así lo asegura una médica huida a alemania

Más de 10.000 deportistas dopados, el gran secreto de China. "Solo creían en el dopaje"

Xue Yinxian, responsable médica del equipo de gimnasia en los años 80 que ha pedido asilo en Alemania, denuncia que el dopaje estaba generalizado en el deporte chino

Foto: El deporte es uno de los grandes motivos de orgullo de China. (Reuters)
El deporte es uno de los grandes motivos de orgullo de China. (Reuters)

Los éxitos del deporte chino durante las décadas de los 80 y los 90 se levantaron sobre el dopaje. Así lo afirma Xue Yinxian, médica que durante aquella época era responsable de varios equipos nacionales y que ahora, tras años denunciando las prácticas dopantes en su país, ha huido a Alemania, donde ha pedido asilo político junto a su hijo. Yinxian cifra en más de 10.000 los deportistas a los que suministraron sustancias dopantes, inlcuidos niños.

"En los 80 y 90, los deportistas de los equipos nacionales hicieron un uso extenso de sustancias dopantes", denuncia Yinxian en declaraciones a 'ARD', cadena alemana que durante los últimos años ha destapado varios escándalos de dopaje. "Las medallas estaban manchadas por el dopaje. Oro, plata y bronce. Todas las medallas internacionales deberían ser retiradas", añade Yinxian.

"Deben haber sido más de 10.000 personas. Solo creían en el dopaje. Decían que doparse significaba defender a tu país. Si estabas en contra del dopaje, dañabas a tu país. Y cualquiera que lo hiciera está ahora en prisión", dice Yinxian, que explica que los controles en aquella época tenían una sola finalidad: evitar que los deportistas viajaran a competiciones internacionales con las sustancias aún en su organismo.

Según su testimonio, las prácticas dopantes eran obligatorias si se quería seguir en los equipos y comenzaban muy pronto, con los niños. "Los primeros a los que se les suministraban las sustancias eran los niños de los equipos. Los más jóvenes tenían solo 11 años. Yo no podía hacer nada. Solo me consultaban cuando había algún problema", relata Yinxian, que apunta como responsable a Chen Zhanghao, jefe médico del equipo olímpico chino en los 80 y principios de los 90.

No es la primera vez que Yinxian realiza esa acusación, ya lo hizo hace cinco años. Entonces Zhanghao respondió, reconociendo que el deporte chino experimentó con sustancias dopantes durante aquella época, pero negó que su uso fuera generalizado y culpó a Estados Unidos y Rusia de llevar a China por ese camino.

A principios de 2017, el COI retiró por dopaje a Cao Lei el oro que había ganado en Pekín 2008. (EFE)
A principios de 2017, el COI retiró por dopaje a Cao Lei el oro que había ganado en Pekín 2008. (EFE)

Acoso de las autoridades

Esas denuncias en su país son las que han llevado a Yinxian a huir a Alemania. La médica, de 79 años, fue responsable en los años 70 y 80 del equipo de gimnasia, puesto que tuvo que abandonar en 1988 tras negarse a administrar sustancias dopantes a un deportista, según su versión. "Quería que el equipo de gimnasia estuviera libre de dopaje. Me negué a inyectarle sustancias dopantes a un deportista muy conocido. Después de eso no me permitieron liderar mi equipo. En 1988 acompañé al equipo a los Juegos Olímpicos de Seúl, pero después me aislaron. No me permitieron tratar a más deportistas", recuerda. En los últimos años, denuncia, el acoso de las autoridades chinas ha sido constante para que no hablara del tema.

Ahora ha decidido huir y refugiarse en Alemania. Es lo mismo que hizo Grigory Rodchenkov, el exdirector del Laboratorio Antidopaje de Moscú, que huyó a Estados Unidos tras denunciar la trama de dopaje rusa durante los Juegos Olímpicos de Sochi 2014. Sus revelaciones llevaron a la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) a abrir una investigación que acabó con el Informe McLaren, que concluyó que en Rusia existía dopaje de Estado.

Antes, los testimonios de Yuliya Stepanova y su marido, Vitaly Stepanov (ambos exiliados), también habían provocado una investigación que llevó a la suspensión de la Federación Rusa de Atletismo. En los últimos tiempos, las filtraciones o los testimonios de personas implicadas se han convertido en una pieza importante de la lucha antidopaje. La AMA incluso ha creado una 'app' para facilitar las denuncias anónimas.

China niega que sus deportistas recurran al dopaje, pero los hechos le llevan la contraria. A finales de septiembre, la Federación Internacional de Halterofilia le sancionó junto a otros ocho países (entre ellos Rusia) por los numerosos positivos de sus halteras. El gigante asiático no podrá participar en el próximo Mundial. Viendo el antecedente ruso, habrá que esperar al movimiento de la AMA tras la denuncia de Xue Yinxian.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios