El jaque de Hacienda al Gran Maestro: "Me han hecho un destrozo moral y personal"
  1. Deportes
ha tenido que retirarse del europeo

El jaque de Hacienda al Gran Maestro: "Me han hecho un destrozo moral y personal"

Paco Vallejo, el mejor ajedrecista español de la historia, se ve cercado por un problema de interpretación de sus ingresos en una época que jugó al póker pensando en ganar más dinero

placeholder Foto: Paco Vallejo, en un torneo. (EFE)
Paco Vallejo, en un torneo. (EFE)

Paco Vallejo, el mejor ajedrecista español, dejó a medias el campeonato de Europa. No era un problema de perder una o dos partidas, un deportista profesional, y él es Gran Maestro desde que tenía 16 años, está más que curtido en la derrota y la acepta como una parte más del juego. Más aún en su caso, comúnmente considerado como el mejor español de siempre en este deporte. No, ese no es el tema, el conflicto está fuera del tablero aunque es imposible mantenerlo alejado. El mallorquín se encuentra en una espiral de dolores aunque uno de ellos, una enorme reclamación de deuda por parte de Hacienda, sobresale por encima del resto. O, quizá, es el inicio de otros muchos disgustos que hoy le acechan.

"Estas cosas desestabilizan mucho, he tenido épocas mejores", explica Vallejo en un autobús que le traslada de Batumi, en Georgia, donde se celebra el torneo hasta Trebisonda, pasada la frontera turca. Su avión a Estambul se ha cancelado en la que es la última -y menos grave- de sus desdichas. Horas antes de la conversación que mantiene con El Confidencial ha publicado un largo escrito en Facebook explicando su casuística. En el año 2011 empieza a jugar al póker "por diversión", un movimiento que le terminaría saliendo muy caro. "Jugué porque pensaba que podía ganar. Tenía amigos que ganaban. Leí unos libros y lo intenté, pero cuando vi que no funcionaba lo dejé", comenta. Él remarca que no tiene un problema de ludopatía, su aproximación a las cartas, de hecho, tuvo muy poco que ver con un placer añadido por la apuesta.

Foto: hacienda-contra-los-ludopatas-sanciona-a-jugadores-online-aunque-perdieran-dinero-casas-de-apuestas

"Al póker se juega por dinero, de otro modo el juego no tiene sentido, al ajedrez aunque pueda ser una profesión, pero diría que el 99% de las partidas que he jugado en mi vida han sido por placer", señala. "Hay algunas similitudes, porque básicamente necesitas mucho esfuerzo y entrenamiento en ambas, pero a mí el póker no me gusta y el ajedrez me apasiona, es un concepto diferente". Perdió "unos miles de euros" y lo dejó. Nunca llegó siquiera a retirar un euro de la cuenta con la que jugaba, porque tanto como perdía ganaba. Ingresos, sí; ganancias escasas, cuando no pérdidas.

El problema es la interpretación de la ley que se hacía hasta que fue cambiada en 2012. La Agencia Tributaria trataba como ganancia todo ingreso y, consecuentemente, pedía el porcentaje marcado por ello. Pero claro, esto es solo la mitad de la historia, se pueden jugar solo con cien euros e ir ganando y perdiendo y generar muchos ingresos, sí, pero también unas pérdidas equivalentes y quedarte a cero. Las pérdidas no se desgravaban. En ese caso, Hacienda, antes de 2012, considera que Vallejo has ganado varios miles, incluso millones, de euros. Un dinero estrictamente virtual, pues no reflejan las pérdidas, de un monto similar.

"Aunque juegues poco dinero, las cifras de movimientos se inflan muy rápido, pasa en la Bolsa lo mismo también, con 1.000 euros, si compras y vendes, puedes mover un millón, pero siempre tuviste 1.000 euros. Me reclaman un dinero que nunca estuvo en mi mano", relata el ajedrecista. "Parece una broma macabra, pero a partir de ese momento empieza una bola de nieve que te va aplastando", escribe.

placeholder
BRA51. SAO PAULO (BRASIL), 24/09/2012.- El ajedrecista español Francisco Vallejo (en la foto) juega contra el indio Viswanathan Anand hoy, lunes 24 de septiembre de 2012, durante la primera jornada de la final del Gran Slam de Ajedrez en el Parque Ibirapuera de Sao Paulo (Brasil). EFE/Sebastião Moreira

Los problemas derivados

La parte técnica es esa, una reclamación abultada, una petición de pena importante, un futuro en prisión en el peor de los casos. La desgracia económica está lejos de ser la única, es más la chispa que ha incendiado muchas otras parcelas de la vida de Vallejo. "Cogí una infección muy fuerte en Dubai en el cuello, y no era la primera vez. Antes de Hacienda no me había ocurrido algo así", comenta. Es una dolencia provocada por el stress, consecuencia de una posición difícil de manejar. "Es una situación difícil porque estás muy desmotivado, pero al mismo tiempo en una situación muy crítica".

"He cogido varias infecciones y he tenido ayuda médica por ellas; en el tema psicológico solo he hablado con Carlos, que ayuda a la federación y tenemos amistad, pero no ha sido un trabajo sino algo más casual", enumera en cuestiones de salud. Su madre, también tiene problemas físicos importantes y una mala inversión en Valores Santander no ha hecho más que incrementar el tamaño de los dolores a los que se enfrenta el Gran Maestro. "He tenido muy mala suerte, porque en 2012 no estaríamos hablando de esto ahora". Una de las cosas que sorprenden en todo esto es que el cambio de Ley no haya supuesto una retroactividad para los enfangados en fechas anteriores. Hacienda no comprende que la modificación deba afectar a nadie más, aunque normalmente se contemple que el nuevo reglamento mejora lo anterior y que los señalados por un texto antiguo cambiados deben ser mirados con otros ojos si el nuevo les beneficia.

Foto: Una jornada del European Poker Tour.

Vallejo, el número 1 muy destacado del ránking español, llevaba tiempo con algunas dificultades para jugar, más allá del problema económico. "A veces no me invitaban a torneos en España, pero es un tema menor, aunque en China siempre invitan a los mejores chinos y demás, pero aquí no, es un caso sorprendente", cuenta. "Pensé que podía con todo, pensé que la mala suerte acabaría algún día, que seguiría luchando como si nada hubiese ocurrido, y lo he intentando cada día, durante casi dos años", explica en su carta.

Quizá lo peor de todo es saber que no hay solución buena. Aunque gane el caso y logre evitar la penalización de Hacienda, por el camino habrá perdido una buena cantidad de dinero y un pedazo de su salud. "El daño es de cientos de miles de euros fácilmente, es un destrozo personal, profesional y moral". Porque, además, no es solo lo crematístico: "Es muy desagradable, un daño incalculable. Además tienes que publicar esto y ahora hay gente que piensa que soy un ludópata...".

El bloque en el campeonato de Europa es lo de menos. Tener que marcharse de un torneo de esa relevancia duele, pero no es más que una pequeña herida dentro de un problema enorme. Paco Vallejo, el mejor ajedrecista español, está en la peor encrucijada de su vida. Habrá que ver cómo sigue la partida.

Paco Vallejo Hacienda
El redactor recomienda