EL CENTRAL YA ES UN REFERENTE DE OSASUNA

Arribas tira del carro pero con calculadora: "En Granada nos vale el empate"

La lucha por no descender a Segunda es para los equipos modestos su particular Champions League. Como es habitual, los clubes metidos todavía en problemas llegan a las últimas

Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    La lucha por no descender a Segunda es para los equipos modestos su particular Champions League. Como es habitual, los clubes metidos todavía en problemas llegan a las últimas jornadas rodeados de nerviosismo e incertidumbre. En el caso de Osasuna, el joven defensa Alejandro Arribas se ha encumbrado dentro de este difícil escenario en uno de los referentes de su equipo gracias a los dos goles anotados en apenas quince días ante Rayo y Getafe. Sobre todo el último de ellos, que significó la victoria por la mínima ante el equipo azulón, ha dado media salvación a un conjunto rojillo que hoy, sábado, visita Granada para vivir un duelo directo cargado de importancia para la clasificación, donde ambos cuentan con 36 puntos.

    El madrileño reconoció en una charla con El Confidencial que lo importante ahora es no volverse locos y, a pesar de que una victoria en Los Cármenes les dejaría con pie y medio en Primera, aseguró que con un punto se darían por satisfechos: “Existen nervios sobre todo porque nosotros tenemos dos partidos fuera y uno en casa, lo contrario que el Deportivo (el equipo que ocupa ahora la 18ª plaza, primera de descenso, con 32 puntos). Pero aunque ellos ganen los dos de local, hay que hacer buena la ventaja que tenemos ahora. Creo que tanto a Granada como a nosotros nos valdría el empate este sábado, y después con conseguir una victoria podría valernos”.

    Arribas ha dado mucho qué hablar en Pamplona los últimos días. Su tanto de cabeza hizo estallar de júbilo a El Sadar el pasado sábado, en una tarde donde el osasunismo mostró la mejor de sus caras apoyando a los suyos de manera incondicional. “El ambiente fue impresionante, me recordó al que viví en Vallecas el año pasado en el Rayo-Granada (partido donde los vallecanos se salvaron en el último segundo de la pasada Liga). La afición de Osasuna va de frente y pide cosas sencillas, quiere que corras y que pelees sin cesar, no te pide nada más ni nada menos que eso”, afirma el central, que acaba de cumplir 24 años.

    El exrayista reconoce que el nerviosismo fue en aumento durante el Osasuna-Getafe, al ver cómo parecía imposible abrir el marcador: “Nino ha fallado varias ocasiones que habitualmente marca con facilidad. Si me dan a elegir a un compañero para que encare al portero rival le escogería a él siempre, en los entrenamientos es el mejor en eso, pero parece que no está teniendo suerte”.

    Su gol trajo la tranquilidad

    Quizá por ello ha cobrado tanta relevancia la aportación ofensiva de Arribas, en un equipo que adolece este año de una alarmante falta de pegada (29 tantos a favor, el peor registro de Primera). Dos goles que reconoce “han traído más tranquilidad y confianza al grupo”, y que se unen a su destacado papel defensivo, de quien es titular indiscutible con Mendilibar como ya lo fuera con Sandoval, lo que motiva que su nombre siga cotizando al alza.

    Ya contamos hace un año en este diario que la principal clave del juego de Arribas era su gran concentración y la inquebrantable fe que tiene en sí mismo. Condiciones que le han valido para acoplarse tan rápidamente a las características de Osasuna. Su juventud, dentro de un grupo más bien veterano, no es un impedimento para que su peso dentro y fuera del terreno de juego vaya creciendo. Los rojillos se la juegan en estas tres últimas jornadas, y cuentan para esa pelea con la determinación de Alejandro Arribas, quien se ha puesto hombro con hombro junto a los Puñal, Flaño y compañía para tirar del carro y lograr la permanencia un año más.
    Deportes
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios