Triatletas, mamás y trabajadoras: 3 en 1
  1. Deportes
ejemplos de la cultura del esfuerzo

Triatletas, mamás y trabajadoras: 3 en 1

Son mujeres todoterreno dentro y fuera de las pistas, triatletas y madres que compaginan una de las disciplinas más duras y exigentes con sus trabajos e hijos. Son las triatletas del siglo XXI

Foto: Muchas mujeres hacen esfurezos extra para compaginar su vida como madres con un deporte tan exigente (Reuters)
Muchas mujeres hacen esfurezos extra para compaginar su vida como madres con un deporte tan exigente (Reuters)

Son mujeres todoterreno dentro y fuera de las pistas, triatletas y madres que compaginan una de las disciplinas más duras y exigentes con sus trabajos e hijos. Son las triatletas del siglo XXI. Reparten su tiempo calzándose zapatillas deportivas, haciendo entreno de rodillo, dándolo todo en sus puestos de trabajo y preparando exámenes con sus pequeños. A pesar de estas jornadas maratonianas no renuncian a nada,como Esther Fernández;es azafata de vuelo, tiene 42 años, dos niñas y una pasión: el triatlón:

"Me rompí un ligamento mientras aprendía a esquiar, por lo que me pasé al snowboard porque era menos lesivo para las rodillas;probé y ya hace 12 años que sueño cada invierno con subir a las pistas", relata la azafata. "A raíz de esto el traumatólogo me dijo que no volvería a correr y así lo hice hasta quehace 2 años, ojeando una revista, vi anunciado un triatlón popular y me apunté para probar", añade. Y recuerda que "un amigo me enseñó lo que eran los piñones y los discos;me prestó una bicicleta y me gustó la experiencia, aunqueno me planteé seguir por falta de tiempo,tanto para entrenar como para competir, y ni mucho menos apuntarme a mi actual equipo -Ecosport Triatlon Alcobendas- hasta que otro amigo insistió tanto en ello por la fe que tenía en mí que decidí hacerlo en su honor".

Esther es medalla de bronce en categoría élite en el Campeonato de España deDuatlón Cross. Compaginar sus objetivos deportivos con su faceta como madre no es fácil, como bien subraya: "Es muy difícil porque el día no da para todo, aunque mis hijas son mi prioridad. Hay que tenermucha fuerza de voluntad y superar mucho cansancio. En mi caso hablo deentrenarsin dormir tras regresar de un vuelo transoceánico o subirmeal rodillo a las 22:00 horas, y a veces a las 23:00, cuando se acuestan mis hijas, sacrificando vida social y alguna cosa más".

El poder de la mente

Definitivamente el triatlón engancha. Amparo Flórez es ingeniero de minas y tiene claro lo que pensará de ella su bebé dentro de unos años: "pues que está un poco chalada". Pero para ella el deporte es como respirar. Apunta que"en general adoro el deporte, pero el triatlón me encanta por la variedad de entrenamientos y disciplinas. Además, siendo un deporte individual entrenas en equipo, con lo que tu rendimiento aumenta. Por último, porque en competición, tu cuerpo y tu mente se tienen que adaptar muy rápidamente a cada disciplina;pasas de tu mejor a tu peor deporte en minutos". Reconoce que "amíme da un descanso de la rutina diaria y fuerza para el día siguiente. Además te da acceso a conocer a otras mujeres como tú, independientes, activas, sin complejos, fuertes en lo físico y sobre todo en lo mental".

Del baloncesto, el waterpolo o el patinaje artístico al triatlón.Amparo, aunque insiste en que la familia es lo más importante, reivindica 20 minutos de desfogue que laayude a enfrentarse de otra forma a la vida. Otras como Isabel Zapata no concibe la vida sin el triatlón: "Tengo una amiga que utiliza un dicho árabe en su blog y que para mi resume perfectamente lo que pienso: 'el que quiere algo, busca un medio. El que no, busca una excusa'. Nadie te exige que seas la mejor, ni campeona de España de nada. Las triatletas de verdad son las mujeres con la autoestima más alta que conozco. Yo cada año tutelo a muchas compañeras nuevas que se incorporan al equipo, con todas las dudas y miedos del mundo, y siempre les digo que sólo hacen falta dos cosas para ser triatleta: ilusión y fuerza de voluntad".

Isabel tiene grandes dosis de las dos cosas, una combinación que le hace cocinar una rica cena a sus hijos adolescentes y acudir puntualmente a sus entrenamientos. Con esta disciplina se ha hecho un hueco entre las grandes del triatlón. Reconoce que"la verdad, no se cuántas medallas he ganado ya. Creo que en campeonatos de España, a nivel individual, puedo tener unas 13 o 14, pero lo que más feliz me hace sentir siempre es conseguir una medalla por equipos. La sensación de plenitud es total". Y significa que "en años anteriores he tenido el privilegio de ganar medalla por equipos en Campeonatos de Madrid y de España, pero este año ha sido más que especial, porque ha sido muy duro, con la participación en dos pruebas de distancia Ironman y tres pruebas de media distancia, y creo que siempre llevaré en mi recuerdo el oropor equipos queconseguícon Laura y Yolanda en el Campeonato de España de Triatlón de Larga Distancia y el bronce con Libertad y Maite en el Campeonato de España de Media Distancia".

Sin miedo y con perseverancia

Triatlón de invierno, duatlones, acuatlones, larga distancia… ¡Puedecon todo!. Ellas disfrutan y sus hijos las admiran.Encontrar el equilibrio es fundamental para María Torres, gerente de una empresa de moda, que lleva más de dos años practicando este duro deporte. Reconoce que"es una parte importante, pero no tiene tanto protagonismo como la familia o el trabajo. Es un complemento que me apasiona y pretendo que siga formando parte de mi vida muchos años, pero como no soy profesionalme mantengo firme y con los pies en la tierra. Por otra parte estoy muy comprometida con mi club y mis compañeros de equipo, y siempre que mi agenda me lo permita estaré dispuesta a competir y a dar el 110% de mi capacidad como deportista".

En su club, el Ecosport Triatlon Alcobendas, más de 50 mujeres entrenan para superarse cada día. Llevan 16 años como asociación deportiva y es uno de los equipos de referencia del país. El triatlón femenino es su fuerte ya todas las triatletas que forman parte de esta familia les une su sentido de la disciplina y diferentes retos por alcanzar. Yno, nunca es tarde para empezar."Que se animen todas a practicar lo que realmente les guste. Que no tengan miedo, ya que con perseverancia, organización y voluntad se puede llegar muy lejos".Palabra de María. Esther, Isabel y Amparo, que también quieren compartir lo que a ellas tanta satisfacciones les da. Llevan el deporte en su ADN y el triatlón metido en vena. Son mujeres todoterreno, mamás y deportistas con mayúsculas.

Más información ensubetudeporte.com

¿Deportista y Hipster?¡SÍ!

Fenómeno 'running'

Triatlón Ironman Running
El redactor recomienda