la edición más dura de la historia

Titan Desert, famosos sufriendo por una buena causa en el desierto marroquí

El periodista Antonio Lobato ha acudido al desierto para ayudar a la gente de Unidad Cris en su propósito por dar visibilidad a la lucha contra el cáncer

Foto: Antonio Lobato durante su participación en la Titan Desert
Antonio Lobato durante su participación en la Titan Desert

En estos días se ha disputado en Marruecos la Titan Desert. Una carrera de mountain bike que tiene mucho más que ver con la supervivencia, la orientación y superar los límites de uno mismo que con la competición propiamente dicha. La carrera se ha disputado entre el 29 de abril y el 4 de mayo. Y puede decirse, sin temor a equivocarnos, que ha sido la edición más dura de las que se han celebrado hasta hoy.

El recorrido, de 600 kilómetros a los pies del Alto Atlas, arrancó en Boumalne Dades y finalizó en la localidad de Maadid. Seis etapas que ha puesto a prueba a los competidores en la zona de Errachidia, en el desierto marroquí. Esta 13ª edición arrancaba, además, “con la etapa más dura que se haya corrido nunca. Una etapa con un desnivel de 2.600 metros", apuntaba en la presentación Manu Tejada, el director técnico de la Titan Desert.

El organizador de la prueba, Félix Dot, advertía entonces que "este año hemos querido ir un poco más allá y ha aumentado la dureza. Cada vez son más los participantes, es mayor la trascendencia de la prueba y en esta edición de 2018 estamos, sobre todo, muy satisfechos de poder contar con 70 participantes femeninas". 69 de las 612 bikers eran mujeres, doblando cifras de anteriores ediciones.

Lobato regresa al desierto

Entre los participantes ha habido muchas caras conocidas. Defendían título los vigentes vencedores, Josep Betalú y Ana Ramírez, pero una de las grandes atracciones en la prueba ha sido la presencia del ciclista profesional Cadel Evans. Más allá de los deportistas de primer nivel, también se han visto caras conocidas en el desierto marroquí. Entre ellas, la del periodista Antonio Lobato. El popular comentaristas de la Fórmula 1 ya participó en las ediciones de 2015 y 2016, "pero tuve que bajarme de la bici por problemas de salud". Y tenía una espina clavada que se ha querido quitar en esta edición.

Si entonces se inscribió movido por su afán competitivo, en esta ocasión lo ha hecho inspirado por otro motivo bien distinto. "Esta vez vuelvo con la respuesta ya dada a la pregunta, ¿pero qué puñetas hago aquí? que tanta veces me hice en las otras ocasiones. He venido al desierto para ayudar a la gente de Unidad Cris en su propósito por dar visibilidad a la lucha contra el cáncer", afirma el periodista.

Unidad Cris es una iniciativa liderada por otra reconocida periodista, Cristina Lasvignes, que fundó esta organización de carácter privado e independiente cuyo objetivo es fomentar y financiar proyectos de investigación para el tratamiento y cura del cáncer. Y la Titan Desert se ha convertido en un magnífico escaparate para dar visibilidad a esta lucha. Unidad Cris presenta un equipo, los Titanes por la Unidad Cris, que entrena Luis Pasamontes.

Lobato recomienda a todos "vivir esta experiencia única y, sobre todo, si encima puedes colaborar a la hora de concienciar y recaudar fondos para la investigación de la lucha contra el cáncer pues mucho mejor". Durísima experiencia, la de este año, con esos desniveles salvajes a pies del Atlas. Unidad Cris seguirá peleando por competir contra esta enfermedad y reclutando gente para sufrir en el desierto por una buena causa. Este año le tocó a Antonio Lobato. Como le gusta decir a Lasvignes, "por encima de todo, un buen tío".

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios