Es noticia
Menú
Bayern y Borussia no precisan de sus estrellas para seguir ganando
  1. Deportes
CON LA LIGA DECIDIDA, AMBOS EQUIPOS VOLVIERON A GANAR

Bayern y Borussia no precisan de sus estrellas para seguir ganando

Tras la exhibición del fútbol alemán esta semana en la Liga de Campeones, ambos equipos volvían a competir en la admirada Bundesliga, ejemplo de buen hacer

Tras la exhibición del fútbol alemán esta semana en la Liga de Campeones, ambos equipos volvían a competir en la admirada Bundesliga, ejemplo de buen hacer y respeto al aficionado. A pesar de no tener nada en juego, lograda ya la Liga por el Bayern de Múnich, ninguno de los técnicos quiso arriesgar con sus titulares. Tanto Heynckes como Klopp sacaron a los menos habituales. No quieren concesiones a falta de un partido que decidirá quienes serán los finalistas de la final de Wembley el próximo 25 de mayo.

El Borussia de Dortmund, tras pasar por encima del Madrid el pasado miércoles, reservó a la mayor parte de sus habituales en su duelo de la Bundesliga ante la Fortuna de Dusseldorf de este sábado. Los de Klopp no terminan de fiarse del Real Madrid pese a la goleada cosechada el miércoles por 4-1. En su encuentro de esta jornada, tan sólo Hummels repitió en el once inicial. Tras años compitiendo al máximo nivel en la Bundesliga, habiendo logrado dos títulos en los últimos cuatro años, Jurgen Klopp no quiere sorpresas en la vuelta de Liga de Campeones.

Con una plantilla a bajo coste, compuesta de jugadores desechados por los grandes, el conjunto de Dortmund es uno de los grandes ejemplos del trabajo bien hecho en una industria del fútbol cada vez más mercantilizada. Con una afición fiel e identificada con los suyos, sueñan con la posibilidad de repetir la gesta del año 97. En aquel año el equipo de la ciudad de unos 500.000 habitantes lograba la Copa de Europa.

Tras aquella gesta, el equipo sufría graves problemas económicos que pusieron incluso en duda su existencia. Un préstamo del Bayern de Munich, además de la gran organización de la Bundesliga, ha permitido convertir al Dortmund e uno de los grandes clubes europeos. Al mando un entrenador, Jurgen Klopp, que ha conseguido algo complicadísimo en el fútbol profesional actual: desdramatizar una derrota y transmitir una felicidad incontrolable en la victoria. Disfruta del fútbol, exaltando la esencia más intrínseca de este deporte: es un juego, y como tal, debe servir para divertirse.

El Bayern también golea con el ‘plan b’

Tras la goleada del Bayern de Múnich al Barcelona, volvió el Bayern de Múnich al campeonato doméstico. Dominada la Bundesliga con puño de hierro desde el inicio del campeonato y mostrada las hechuras de gran equipo en la máxima competición continental, no se confía el equipo bávaro ante su visita del próximo miércoles al Camp Nou (20:45 h., Canal+ Liga de Campeones). En su encuentro de este sábado ante el Friburgo, Jupp Heynckes reservó a su once inicial.

De los once jugadores que vapulearon el pasado martes al FC Barcelona, tan sólo Boateng repitió como titular. Ni si quiera Neuer, portero titular del equipo muniqués y de la selección alemana, fue de la partida en el duelo ante el Friburgo. Pese a contar con un once plagado de no habituales, con su victoria con 1-0, el equipo bávaro firmó la mejor puntuación histórica de la Bundesliga (84 puntos) con tres partidos todavía por disputarse para la finalización del campeonato.

No quieren ninguna concesión en Múnich de cara a la vuelta de las semifinales de Champions. Tras dos finales disputadas en los últimos tres años, ansían en Múnich alzar de nuevo la ‘orejona’, título que no consiguen desde 2001. En aquella ocasión los muniqueses vencían en la tanda de penaltis a uno de los mejores Valencia de su historia. Tras muchos años sin estar entre los grandes favoritos a la máxima competición continental, el gran trabajo de Van Gaal primero y posteriormente Heynckes ha devuelto al conjunto bávaro la lozanía perdida en el último lustro. La exhibición del pasado martes ante el Barcelona es la evidencia del buen hacer en los últimos años en el conjunto presidido por Uli Hoeness. Con una economía saneada, y una base conjuntada desde hace años, los de Múnich buscan alcanzar, tras dos finales, el título que certifique la jerarquía adquirida en el último año.

Tras la exhibición del fútbol alemán esta semana en la Liga de Campeones, ambos equipos volvían a competir en la admirada Bundesliga, ejemplo de buen hacer y respeto al aficionado. A pesar de no tener nada en juego, lograda ya la Liga por el Bayern de Múnich, ninguno de los técnicos quiso arriesgar con sus titulares. Tanto Heynckes como Klopp sacaron a los menos habituales. No quieren concesiones a falta de un partido que decidirá quienes serán los finalistas de la final de Wembley el próximo 25 de mayo.