestra ley, no sé por qué, porque yo no estaba cuando se elaboró, a los legisladores les pareció más prudente que solo se publicaran las infracciones muy graves".

La ley debe cambiar antes de 2021

La agencia española quiere aprovechar la futura modificación de la ley antidopaje para ampliar los supuestos de publicidad de las sanciones. La ley tendrá que cambiar antes del 1 de enero de 2021 para adaptarse a la próxima versión del Código Mundial, el documento de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) que regula la lucha contra el dopaje a nivel mundial. Todos los países signatarios de ese código tienen que incorporar a su legislación las novedades del nuevo texto, que comenzó a elaborarse hace un año y está previsto que sea aprobado en noviembre de 2019.

José Luis Terreros, director de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD). (EFE)
José Luis Terreros, director de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD). (EFE)

Desde entonces, y antes de 2021, los países tendrán que adaptarse. Si no lo hacen, corren el riego de ser declarados no cumplidores, algo que ya le pasó a España. Con la anterior versión, aprobada a finales de 2013 y en vigor desde el 1 de enero 2015, el Gobierno se dejó ir. Guardó en un cajón el texto de modificación de la ley y ya no pudo aprobarlo tras las elecciones del 20 de diciembre de 2015, con el Ejecutivo en funciones. La AMA tuvo manga ancha y le dio tiempo para que lo solucionara, pero acabó castigándola en marzo de 2016. Dos meses y medio después también retiró la acreditación del Laboratorio Antidopaje de Madrid. Hasta marzo de 2017, España no volvió a ser declarada cumplidora. Por el camino, la actividad de control de la AEPSAD se redujo de manera notable: de casi 5.000 controles a poco más de 1.000.

"Estamos haciendo un documento con cada uno de los borradores para tener actualizadas las cosas que deberían cambiar en nuestra ley para que no ocurra lo que pasó la vez anterior", dice Terreros. "Y creemos que se deberían publicar todas las sanciones porque es lo que dice el Código Mundial Antidopaje. Y porque creemos que para la lucha contra el dopaje sería lo mejor. Pero eso no garantiza nada, porque a veces hay otros derechos legítimos como la protección de datos".

La elaboración del nuevo Código Mundial está ya en su tercera y definitiva fase. El último borrador disponible no modifica la obligación de publicar las sanciones, aunque aclara que no hacerlo si contradice la legislación nacional no conllevará sanción para la agencia. "Haremos aportaciones hasta el 4 de marzo. Y el borrador definitivo se conocerá en junio. A partir de ese momento podemos empezar a advertir a todas las partes, la primera el Consejo Superior de Deportes. A lo mejor esta vez hay más sensibilidad y deciden que se puedan publicar todas las sanciones", dice Terreros.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios