sustituye en el cargo a jose ramón lete

Vicente del Bosque no niega que vaya a ser parte de la secretaría de Estado de Deporte

Vicente del Bosque formará parte del área de Deportes, encuadrada dentro del ministerio de Cultura que dirige Màxim Huerta. Su trayectoria es intachable y siempre estuvo socialmente comprometido

Foto: Vicente del Bosque, en una imagen reciente. (EFE)
Vicente del Bosque, en una imagen reciente. (EFE)

Vicente del Bosque apunta a ser una de las voces importantes en el equipo de Màxim Huerta en el ministerio de Cultura y Deportes. El Confidencial ha podido hablar con él y no ha negado que pueda estar involucrado en el futuro cercano del Consejo Superior de Deportes, organismo rector de la actividad deportiva en España. "No tengo nada que decir, es algo de lo que no tengo que hacer comentario, no sé nada", comentaba a este periódico, evitando responder si le hacía ilusión el nombramiento.

El historial deportivo del nuevo dirigente es incontestable, es el primer -y por el momento único- entrenador español campeón del mundo, también de Europa de selecciones y dos veces de clubes. Antes de ser técnico fue jugador del Real Madrid y del Castellón, y más allá de su carrera deportiva siempre ha tenido el cariño de la mayoría y una conciencia social que, a diferencia de muchos deportistas, nunca escondió.

Del Bosque es de izquierdas y lo demostró durante su carrera. Fue una persona de gran relevancia en los años 70 para que se constituyera la Asociación de Futbolistas Españoles, el sindicato que hace pocas fechas cumplió 40 años de existencia. Tuvo que batallar, junto a otras figuras importantes, para que aquello saliese adelante. También para que les tomasen en serio, desde el primer momento fueron atacados como un "sindicato de millonarios". No era así, por más que el fútbol haya siempre movido mucho dinero. Ellos lucharon para que los jugadores entrasen en la Seguridad Social o contra el derecho de retención que hacía que los clubes pudiesen quitarles cualquier opción para ser fichados por otros clubes con solo actualizarles el salario.

Fuera de esa experiencia sindical, Del Bosque tiene una carrera deportiva sólida construida alrededor del Real Madrid. Cuando dejó el fútbol entró en las estructuras del club como entrenador de cantera. Pronto empezó a dirigir casi todos los designios del fútbol de base del club blanco. Por sus manos pasaron algunos de los mejores jugadores de la historia del fútbol español, como Iker Casillas.

El club blanco también le utilizó de apaga-fuegos. Del Bosque era el técnico que subía al primer equipo de puente entre entrenador destituido y entrenador contratado. Así fue hasta el año 1999. Sustituyó a Toshack, con la idea de que se quedase solo hasta el final de la temporada. Cuando llegó el Real Madrid parecía desnortado, pero él logró enderezar el rumbo hasta lograr la octava Champions League del club. En la final su equipo ganó al Valencia por 3-0. Se había ganado la continuidad en el club. Los años siguientes ganó dos Ligas y una Champions más, la de Glasgow. Ganar los títulos no fue suficiente, en 2003, después de vencer en la Liga, Florentino Pérez decidió no renovarle alegando que su libreto se había quedado antiguo. El Madrid no volvería a ganar una Champions hasta el año 2014. Aquello le supuso una enemistad con el presidente blanco que en estos años no se ha solventado.

Del Bosque, en un homenaje reciente de la AFE. (EFE)
Del Bosque, en un homenaje reciente de la AFE. (EFE)

Campeón del Mundo

Del Bosque tuvo después un paso fallido por el Besiktas antes de tomar las riendas de la Selección española. No era sencilla esa empresa, tomaba el equipo después de que Luis Aragonés hiciese a La Roja campeona en Austria de la Eurocopa, el primer título internacional desde 1964. Era el año 2008 y el nuevo técnico decidía darle continuidad al proyecto. Fue un acierto, dos años después el gol de Iniesta hizo de la selección la octava en ganar el campeonato del mundo. Dos años más tarde, en Kiev, lograría la tercera Eurocopa cerrando así el círculo más brillante de la historia del fútbol nacional.

Peor fue lo que llegó después. Del Bosque, apoyado por el presidente Ángel Villar, decidió seguir con las riendas del equipo. También después de que en 2014 el equipo se diese un batacazo en el Mundial de Brasil, donde fue incapaz de pasar de la primera fase. Solo en 2016, tras una Eurocopa que de nuevo dejó mal sabor de boca, dio un paso atrás para dejar camino a una nueva generación liderada por Julen Lopetegui.

Vicente del Bosque, condecorado como marqués Del Bosque por sus éxitos, ha sido ampliamente reconocido por su función profesional. Fue nombrado mejor entrenador del mundo por la FIFA en 2012, tiene la Gran Cruz de la Real Orden del Mérito deportivo, la Gran Cruz del Dos de Mayo y es Doctor Honoris Causa por la UCLM. También ha recibido docenas de distinciones más, nunca rechazó un homenaje, expresando siempre su gratitud por el cariño recibido.

Del Bosque ha pasado su vida sobre el terreno de juego. Ha sido entrenador, seleccionador y futbolista. La gestión deportiva nunca le ha tocado de cerca. Ahora es el momento, la secretaría de Estado tiene muchas guerras que luchas y, en tiempos recientes, poquísimo dinero para realizarlos. Una persona de inapelable prestigio será una voz muy importante en el futuro cercano de lo que ocurra en la institución.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios