El culebrón Casillas (esta vez parece que sí) entra en su recta final
  1. Deportes
una historia interminable que llega a su fin

El culebrón Casillas (esta vez parece que sí) entra en su recta final

Un cuarto de siglo y 16 temporadas. Este es el tiempo que Casillas ha llevado el escudo del Real Madrid en el pecho. Un periplo que parece que por fin parece solucionarse y el capitán se irá al Oporto

placeholder Foto: Iker Casillas durante un partido de la temporada pasada (Reuters).
Iker Casillas durante un partido de la temporada pasada (Reuters).

Un cuarto de siglo y 16 temporadas. Este es el tiempo que Iker Casillas ha llevado el escudo del Real Madrid en el pecho. Un periplo que vive sus últimas horas después de los vaivenes vividos en los últimos días. Vaivenes hasta el final, que parece ser inmediato y que terminará del todo cuando Madrid y Oporto hagan oficial el fichaje de Casillas por los portugueses, porque el acuerdo entre Casillas y el Madrid es total y sólo falta la firma. El capitán merengue abandona su casa y lo hará sin despedirse, sin ni siquiera una rueda de prensa.

Con el fin de las vacaciones estivales, las negociaciones se avivaron y la salida del portero se convirtió en un hecho. Cuando todo el mundo esperaba el anuncio oficial del traspaso, la operación saltó por los aires por razones económicas. Todos los movimientos se bloquearon y con la tensión marcando el ritmo, ambas partes decidieron volver a empezar para buscar de nuevo un punto en común. Éste llegó en la mañana del viernes: las negociaciones han vuelto al punto de acuerdo y lo único que faltapara redondear la operación es el anuncio oficial.De momento, tal y como informa AS,Casillas ha llegado a Valdebebas sobre las 10:30 de la mañana para despedirse de sus compañeros que entrenaban en la ciudad deportiva desde las 9:30. Una hora después, abandonó las instalaciones. Sin embargo, dos problemashan surgido a última hora. Primero, problemas a la hora de redactar el documento que ponga punto y final a la historia, y en segundo,el Espanyol no acepta la oferta realizada por el Madrid para recuperar a Kiko Casilla, un protagonista inesperado que se ha colado en la fiesta en las últimas horas. Y cuando parecía que nada iba a pasar hasta este domingo, el diarioMarcaaseguraba que por fin se habían resuelto los problemas fiscales que habían supuesto el último escollo a la negociación y, a falta de la dichosa confirmación oficial, Casillas es nuevo jugador del Oporto.

La Cadena Cope, a primera hora de la tarde del sábado, informaba sobre la ruptura del acuerdo, al no querer asumir el Real Madrid riesgos fiscales en España.Para liar más la situación, el Espanyol se niega a aceptar la oferta que el Real Madrd ha hecho para fichar a Kiko Casilla, otro protagonista que se ha colado en esta compleja historia.Joan Collet, presidente del club de Barcelona, algo molesto dejó claro que “ofrecer cuatro millones de euros es valorar muy poco al futbolista y al Espanyol. Es que ni tengo en cuenta esta oferta”. El mandatario fue más allá y recalcó que “si no varía la oferta del Real Madrid, ni me sentaré a hablar del asunto”. Hay que recordar que la cláusula de rescisión del portero está fijada en 20 millones de euros. “Vender por lo que marca una cláusula pocas veces se cumple. Ojalá fuera así… De cualquier manera, estamos abiertos a negociar”.

Hay que recordar que el jueves por la noche el panorama cambió por completo. Cuando parecía que la operación estaba encaminada, las negociaciones entre Casillas y el Real Madrid se quebraron. Casi por completo, para generar un estado de tensión máxima. Sin embargo, el viernes por la mañana las aguas volvieron a su cauce, el club cedió a las pretensiones del jugador y el asunto quedó cerrado a falta de los últimos detalles y de que el club rematase otras operaciones paralelas. La vida de Iker como jugador madridista entraba ya en su recta final. El portero quería cobrar íntegramente los dos años de contrato que le ligaban a la institución blanca -13 millones de euros limpios- y se salió con la suya. Florentino Pérez tuvo que ceder, sabiendo que De Gea esperaba ansioso en Manchester y de que Rafa Benítez corría el peligro de iniciar la gira por Australia y China con un guardameta que no estará a sus órdenes.

Según informaba Onda Cero en la mañana del viernes, Iker Casillas desestimó despedirse en el Santiago Bernabéu, con sus puertas abiertas para que la afición acudiera para decir adiós a su capitán. Prefiere hacerlo con una rueda de prensa y punto; sabe de sobra que de apostar por el plan inicial que tenía diseñado el club, decenas de seguidores que están en su contra podrían cargar de tensión el acto. Muchos aficionados (un centenar aproximadamente) se presentaron el viernes en las inmediaciones del estadio pensando que dicho acto tendría lugar. Pero no fue así. La opción de que el Trofeo Santiago Bernabéu, previsto para mediados de agosto y que enfrentaría a Real Madrid y Oporto, se convirtiera en el partido homenaje circulaba como opción para tributar al portero un adiós decoroso y en condiciones.

¿Y los protagonistas de toda esta historia? Hasta el momento, el único momento en el que se les había visto fue este jueves en Valdebebas. La ciudad deportiva fue el lugar elegido por Rafa Benítez para tener un primer encuentro con la plantilla del Real Madrid para hacer las pertinentes presentaciones. Hasta allí se trasladó Florentino Pérez… e Iker Casillas. Ambos se saludaron con un abrazo y, posteriormente, el guardameta estuvo presente en la charla que dio el nuevo entrenador madridista. El viernes por la mañana los jugadores blancos pasaron los pertinentes reconocimientos médicos con Casillas presente. Donde no participó fue en el entrenamiento programado para la tarde del viernes (19:00). Las cámaras de Cuatro encontraron al portero comiendo en Boadilla y allí le interrogaron. Primero se interesaron por cómo estaba: “Bien, muy bien hombre”. Acto seguido preguntaron por la elección hecha: “Bueno, no hay ninguna decisión tomada ni ninguna hecha”.

Todavía quedaba toda la tarde del viernes para hacer oficial un secreto a voces, pero el anuncio no llegó por parte de las partes implicadas. Por ello, todo apunta que a lo largo del sábadose hará público el comunicado en el que se detalle el traspaso de Iker Casillas al Oporto. Todo apunta a que no se dilatará más en el tiempo puesto que el Real Madrid se ha marcado el domingo como fecha tope para cerrar la operación. ¿La razón? Es el día en el que la plantilla blanca pondrá rumbo a Australia para iniciar la pretemporada. Con los últimos flecos definidos, el siguiente paso para el portero sería incorporarse a la disciplina del Oporto que este fin de semana también inicia su pretemporada en Holanda.

Los personajes secundarios esperan

Lo cierto es que la jornada fue intensa y frenética desde el principio. El acuerdo con Casillas era un hecho, pero pasaban las horas y el Real Madrid no hacía oficial la noticia. Y es que Van Gaal entraba en juego para poner de los nervios a Florentino Pérez. Con la sartén por el mango, el entrenador holandés no cedía, exigiendo un carro de millones que el club blanco no quería desembolsar por De Gea. El presidente blanco siempre pensó que 25 millones de euros en la mano y 5 más en variables era más que suficiente para fichar a un portero que queda libre en un año. Pero el técnico del United siempre sostuvo que 40 millones era lo adecuado. Para liar más el asunto, la prensa británica informa que Van Gaal se ha encaprichado con el rojiblanco Oblak como sustituto de De Gea.

Mientras, los nombres de Keylor Navas y Kiko Casilla aparecen en cualquier información relacionada con la salida de Iker. Otros protagonistas secundarios en esta película, pero con un papel fundamental. El portero del Espanyol ya estuvo cerca de vestirse de blanco hace un año, cosa que finalmente no sucedió porque la salida de Casillas no se produjo. Y el de Costa Rica, también en boca de todos, esperaba decisiones que podían afectarle dependiendo de lo que sucediera en las oficinas del Santiago Bernabéu y Old Trafford. Una historia que no sellaba un final feliz para todas las partes.

Mercado de fichajes Real Madrid Iker Casillas Oporto
El redactor recomienda