Talant Dujshebaev vive una "tormenta": "Si pudiera, compraría el equipo"
  1. Deportes
EL TÉCNICO SE MUESTRA "IMPOTENTE" Y MUY AFECTADO TRAS LA DESAPARICIÓN DEL BM ATLÉTICO

Talant Dujshebaev vive una "tormenta": "Si pudiera, compraría el equipo"

Talant Dujshebaev (Biskek, Rusia 1968) era el actual entrenador del ya desaparecido Balonmano Atlético de Madrid. Dos años ha durado el sueño del club rojiblanco en la Liga

Foto: Talant Dujshebaev vive una "tormenta": "Si pudiera, compraría el equipo"
Talant Dujshebaev vive una "tormenta": "Si pudiera, compraría el equipo"

Talant Dujshebaev (Biskek, Rusia 1968) era el actual entrenador del ya desaparecido Balonmano Atlético de Madrid. Dos años ha durado el sueño del club rojiblanco en la Liga Asobal. Este martes, se confirmaba la noticia a través de un comunicado: “Esta sociedad ha tomado la decisión de no continuar en su actividad deportiva” afirmaba Domingo Díaz de Mera, el presidente de la entidad. Un varapalo para el mundo del balonmano. Una notica “muy triste” reconoce Dujshebaev a El Confidencial. El técnico está muy afectado y afirma que su cabeza es “una tormenta”. Además, Talant asegura que no dudaría en comprar el equipo “si tuviera los medios suficientes”. Todo, por un equipo, que antes como el Ciudad Real y en los dos últimos años como el Balonmano Atlético de Madrid, le ha permitido cumplir “un sueño”.

“Es muy mala noticia que desaparezca un equipo de alto voltaje, de alta experiencia por lo que supone para el deporte español”, afirma a este diario Juan de Dios Román, expresidente de la Real Federación Española de Balonmano. El técnico del Atlético durante sus dos años, Talant Dujshebaev, de vida explica cómo se sintió tras conocer la noticia: “Me enteré el lunes por la mañana, tras hablar con el presidente. Estoy afectado de una manera drástica. Estoy muy triste. Es muy desagradable que esto pase con cualquier entidad deportiva. Me siento impotente por no poder ayudad a sacar este proyecto adelante”, asegura.

Talant Dujshebaev ha ganado con el BM Atlético de Madrid dos títulos de Copa del Rey y un título de Supercopa de España, además de un Mundial de Clubes, entre otros títulos. El ruso ha llevado al éxito al club rojiblanco en sólo dos temporadas. Con esta nueva situación sobre la mesa, explica a este diario lo que más le preocupa: “Sobre todo, los jugadores. Me gustaría que todos encontraran equipos en los que pudieran seguir desarrollando su profesión en buenas condiciones. Por supuesto, también la afición y cómo se va a desarrollar este deporte en España. Esta desaparición va a traer consecuencias mucho peores de lo que parece. La culpa ha sido nuestra por no saber vender bien el balonmano”, afirma. A partir de ahora, la Liga Asobal tendrá quince clubs y catorce lucharán por ser segundos, ya que el Barcelona ya no tendrá oposición. 

La entrega de Dujshebaev a este club ha sido indudable. Juan de Dios Román reconoce el buen hacer del técnico: “Talant estaba dando un ejemplo de entrega y de amor a este equipo, todo hacía suponer, que con un grado presupuestario inferior, que el equipo iba a seguir en marcha”, asegura. El entrenador llevaba un año tratando de encontrar un patrocinador para el equipo, pero nunca llegó a imaginarse esta situación: “Buscaba para ayudar al club, al presidente. Era mi voluntad, nadie me obligaba. Tiré de mis contactos, de empresas de amigos, de gente con poder político y económico, pero no encontraba respuesta. Me siento mal por esa parte”. Tanto era el deseo del técnico ruso de que el club continuase que no dudaría en comprarlo si pudiese: “Si fuera empresario y tuviera suficientes medios, lo compraría sin duda, para que el proyecto continuase”.

Dujshebaev no está preocupado por la situación de su hijo Alex, al que había fichado para que la próxima temporada jugase en el BM Atlético de Madrid: “Estoy tranquilo por él. Es un buen chico y un buen profesional. En cuanto se supo la noticia de que el equipo desaparecía recibió varias ofertas de equipos de Champions. Esto son buenas noticias para él, además quiere asumir ese reto”. Por su parte, el técnico trata de mirar al futuro con calma, la que ahora le falta tras saltar esta noticia: “Necesito tener la cabeza fría, ver qué puedo hacer. Si por mi bien tengo que pararme un año, pues pararé. Mi cabeza ahora es una tormenta, quiero calma”.