la adjudicación está recurrida

Una empresa que no existía un mes antes se lleva un contrato de los Juegos de Tarragona

Bornan Sports Technology logró, con solo un mes inscrita en el registro de Suiza, llevarse una concesión de 1,29 millones de euros relacionada con la tecnología que se empleará

Foto: La construcción de una infraestructura de Tarragona.
La construcción de una infraestructura de Tarragona.

La organización de los Juegos Mediterráneos de Tarragona 2018 ha concedido uno de sus contratos más relevantes a una empresa que, en el momento de publicarse el pliego, ni siquiera estaba registrada como tal. La resolución está firmada por Víctor Sánchez como director ejecutivo del evento (exsecretario general del COE) y concede el montaje de acreditaciones, inscripciones deportivas, gestión de resultados, gráficos para la televisión e información de resultados a la empresa Bornan Sports Technology, con sede en Suiza.

Las dudas sobre el proceso tienen relación directa con la mercantil radicada en Lausana y cuya cabeza visible es Eva Córdoba García, de nacionalidad española. La empresa se constituyó con un capital social de 20.000 francos suizos -unos 17.000 euros- y fue validada el 7 de agosto de 2017, según datos del registro mercantil de la Confederación Helvética con el expediente 13.153 y que fue publicada tres días más tarde.

Lo curioso del caso es que la oferta pública que abrió el proceso de licitación se publicó el 7 de julio de 2017, es decir, un mes justo antes de que Bornan existiese en cualquier registro legal. La adjudicación de la misma se cerró el 29 de septiembre y se terminó de hacer pública el día 5 de este mes de octubre. Es decir, en el proceso de concesión de una de las partidas más importantes para un evento como unos Juegos Mediterráneos la empresa adjudicataria ni siquiera existía en el inicio. Para el evento de Tarragona, el Estado ha aportado sólo en 2017 6,7 millones de euros.

Fuentes del sector destacan lo extraño de que una empresa de nuevo cuño se adjudique un contrato de estas características en un evento multideporte como el que se llevará a cabo en Tarragona el próximo verano. Porque una de las cuestiones que más se valora en los pliegos de condiciones es, precisamente, la experiencia en eventos más pequeños, algo de lo que Bornan, en buena lógica, no puede presumir como empresa, ya que solo tiene unos meses de vida.

Según la hoja de adjudicación, pública, tres empresas más optaron a llevarse le realización estadística y operativa del evento. Son Atos, empresa líder en el sector que ha tenido a sus espaldas experiencias previas en otros Juegos Mediterráneos; AllOne, empresa suiza de escasa experiencia; y Microplus, italiana y con perfil alto para este tipo de eventos.

El Anillo de Tarragona 2018.
El Anillo de Tarragona 2018.

Los descartes de Tarragona

Las dos primeras fueron descartadas antes incluso del proceso, alegando que los documentos presentados no satisfacían los requerimientos del comité organizador. El propio documento explica que no dejaron que hubiese alegaciones por parte de ambas organizaciones porque, entienden, eso supondría un trato de favor en un proceso abierto. Lo habitual en los pliegos de las empresas es dejarse una puerta abierta, aducir que en caso de que el comité así lo crea conveniente se adaptarán a sus peticiones pero, en este caso, esa argucia pensada para evitar esto no se resolvió.

Quedaron por lo tanto Bornan y Microplus, ambas empresas suizas, como únicas postoras a este pastel de los Juegos Mediterráneos. En este caso, y en contra de lo que suele ser habitual en este tipo de procesos, el punto más valorado para la elección de una empresa y otra era la oferta económica más baja y, en este caso, fue Microplus la que presentó una cifra más accesible de 1.239.000 euros, 60.000 euros menos que lo presupuestado por Bornan. Eso asignó 80 puntos a Microplus por solo 76,30 de Bornan.

Un cartel de los Juegos de Tarragona. (EFE)
Un cartel de los Juegos de Tarragona. (EFE)

Personal experto en Bornan

Pero no fue suficiente. Los criterios subjetivos de la organización otorgaron 18 puntos a Bornan Sports y solo nueve a Microplus, suficientes para encargarle el proyecto a una empresa recién creada por encima de otras con más tiempo operando en el sector. El criterio adjudicatario daba un peso del 80% al precio, lo que en principio podría haber empujado la oferta de Microplus, pero no fue así, terminó recayendo en una mercantil de escasa experiencia. Su página web no señala grandes eventos contratados y habla de sedes en Suiza, Madrid y México mientras que sus perfiles de Facebook y Twitter cuenta con muy pocos seguidores y publicaciones. Fuentes del sector se muestran sorprendidas, además, por una concesión de una partida tan importante económicamente a una empresa que solo tiene 20.000 francos suizos de capital.

O quizá no tan escasa. En la empresa Bornan aparece como administradora y consejera delegada Eva María Córdoba García, cuya experiencia en cuestiones deportivas es escasa aunque colaboró durante 7 meses en 2015 con la federación internacional de tiro con arco, según explica su perfil de LinkedIn, que también cuenta que ocupa su posición actual en Bornan desde mayo de 2017, aunque por esas fechas la empresa no estaba constituida todavía legalmente.

Eva Córdoba está relacionada con Roberto García Riopedre, que además de su vínculo familiar es el director técnico de la empresa. Él sí tiene una gran experiencia en este tipo de eventos, pues ha trabajado, según cuenta él mismo en su perfil digital, 14 años en una empresa llamada MSL que se dedica, precisamente, a todas estas cuestiones. Llama aún más la atención su siguiente paso en el currículo, pues García Riopedre trabajó como jefe de ventas y márketing durante dos años en Atos, otra de las empresas que concurrían a este proceso, probablemente la más grande de las cuatro. Y solo dejó Atos en mayo de 2017, muy poco antes de que comenzase este proceso de selección.

La página web, a la que se han remitido los protagonistas al ser consultados para esta información, afirma que son "una marca nueva" pero argumentan que no son un nuevo equipo, ya que llevan más de 15 años en este nicho de mercado.

Existe, de hecho, un recurso sobre este concurso que se está tramitando, según ha podido saber este periódico de fuentes de la organización de los Juegos. También afirman que los servicios jurídicos de los Juegos de Tarragona apreciaron que las cuatro empresas podían ser admitidas para la participación en el concurso y que, posteriormente, fue solo la valoración técnica la que llevó a firmar el acuerdo con Bornan. El órgano de contratación ha dado las explicaciones pertinentes y entienden que no se puede descalificar a una empresa por ser de reciente creación y que en un caso como este hay que mirar la solvencia de la misma. En este caso el personal que compone Bornan sería suficiente, según quienes han llevado a cabo el proceso, para confiar en la buena actuación de la mercantil en un evento del calado de los Juegos Mediterráneos.

Deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios