El caso Molina: cómo el capitán de España de waterpolo ha pasado a jugar con Italia
  1. Deportes
DEBUT ESTE FIN DE SEMANA CON LOS TRANSALPINOS

El caso Molina: cómo el capitán de España de waterpolo ha pasado a jugar con Italia

Guillermo Molina lleva once años viviendo y jugando en Italia y después de estar compitiendo durante más de tres lustros con España ha decidido jugar para Italia

Foto: Guillermo Molina Ríos en los Juegos de Río 2016. (EFE)
Guillermo Molina Ríos en los Juegos de Río 2016. (EFE)

Faltaban 2:50 para que terminase el tercer cuarto cuando Guillermo Molina, natural de Ceuta y excapitán de la selección española de waterpolo, marcó a los alemanes. Era el 11-3 favorable a Italia. Willy abandonó el gorro y la capitanía de España tras los Juegos de Río y este fin de semana se estrenó con el italiano, venciendo 16-4 a los germanos en la Europa Cup. Fue una decisión vital que habrá quien no la entienda.

Las reglas dictan que un waterpolista puede jugar con otra selección siempre y cuando haya transcurrido más de un año entre el último partido con un país y el estreno con el nuevo. Esta práctica es algo común en estos días y como ejemplo reciente está el de Xavi García (15 años con la selección española y que en Río logró la plata con Croacia y oro en el Mundial 2017) o los de los nacionalizados por España Felipe Perrone (Brasil, con la que jugó en Río) y Gonzalo Echenique (Argentina). Todos estos casos tienen un denominador común: el lugar de residencia fijado por el club en el que milita.

Foto: Jaime Nava, capitán de la selección española de rugby. (EFE)

Xavi García, antes de Río, llevaba seis años jugando y viviendo en Croacia, Willy lleva desde 2007 viviendo en Italia y, en este tiempo ha creado un hogar junto a su mujer italiana y sus dos hijos también transalpinos. Su adaptación al país 'azzurro' es total y, como comentó tras los JJOO de 2016 -cuando comunicó que abandonaba la Selección- “son mis nuevos managers”, refiriéndose a su familia, “ellos marcan mi vida social y lo tengo claro”.

“Me veo entrenando más a la selección de Italia que a la de España”, señaló Willy en 'su' piscina ceutí del Club de Natación Caballa cuando declaró que abandonaba la selección española, momento en el que no tenía en mente jugar para el 'Settebello'. Sin embargo, el tiempo ha hecho que Molina siga dando rienda suelta a su competitividad y, tal y como contó a 'Marca', el gusanillo de representar a un país en la piscina ha ido creciendo: “Al principio le dije (al seleccionador Alessandro Campagna) que en ese momento no tenía ganas ni motivación, y lo entendió. En septiembre pasado volvimos a hablar y le pedí dejar pasar algo de tiempo para digerir el ser seleccionable. Este lunes (por el anterior) le llamé para decirle que puedo estar disponible en verano y me dice: “Se me ha lesionado Di Fulvio, ¿te importaría acelerar los plazos?”. Me pilló a contrapié, lo hablé con mi mujer y el martes llegó la convocatoria. Todo muy rápido y raro”.

“El waterpolo español creo que lo entenderá”

“Llevo once años en Italia, jugué sólo siete en España, y es natural que pudiese pasar esto. Siempre ha estado abierta esa posibilidad y yo la rechazaba. Ahora la acepto porque en unos días cumplo 34 años y no entro en ningún plan de la selección. El waterpolo español creo que lo entenderá”, señalaba al diario deportivo la semana pasada Willy. Italia ofrece más posibilidades de vivir del waterpolo y su futuro está allí. Más allá de sentimientos, laboralmente su elección es comprensible.

Cosas de la vida, la primera competición importante en la que se estrenará el jugador del Pro Recco con Italia será el Europeo de junio, que se disputará en Barcelona. Allí verá los gorros españoles como unos de un rival a batir, el rival por el que se ha “dejado todo” en más de 400 ocasiones. Desde ya, de sus goles, fortaleza y talento en el agua se aprovechará el país donde ha echado raíces.

Selección española de waterpolo Waterpolo