entrevista con josé ramón lete, presidente del csd

"Soy conciliador, sí, pero para mí las normas también son innegociables"

Más de uno se las promete muy felices con el sustituto de Miguel Cardenal al frente del Consejo Superior de Deportes, pero Lete lo deja muy claro en su visita a El Confidencial

Foto: José Ramón Lete, en El Confidencial.
José Ramón Lete, en El Confidencial.

José Ramón Lete Lasa (San Sebastián, 1957) ha llegado a la cúspide del poder deportivo en España. Es Secretario de Estado para el Deporte desde hace unos días, algo que él mismo define como llegar a la selección nacional de su categoría. En el baloncesto, donde fue profesional, solo lo consiguió en categorías inferiores. En la política, y después de pasar por las oficinas de la Xunta de Galicia en dos ocasiones y también de la Comunidad de Madrid, ha terminado en la presidencia del Consejo Superior de Deportes, la otra denominación posible para un mismo cargo.

El éxito de llegar tan alto es incuestionable, pero el punto en el que se encuentra se parece más al inicio que a la meta. José Ramón Lete tendrá que gestionar el deporte español con sus guerras, sus problemas, la merma de fondos y algunas estructuras anquilosadas que hacen de la responsabilidad un reto mayúsculo. Él lo sabe y no lo oculta. Antes no era así, pues su puesto se limitaba prácticamente a dar medallas e ir a palcos. La época de Miguel Cardenal en el cargo ha cambiado radicamente tanto las funciones como la imagen del CSD: la gestión ya no es acumular sonrisas y buenas palabras. Ahora también hay que dejar las cosas claras y amoldarse a unos criterios estrictos que antes solían quedar difuminados. Lete visitó el pasado viernes a la redacción de El Confidencial para tratar los temas que tiene abiertos, que no son pocos y empiezan, necesariamente, por el fútbol.

Villar y la federación de fútbol

Las elecciones de la RFEF deberían de haber sido a principios de año, pero de momento siguen sin resolverse. Las diferentes versiones del reglamento que ha presentado la federación han ido siendo rechazadas por el CSD al considerar que no se ajusta a la orden ministerial que organiza los comicios en estas instituciones. Es, por descontado, el primer problema importante para Lete. "Tenemos que resolver el tema de las elecciones de fútbol, se tiene que someter a la orden electoral y está siendo una de las prioridades, ver exactamente dónde tenemos el atasco y resolverlo. Es verdad que uno de los primeros pasos que tenemos que hacer es resolver el recurso de reposición que interpuso la Federación contra la delegación por parte de la comisión directiva y eso se va a hacer en los próximos días. A partir de ahí, hay que marcar la hoja de ruta para las elecciones, no sé si nos va a dar tiempo para convocarlas este año", explica el nuevo Secretario de Estado.

Conozco a Villar, mi relación con él es cordial, pero lo que tenemos que ver es la relación institucional que tenemos que mantener

Las relaciones entre el CSD y la RFEF han sido muy tensas, llenas de reproches y, en varios casos, pasadas por el Tribunal Administrativo del Deporte para dirimir conflictos. "Creo que la relación con esta Federación de Fútbol y con cualquier otra debe ser de absoluta cordialidad y respeto institucional, faltaría más. Con la de fútbol todavía más, pues es un hecho que es una federación que por sus focos mediáticos, por lo que mueve, incluso económicamente, es una federación absolutamente primordial. Dicho todo esto, conozco a Ángel María hace mucho tiempo, mi relación con él personal es cordial, pero aquí lo que tenemos que ver es la relación institucional que tenemos que mantener hay que tener cumpliendo con los objetivos, las normas…", reflexiona el dirigente.


Las federaciones

Son el modelo organizativo del deporte español y no siempre han funcionado con la eficacia deseada. Han sufrido recortes muy drásticos en los últimos cuatro años que ha abocado a la mayoría a planes de viabilidad muy duros. "Creo que hemos dado pasos para modernizar todo eso y que al final cumplan las funciones que tienen que cumplir. Es un modelo ‘sui generis’, la gente no lo entiende. Son instituciones privadas pero es verdad que ejercen funciones públicas por ley y por lo tanto están desde la Ley del año 80 y la del 90, que es la última, en todas las legislaciones de todas las comunidades autónomas. Es verdad que se han ido dando pasos, porque yo recuerdo en mi etapa de Galicia que al final las federaciones casi eran un monopolio y eso hoy ya no se discute, no valen los monopolios ni los públicos, monopolios privados tampoco y creo que eso las federaciones lo han ido asumiendo y se han ido adaptando a la realidad deportiva y social actual".

Las federaciones han vivido de espaldas a la sociedad, esperando a que llegara el Estado

El principal factor de riesgo en las federaciones es el económico. Los tiempos de escasez han dejado los programas deportivos tiritando y ya no hay rescates posibles, como antes eran comunes. "En un momento de crisis, el sector del deporte, como otros, se ha considerado menos prioritario, aunque para mí lo es, por la implicación que tiene con la educación, la sanidad y el bienestar. La sanidad, las pensiones y la educación han sido prioritarias en esta época, el foco de atención, más del 70% de los presupuestos van dirigidos al estado del bienestar y, por lo tanto, se han resentido. Eso es inevitable. Lo que sí es cierto es que tenemos una estructura institucional que ha permitido que invierta el estado, las CCAA, las diputaciones provinciales y locales, y eso es lo que seguramente ha aguantado todo el entramado del deporte", analiza el Secretario de Estado del Deporte.

También ha habido problemas porque no siempre las federaciones han sabido o han querido adaptarse a la nueva realidad. "Creo que ya son conscientes, ha sido un trabajo duro y creo que lo han hecho. Posiblemente las federaciones han vivido de espaldas a la sociedad, pensando que ya llegaría el Estado a cubrir las necesidades. Han visto en un momento determinado que no es posible, ni siquiera en vacas gordas. Hemos hecho un trabajo impresionante estos últimos años para que sus federaciones vayan ajustando sus estructuras, y eso va a seguir siendo así".

Las federaciones eran un monopolio y eso hoy no se discute, no valen ni los públicos ni los privados tampoco; creo que lo han asumido

De manera paralela, van surgiendo conflictos en las elecciones, algo que no es patrimonio exclusivo del fútbol. Otro entuerto en las manos del nuevo CSD. "Yo creo que problemas en las elecciones ha habido siempre: recursos, sometimientos o no a la norma, interpretaciones diferentes, denuncias de todo tipo... No creo que haya habido más que en otras ocasiones. Lo que ocurre es que ahora todo se sabe y se publicita, y eso está muy bien. Nosotros no vamos a cesar en nuestra intención de que esto se someta a los principios y la letras de lo que marca la orden electoral que propicia estas elecciones. Yo siempre recuerdo polémica, y es hasta legítimo, cuando hay candidaturas distintas y principios democráticos puede haber cosas que uno no ve correctas, y para eso tenemos las instancias administrativas, los tribunales administrativos y en último término los tribunales ordinarios, creo que es parte de este juego", explica José Ramón.

Lete, además, aboga por la limitación de mandatos en la presidencia como una política rectora, aunque entiende que debe ser algo que surja de las propias federaciones y no impuesto desde el CSD: "Creo que la alternancia es buena, el cambio de equipos, siempre que sean buenos gestores, que es lo importante. Si son malos es más recomendable todavía. Sí creo que hay que reflexionar sobre esta cuestión. Ya tengo más dudas si eso se debe imponer desde la Administración Pública", comenta.

El dopaje

El problema de la salud y de las trampas en el deporte han sido un tradicional quebradero de cabeza para el CSD. En este momento, el principal motivo de preocupación es que los laboratorios españoles no tienen la autorización de la AMA para operar. La ley española no está adaptada al código mundial, lo que ha puesto a España en la lista de países no cumplidores internacionalmente en materia de dopaje. No se ha solventado hasta el momento por la interinidad del Gobierno en los últimos meses, algo que ha cambiado recientemente. "No ha favorecido la imagen de España en ese sentido. Es verdad que al final un Gobierno en funciones no podía proponer unos cambios sustanciales a través de una ley orgánica, pero ya tenemos el texto para sacarlo en cuanto podamos. Espero desbloquearlo en las próximas fechas, o por lo menos buscar cierto consenso parlamentario, porque esto tiene que ser ratificado en el Parlamento. Para llevarlo a cabo necesitará la colaboración del resto de grupos, pero no creo que vaya a haber problema con ello, pues es una mera transposición de una norma internacional, uno de los trámites más sencillos de aceptar para todos los partidos".

El cierre de laboratorios no ha beneficiado la imagen de España; ya tenemos preparada la nueva ley para desbloquear el problema

Una de las reclamaciones internacionales más comunes, pues esto dista mucho de ser un problema exclusivamente español, es la necesidad de una independencia real de las agencias antidopaje con respecto a los gobiernos. Más aún a la luz de las cuestiones que ya se saben sobre lo ocurrido en Rusia. Lete no cree que ese sea un problema en España, por más que él orgánicamente sea presidente de la AEPSAD: "Yo creo que ya es independiente, pero estamos abiertos a reflexionar sobre todo aquello que redunde en la mejora de la lucha contra el dopaje. Si este es uno de los requisitos imprescindibles lo tendremos que pensar y tomar medidas. Yo no creo que sea tan importante, porque la agencia ya es independiente. Tiene una dependencia orgánica y presupuestaria, es obvio, no sería posible una agencia independiente desde el punto de vista económico y financiero, alguien tiene que pagar eso, que cuesta mucho".

En todo caso, y es la clave en este punto, la determinación de Lete en el asunto del dopaje se verbaliza con claridad. "Tolerancia cero. Queremos un deporte limpio, es nuestro principio fundamental, y que tenga todo el mundo claro que vamos a aplicar todo el tema del deporte limpio y la tolerancia cero y no vamos a aceptar ni a admitir atajos ni saltarse las normas en este ámbito", afirma rotundo.

Queremos un deporte limpio, es nuestro principio fundamental, que lo tenga todo el mundo claro; Tolerancia cero

El talante negociador

Miguel Cardenal tuvo durante su mandato sonados conflictos con Villar, Escañuela o Alejandro Blanco. Algunas voces apuntan a que Lete llega también para bajar la beligerancia del CSD, ser más conciliador y menos proclive la choque. Más allá de las políticas están las formas y José Ramón explica las suyas. "Aprendí hace mucho tiempo que en algunos ámbitos sociales concretos la buena educación y la conciliación se ve como un signo de debilidad, pero yo creo que no es cierto. He dicho siempre de forma clara que las puertas están abiertas, que el diálogo y la cooperación van a ser permanentes, pero siempre cumpliendo las normas del juego, eso es inevitable. En el deporte es lo que aprendes: a respetar el adversario, pero, sobre todo, a respetar las normas. Eso es innegociable", sentencia el nuevo Secretario de Estado de Deportes..

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios