Madrid 2020: contra la perfección de Tokio y el multiculturalismo de Estambul
  1. Deportes
LA CANDIDATURA ESPAÑOLA, CONVENCIDA DE CONSEGUIR LOS JJOO

Madrid 2020: contra la perfección de Tokio y el multiculturalismo de Estambul

Ha comenzado la cuenta atrás. Madrid afronta su última semana antes de que, en Buenos Aires, se decida la sede de los Juegos Olímpicos de 2020

Foto: Los miembros de la candidatura de Madrid confían en ser olímpicos (Efe).
Los miembros de la candidatura de Madrid confían en ser olímpicos (Efe).

Ha comenzado la cuenta atrás. Desde que Río de Janeiro fuera elegida para albergar los Juegos de 2016, Madrid entró de lleno en su tercera carrera olímpica en pos de conseguir ese sueño que comenzara allá por 2008. Estamos a una semana de que, en Buenos Aires, los miembros del Comité Olímpico Internacional (COI) desvelen el nombre de la próxima ciudad que tendrá el honor y la responsabilidad de organizar unos JJOO. La capital españolaconfía en que ésta será la definitiva y que lleva el mejor proyecto de las tres finalistas, pero antes deberá convencer a los miembros del COI de que Tokio y Estambul no están a la misma altura. Habrá que tirar por tanto de ‘lobby’ para conquistar esos habituales votos indecisos.

La capital japonesa, que por cierto parte como favorita en las casas de apuestas británicas, tiene su punto fuerte en el aspecto estructural. Tokio presenta un proyecto técnicamente muy completo y cuenta además con el mayor presupuesto, 83 millones de dólares, en su segunda comparecencia para convertirse en sede olímpica (la primera fue en 2016).

La parte negativa de la candidatura nipona reside en los teóricos problemas de seguridad por los efectos derivados del tsunami de Fukushima en 2011. Las fugas radiactivas del peor desastre nuclear desde Cernóbil (1986) han provocado incluso las negativas de algunos deportistas a competir en esas condiciones. Tampoco contaría a su favor la cercanía de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang (Corea del Sur) que se celebrarán en 2018.

Y la otra gran rival de Madrid 2020, Estambul, comparece por quinta vez en la carrera olímpica y apuesta por el multiculturalismo y la condición de potencia económica emergente como aspectos positivos para que la decisión final se decante a su favor. Eso de celebrar los primeros Juegos en dos continentes, Europa y Asia, es un aspecto que gusta en el COI. Además, la ciudad turca entraría, al igual que Madrid, dentro de esa ley no escrita de rotación de continentes y vuelta a Europa que se ha ido dando en los últimos tiempos y por lo que en 2020 volvería a ser el turno del ‘Viejo’.

Su punto débil se enfoca en una cierta debilidad actualmente de sus infraestructuras y el haberse postulado para organizar también la Eurocopa de 2020, algo que resultaría absolutamente inviable. Pero lo que fundamentalmente puede dejar a Estambul fuera de combate son las últimas revueltas populares, que le han hecho perder cierto ‘punch’ en este sprint final.

Madrid 2020, por voz de su máximo exponente, Alejandro Blanco, expone que se trata de un proyecto palpable (el 80% de las infraestructuras ya están construidas), que la capital de España ya ha demostrado en multitud de ocasiones su capacidad para organizar grandes eventos deportivos (Eurobasket, Mundial de balonmano, Masters 1000…) y que cuenta con un tremendo apoyo popular, la que más de entre las tres finalistas.

Los responsables de la candidatura ya se encuentran en Buenos Aires. El presidente de Madrid 2020 y del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco; la consejera delegada de Relaciones Internacionales de Madrid 2020, Theresa Zabell; el consejero delegado de Madrid 2020, Víctor Sánchez; el director de Relaciones Institucionales, Ignacio Fernández; la alcaldesa, Ana Botella, y el comisionado del Ayuntamiento para Madrid 2020, Fernando Villalonga. A ellos se unirán el próximo día 7 el Príncipe Felipe, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y deportistas como Pau Gasol y, si fuera posible, Rafa Nadal.

Madrid 2020 Juegos Olímpicos Buenos Aires Alejandro Blanco Ana Botella Príncipe Felipe Mariano Rajoy
El redactor recomienda